martes, 28 de febrero de 2017

ALGUNOS PÓSTERS COMUNISTAS. Parte 18

Décimo octava entrega del arte que desarrolló la poderosa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, como método de propaganda.
Arrancamos con este de 1970, la política americana, resulta increíble que casi 50 años después en Estados Unidos tengan un presidente naranja que piensa igual que en la foto.

Gloria a los conquistadores del Universo!!!

Este Primero de Mayo, honremos a nuestros deportistas!!!

Nuestro trabajo en los campos no puede esperar!!!

Bueno, este no es precisamente un póster, se trata de enorme avion Tupolev Tu-114, utilizado por el mismísmo Nikita Khrushev para pagarle una visita al Vicepresidente estadounidense Richard Nixon en 1958, y qué mejor manera de irrumpir en los cielos neoyorquinos, que con el tetraturbohelice más rápido de la historia (casi 900 km/hr), en ese entonces era además el avión a hélices más grande y el de mayor alcance de su tiempo, con poco más de 10,000 km de autonomía.
Khruschev y su comitiva tuvieron sin embargo, que pagar un precio menor por su osadía, el avión era tan alto y grande, que no exisitó una escalerilla telescópica de suficiente altura, y los dignatarios soviéticos tuvieron que usar la escalerilla de emergencia del avión.

Otra postal del bello Tu-114

Quien iba a pensar que en la Segunda Guerra Mundial del Mundo, los comunistas, capitalistas e imperialistas se unirían en un solo bando, pero en fin, esa coalicion temporal fue resultado de la amenaza del fascimso, representado en la figura del cabo bigotes.

Portada de un catalogo de ods en 1957

Ellos son los que estan en contra de los sovieticos!!!

Los bolcheviques estuvieron en contra del ingreso de Rusia a la triple entente en la Primera Guerra Mundial del Mundo, y así pintaban ellos a dicha coalicion: bajo la máscara de la Paz

Hoy me voy con esta, póster ruso de Avalon pelicula de 2001, de Mamoru Oshii.
MAS IMAGENES AQUÍ
PARTE 8:
PARTE 9:
PARTE 10:
PARTE 11:
PARTE 12:
http://drsamuelbanda.blogspot.mx/2014/04/algunos-posters-comunistas-parte-12.html
PARTE 13:
http://drsamuelbanda.blogspot.com/2014/10/algunos-posters-comunistas-parte-13.html
PARTE 14:

sábado, 25 de febrero de 2017

Chuck Wendig. STAR WARS, AFTERMAT: EMPIRE'S END. Reseña

Ya llegó, ya está aquí. La tan cacareada entrega final de la polémica Trilogía de Consecuencias, escrita por Chuck Wendig (siendo las dos entregas previas Aftermath, y Aftermath: Life Debt), que nos muestra qué ha sido de la Galaxia en los años próximos posteriores a la Batalla de Endor (algo contrario al enfoque publicitario que Disney le dio, de que esta obra era el puente a la nueva trilogía de Star Wars).

El amigo Wendig no la ha tenido nada fácil: a las críticas ardorosas venidas de algunos fanáticos dogmáticos, hay que sumar las críticas bien fundamentadas, que señalan una y otra vez su pobre estilo literario, plagado de hifemas, infinitas oraciones en presente neutral, uso de demasiados modismos "terrestres", expresiones obvias y mucha, mucha redundancia, cosas que en esta tercera entrega, Empire's End, continúan dificultando la lectura.

Empire´s End tiene varios hilos argumentales que requieren un fin satisfactorio, debe ser una novela conclusiva para las otras dos, pero también debe cumplir con los muchos cabos sueltos que ha dejado: ¿Quién es el tal Gallus Rax, es Snoke?, ¿que hay en Jakku que tanto importa a Palpy?, ¿y qué con la batalla de Jakku?

