sábado, 30 de noviembre de 2019

La SEMAR encuentra el naufragio del cañonero Tampico

9:50 de la mañana del 16 de junio de 1914, el cañonero ARM Tampico se hunde tras sucumbir a los ataques del cañonero ARM Guerrero, cerca de las costas de Altata, Sinaloa. 

La imagen fue tomada desde una flota de navíos estadounidenses comandada por el USS Prebble, USS Perry y USS New Orleans, que navegaba de manera neutral, estamos en el conflicto conocido como Revolución Mexicana.

Aquel fue el final para uno de los más poderosos cañoneros de la Marina Federal Mexicana en la flota del Pacífico. Había sido construido en New Jersey a encargo del gobierno de Porfirio Díaz.

El 24 de febrero de ese año, este barco sufrió un motín, el Capitán Manuel Castellanos fue expulsado y en su lugar quedó el Tte. Hilario Rodriguez Malpica, quien simpatizaba con las fuerzas rebeldes que comandaba Álvaro Obregón.

Es así que el grueso de la flota, comandada por el ARM Guerrero, decide ir a acabar de una vez por todas con el barco sublevado, al que cercaron en el puerto de Topolobampo, Sinaloa el 31 de marzo. La situación era desesperada para el Tampico y su nuevo capitán: con cañones averiados y fondeado, el ataque definitivo llegaría el 14 de abril, pero quiso la diosa fortuna que, desde los cielos apareciera una arma nunca antes vista: el avión.

Era el biplano "Sonora", pilotado por Gustavo Salinas y con Teodoro Madariaga, quienes se dirigieron al Guerrero y Madariaga dejó caer bombas a mano a la vez que Salinas maniobraba agilmente el endeble aparato volador. El horror de los marinos federales ante esta nueva tecnología debió ser tal, que el Guerrero emprendió la retirada.

Este episodio es tradicionalmente considerado como el primer combate aeronaval de la historia, era la primera vez en el mundo que el mar era dominado desde el aire, un avión decidía el destino de una batalla naval. Salinas y Madariaga se cubrieron de gloria ese día. Una reseña del combate puede leerse en este post.

Del 22 de abril al 10 de junio se hizo todo lo posible para reflotar al ARM Tampico, finalmente el cañonero salió de Topolobampo el 14 de junio con dirección a Mazatlán, donde seguiría su reparación pues una de sus dos calderas estaba estropeada. Sin embargo, a 30 millas náuticas, la caldera que lo mantenía en función también falló y lo dejó a la deriva, lo que permitió al Guerrero y la flota Federal acercarse una vez mas.

Pero el Tampico no volvió a tener tan providencial salvamento aéreo el 16 de junio, cuando finalmente el Guerrero lo cañoneó ocasionando un incendio y por fin el Tampico se hundió. Rodriguez Malapica se suicidó.

Ese día, tanto el Guerrero, como el Prebble, el Perry y el New Orleans, arriaron sus pabellones a media asta en honor del Capitán Rodríguez Malpica y sus hombres caídos. Con el hundimiento comenzaba a su vez otro drama humano: el barco tenía la misión de llevar suministros a la remota isla de Clipperton, donde había una guarnición mexicana, pues la soberanía de ese atolón era disputada por mexicanos, frances, ingleses y norteamericanos, la historia de los sobrevivientes de Clipperton ha sido contada en diversos libros.

Pues bien, 105 años tuvieron que pasar para que el Tampico volviera a ser visto por ojos humanos.

En estos recientes años surgió el interés por aquel combate aeronaval, de modo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), lanzaron un proyecto conjunto para localizar al histórico barco, a cargo de un equipo integrado por el historiador Raúl Tapia Rosas, el fotógrafo Alberto Soto Villalpando y el arqueólogo Josué Guzmán Torres, quienes investigaron los registros militares de la época, mismos que compraron con testimonios de los pescadores de Topolobampo, definiendo una serie de coordenadas de búsqueda que luego fueron peinadas con la sonda multihaz del Buque de Investigación Oceanográfica ARM “Río Tecolutla” perteneciente a SEMAR. La tecnología multihaz trabaja por medio de un pin acústico emisor de sonidos que rebotan en grandes profundidades marinas y genera lecturas detalladas de los objetos que descansan en el lecho marino.

ARM Rio Tecolutla
El doctor Roberto Junco Sánchez, titular de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS), informó que, en la primera etapa, realizada del 30 de marzo al 2 de abril del año en curso, a bordo del ARM Río Tecolutla, se obtuvieron imágenes tridimensionales del fondo marino que revelaron la anomalía que pudiera corresponder al ARM Tampico, las dimensiones eran 60 metros de eslora por 10 de manga.

En ese primer registro visual se constató que el pecio del ARM Tampico guarda un deterioro considerable, por lo cual se tienen planeadas futuras inmersiones a fin de realizar modelos 3D que ayuden a su monitoreo.

En la segunda etapa, realizada del 8 al 12 de septiembre, con apoyo de una nave interceptora y un magnetómetro de SEMAR, los arqueólogos emprendieron un par de inmersiones a más de 40 metros de profundidad que confirmaron la identidad del naufragio.

Fue el pasado lunes 25 de noviembre cuando INAH y SEMAR anunciaron oficialmente el hallazgo. Una claraboya (parte de una ventana), fue rescatada cerca del sitio del naufragio, y será puesta en exhibición en el Museo Naval de la Armada de México, en Veracruz. Al momento la pieza está en etapa de preparación y será entregada al museo en diciembre.

viernes, 29 de noviembre de 2019

Una inspiración para Star Wars: Dark Empire

Estamos a menos de un mes del estreno de Star Wars Episode IX: El Arroz de Trotacielos, y con ello el hype ya calienta motores. Mientras medio mundo espera esto con ansia, yo en particular ya no le tengo fe a esta trilogía y seguramente sólo veré la película un par de veces (el primer día), aunque me he avocado a revisar algunos cómics.
Uno de ellos, el mejor que ha habido de la Guerra de las Galaxias, es Dark Empire, monumental trabajo escrito por Tom Veitch e ilustrado por Cam Kennedy, que viera la luz a principios de los 90's, y que muchos en el fandom consideramos como un trabajo mucho mejor que la trilogía travesti de Disney, aunque eso sí, algunas ideas de Dark Empire han permeado hasta las nuevas películas.

Algunas otras ideas en el comic son bastante poco convencionales y hasta extrañas en el mundillo de Star Wars, y una de esas es, por ejemplo, una civilización que utiliza el vapor como fuente de energía y propulsion, de la cual creo que he encontrado la fuente de inspiración.

Albert Robida fue un escritor e ilustrador francés nacido en 1848, era hijo de un carpintero, que sin emabrgo, no quiso seguir el negocio familiar y decidió estudiar para notario, aunque eventualmente se dedicó a la caricatura. En 1866, dibujó para el periódico Journal Amusant además de hacerlo en otras revistas. En 1880, cofundó su propia revista junto con el editor George Decaux, llamada La Caricature, que dirigió durante 12 años y en la cual se iniciaron artistas como Caran d'Ache, Louis