El libro abre con el multicitado Gallius Rax teniendo una breve charla con el Emperador en la segunda Estrella de la Muerte, justo después de que Luke y cía. se infiltran en Endor, y antes de la batalla donde el Tío Ani y Pappa Palpatine conozcan su fin, la plática tiene que ver con lo que hay en Jakku y el futuro del Imperio en los hombros de Rax. Regresamos al "presente" con el Imperio en franca retirada, para encontrarnos al dream-team  protagonista de la saga: Norra Wexley y su hijo "Snap", el ex-oficial imperial Sinjir Rath, la cazarrecompensas Jas Emari y el droide irreverente Mr. Bones, todos ellos van tras la pista de la Gran Almirante Rae Sloane, quien al finalizar Life Debt, había llegado a Jakku, no precisamente para reunirse con el remanente Imperial que yace allí escondido, sino para ir tras Gallius Rax, luego de haber sido usada por éste para atacar a la Nueva República.

Desarrollo de los personajes: del lado de los clásicos, es de destacar el empeño que ha puesto Wendig en Mon Mothma, sus conflictos y preocupaciones como la líder de la Nueva República, que incluso la llevan a tener varios roces cordiales con Leia. Se abordan bien una serie de intrigas políticas entre Mothma y algunos Senadores rivales.

En el lado de los personajes propios de Wendig, se nota que ha pulido el desarrollo de sus protagonistas, todos han venido notablemente de menos a más, y hay mucha madurez en la explicación de sus motivaciones.

Pero el mayor atractivo de este tercer trabajo es la Batalla de Jakku, desde los preparativos hasta el escenario posterior a ella, aquí sí le doy reconocimiento al autor, ha hecho una excelente descripción de la contienda, y hasta ahora la más amplia, pues solo conocíamos la batalla desde ciertos puntos de vista muy limitados (Lost Stars y Battlefront). Incluso Wendig se apunta un tanto al retratar la caída y destrucción del Ravager, el Super Destructor Estelar que se veía boca abajo en el Episodio VII.
La caída del Ravager SSD, tal como se le ve en el videojuego Battlefront III
Referencias a otros personajes y al Universo Expandido: el autor le ha bajado a la cantidad de cameos insustanciales y se ha limitado a algunos bastante decentes. Dentro de las más notables indudablemente esta la "vuelta" al canon de "Lumpy", el hijo de Chewbacca, y que apareciera en el infame especial navideño de 1978, Wendig no se ha molestado sin embargo, en traer al resto de la familia, de la que uno recuerda especialmente al padre de Chewie, que se ponía "frondoso" haciendo videollamadas a los chats más calientes de la Galaxia.

Uno de los personajes de la serie Clone Wars logra hacer su camino hasta el libro: Embo, miembro del equipo de Sugi, la cazarrecompensas que a menudo hacía equipo con Obi-Wan. Tenemos también la aparición de Niima la Hutt, que da nombre al puesto de chatarras de Unkar Plutt.
Embo
En los ahora menos frecuentes interludios tenemos datos sobre Lando Calrissian y el Bloqueo de Hierro que sufrió Bespin (mencionado en otros productos de la franquicia), la Iglesia de la Fuerza (a la que pertenece Lor San Tekka), y hay una referencia a los hechos de Rogue One, llegándose a mencionar por nombre a Orson Krennic y Galen Erso.
Los U-Wings que debutaron en Rogue One tambien tienen su momento en esta novela
Las hamburguesas instantáneas y las clorets en bolsa de plástico también aparecen en Empire´s End. Tal parece que a todos en Jakku les gusta comer estas cosas
Una breve mencion se hace al siempre querido y bien ponderado Gran Almirante Thrawn y su fascinación por las Regiones Desconocidas. El humanoide azul parece tener un pequeño papel en lo que años después será la Primera Orden, y no deja de ser un guiño a la próxima novela que escribe Timothy Zahn.

Por supuesto, no se puede dejar de mencionar el trágico destino que le han dado a Jar Jar Binks, cruel pero quizá justo: empezó no siendo más que el molesto comic-relief del episodio I, y ahora termina como un vil payaso de calle, tratando de expiar sus errores. Esta idea creo yo, es una de esas cosas que vienen directamente de los directores creativos de Disney, y no tanto del propio Wendig.

No obstante el avance en terminos de trama, el estilo de Wendig me da dolores de cabeza hasta el final, y para muestra, he aquí algunas joyitas, en el inglés original:

“Leia, damnit, the door,” Han says from the other side. His voice is  followed swiftly by more thumps and thuds. He’s kicking the door, she realizes.

"Leia, maldita sea, la puerta". Dice Han desde el otro lado. Su voz es seguida rápidamente por más golpes y ruidos. Está pateando la puerta, se da cuenta ella.

¿En serio, Wendig? Pese a estar golpeando la puerta de manera insistente, al leer esa línea de Han no se siente ninguna emoción de su parte, un pequeño signo de exclamación ayudaría bastante. Y brillante poder deductivo el que tiene Leia, no debería desperdiciarlo habiendo tantos problemas en la Galaxia, sin embargo aquí la tenemos malgastando sus habilidades en la Fuerza, para darse cuenta que cuando alguien golpea fuertemente a la puerta, es porque está pateando la puerta. Genio.

Aquí está otra demostración de la habilidad del autor:
The skittermouse does what the skittermouse does:
It skitters.

Esta no puede ser traducida literalmente, pero vendría a ser algo así como, que el ratón merodeador hace lo que hace: merodear (¡nooo! ¿en serio?), luego Wendig dedica casi toda una cuartilla a explicar la biología de ese minúsculo bicho, ¡y todo para llegar a decirnos que el droide Mr. Bones se despierta en medio del desierto y hay uno de esos animalillos junto a él!!!, ¡No seas payaso, Wendig!

En este tercer libro además ha abusado de los paréntesis para introducir notas aclaratorias, muchas de ellas innecesarias, y nos recalca una y otra vez, nuevamente de forma innecesaria, lo que están pensando los personajes.

Evaluación general de la trilogía Aftermath:
Dejando de lado el estilo poco habitual del autor, uno de los motivos que en su momento generó polémica fue la inclusión de personajes homosexuales: pues bien, en términos generales creo que pasó sin pena ni gloria, los personajes gay secundarios fueron prácticamente incidentales, mientras que para uno de los principales: Sinjir Ratha Velus, ser homosexual sí aportó un poco a su desarrollo y a la trama: su pareja es fundamental en desembrollar un enredo político, ademas el sujeto experimenta toda clase de conflictos que uno esperaría en cualquier oficial imperial que se pasara al bando rebelde, no obstante, se le puede quitar homosexualidad a Rath Velus, y cambia muy poco. Como yo lo veo, fue un intento vano, probablemente por órdenes de Disney, de hacer méritos entre los lectores LGBT.
Pese las notables deficiencias literarias, Chuck Wendig se sobrepone a sus escasos recursos narrativos para entregarnos una saga que si bien puede tomarse como un poco irrelevante (son solo "un monton de cosas que pasaron" con poco impacto en el cánon), va mejorando mucho, desde luego, habrá qué preguntarse cuánto del contenido en las 3 obras es idea de Wendig, y cuánto viene desde el Grupo de Historia de Disney, que mantiene un control creativo en la nueva línea temporal, algo que en primer término se agradece pues se han evitado las incongruencias que tanto plagaban al anterior Universo Expandido/Legends.

En cuanto a la relación que tenga esta trilogía literaria con la nueva trilogía cinematográfica, hay algunos cabos que quedan intencionalmente sueltos: Gallius Rax, el villano en las sombras durante buena parte de los libros, no llega con vida al final de la obra y por lo tanto no es Snoke, como algunos pensaban (si bien las caracteristicas fisicas de Smoke no cuadraban con las de Rax). Sobre el Supremo Líder de la Primera Orden no hay absolutamente nada en concreto, aunque hay francos indicadores del origen de esta milicia, que seguramente cobrarán mas sentido cuando se estrene el Epidosio VIII. Hay alguna referencia muy sugerente también, al origen de los Caballeros del Ren, pero por ahora son puras especulaciones (otra velada referencia de la que nadie ha hablado hasta ahora es una pequeña niña alta, que puede ser nada menos que la infame Capitana Phasma).

Algo notable en estos y otros libros y cómics, es que en Disney han insistido en tener a Leia y a Han lo más alejados posible uno del otro (a pesar de que en el libro se aborda el nacimiento de Ben Solo), y han mantenido a Luke bastante lejos a toda costa, esperemos que esta deliberada ausencia de Luke en todo el canon post-Endor valga la pena.

¿Y qué era lo que Palpatine descubrió oculto en Jakku? Al final puede ser decepcionante que no es nada tan del otro mundo, y resulta relativamente irrelevante: un "observatorio" con reliquias Sith y computadoras antiguas que exploran las regiones desconocidas de la Galaxia, lugar al que Rax quiere llevar a los remanentes del Imperio. Sí, ya sabemos que allá es de donde surgirá la Primera Orden, nada nuevo en realidad.

Afermath: Empire's End, es una lectura obligatoria para todos los fans. Señor Wendig, ha hecho un trabajo relativamente bueno, pero espero que no lo vuelvan a contratar para otra novela de Star Wars.

viernes, 17 de febrero de 2017

Imágenes antiguas de la Comarca Lagunera. PARTE 36

Una más de imágenes del pasado de la Comarca Lagunera. Robadas como siempre de sitios como Torreon y la Laguna: Gloria y EsplendorLeyendas LagunaLerdo la Ciudad JardinYo Soy de Gomez PalacioFotografía Antigua y de Antigüedades de Parras, y Amigos de Mapimí, Durango,, entre otros.
Hoy arrancamos con esta imagen de no hace muchos ayeres: las antiguas compuertas del Canal de San Fernando, que partía desde el vado del Río Nazas a su llegada a Ciudad Lerdo. Dicho canal corría hacia el norte, a las faldas de los cerros que dominan el extremo poniente de la ciudad. Vestigios del canal aún hoy pueden obervarse en colonias lerdenses como San Isidro, si bien gran parte del trazo se ha perdido por las obras del periférico, el hospital general y el distribuidor vial Raymundo.

Aquí tenemos una vista del Boulevard Miguel Aleman, en Gómez Palacio, más o menos a la altura de la planta Termoeléctrica. Desconozco la fecha de la imagen, pero obsérvese que aún no existe el Teatro Alberto M. Alvarado, ni las vías férreas que cruzan en camino hacia la Zona Industrial.  Llama la atención la agencia automotriz de la Ford en el lado derecho de la imagen, y un pequeño parador de autobuses a la izquierda, que hasta hace algunos años existía en el lugar y servía para los estudiantes de las diversas escuelas que ocupan el lote. Más allá también a la izquierda, se ve el edificio de la Unión Ganadera, que persiste hasta nuestros días, rodeado por el estacionamiento de una de esas tiendotas comerciales de la letra S. Hoy est día este tramo del Boluevard está ocupado por el puente D1, que en mi opinion contamina visualmente al opacar el teatro.

Retrocedamos en el tiempo hasta 1897, para encontrarnos con la casa grande de la Hacienda del Tlahualilo, poblacion ubicada al norte de la comarca, famosa por sus sandías.

Una mirada a la boca y represa de Calabazas,  homónimas del cañón que forma el padre Nazas en su cauce al atravesar los cerros de Polvorera en el lado coahuilense, y Calabazas en el lado duranguense, más o menos a la altura donde se tomó la foto es donde se encuentra el Puente Negro, que permite el paso del ferracorril.

Desde San Pedro de las Colonias tenemos esta excelente imagen de la Iglesia de San Lorenzo, el año es 1910.

Ignoro la fecha de esta imagen, el alcalde de Mapimí, Durango, se apresta a celebrar un aniversario más de la Independencia de México.

Vamos ahora a Torreón, para observar un cortejo fúnebre por la calle Allende, entre las actuales Mina y Jiménez, el edificio del fondo se conserva parcialmente, por ahí el parapeto en forma de grecas lo delata. Llama la atención la vía que se observa en la calle, y que corresponde a la línea del Ferrocarril Coahuila y Pacífico, que provenía desde Saltillo pasando por General Cepedea y Parras de la Fuente, inicialmente la estación del ferrocarril de esta línea estaba en la Allende esquina con actual calle Zaragoza, hoy ocupada por una escuela, y donde un observador avezado encontrará vestigios.

Hablando del Coahuila-Pacífico, aquí vemos los carros de pasaje cerca de la estación de Parras de la Fuente. El FFCC Coahuilia-Pacifico cesó sus operaciones creo que en la década de los 30's. La vía fue desmonatada sin bien algunos tramos continuaron en funcionamiento como patio de maniobras en Torreón, en el resto del recorrido el derecho de vía y los terraplenes han dado paso a carreteras o terracerías, así en Parras por ejemplo, el antiguo trazo es hoy la calle del Marqués, si no me equivoco.

Excelente imagen a color de la Iglesia de Santa Rosa de Lima, iglesia que da nombre a una de las colonias más antiguas (si no la que más), de Gómez Palacio, se ubica en la esquina de calles Auza y Mártires, y es perfectamente visible desde el paso a desnivel, tambien llamado Santa Rosa, que salva el cruce ferroviario y corre a un lado de la Iglesia.

Los curiosos se arremolinan en torno a las márgenes reforzadas del Río Nazas, del lado de Torreón, para contemplar una avenida más del nilo lagunero. Allí al fondo se puede ver el puente del extinto tranvía eléctrico de Lerdo a Torreón. El tranvía dejó de operar en 1953 debido a problemas económicos y adeudos por el suministro de electricidad, y con el paso de los años el puente desapareció, solo sus pilares, hechos en sólida piedra y concreto, sobreviven en la actualidad, y en parte se lo debemos a algunos entusiastas que lograron que el gobierno no los tirara hace unos años cuando hicieron maniobras de limpieza del vado.

Año de 1985, vemos a la Selección de Futbol de San Juan de Guadalupe, Durango, esta imagen debo de habérmela robado de el facebook Verdesierto, que se dedica a compilar pasado y presente de ese a menudo olvidado municipio lagunero.

Uno de los colaboradores del excelentisimo et ilustrísimo sitio de facebook de Leyendas Laguna, Luis Anaya, compartió hace poco unos datos que vienen a complementar mi investigacion aficionada de la Zona del Silencio (que puede ser leída en seis entregas aquí). Entre ellos está esta imagen del periodico La Opinión, que le respondía así al fantasioso artículo aparecido en El Siglo de Torreón en marzo de 1970, donde Harry de la Peña afirmaba que el famoso aleman Wernher von Braun, padre de el cohete V2 y de la astronáutica norteamericana, había visitado la región de incógnito y tras conocer los "fenómenos paranormales" de la zona del silencio, se había propuesto establecer allí una base de lanzamiento de naves espaciales.
Solo un mes después La Opinión solicitó a la NASA una postura oficial al respecto, y la respuesta vino en forma de este telegrama, en el que Von Braun negaba haber estado alguna vez en nuestras tierras.
Por cierto, si en verdad las presuntas anomalías electromagnéticas de la zona interfieren con las comunicaciones, el radio, los radares y demás aparatos electrónicos, no es buena idea que se instale ahí una base de naves espaciales, es cosa de sentido común.

También venidas desde Leyendas Laguna, tenemos este par de joyas gráficas, que nos muestran que hace no mucho, el Bosque Venustiano Carranza contó con un zoológico. Creo que lo eliminaron en 1996, las condiciones no eran las ideales para animales y visitantes (y los animales de dos patas que tenemos por políticos se ahorraron un dinerito).

Seguimos con esta panorámica del primer cuadro de Torreón, ahí se pueden distinguir las dos torres de la Iglesia del Perpetuo Socorro, en la esquina de Juárez y Falcon.

Desde el facebook de la Antigua Vinícola, tenemos esta imagen de las instalaciones de dicha empresa. fabricante de vinos y licores, que llevaban por nombre El Vergel, junto pueden verse las vías del ferrocarril a Ciudad Juárez y un poco al fondo la vieja estación de El Vergel, la hacienda del mismo nombre se ubicaba al otro lado de las vías, hoy Ejido El Vergel, mientras que la Vinícola ha dado paso a negocios de otros giros, incluyendo un salón de fiestas en lo que una vez fue la cava.


MAS IMAGENES:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43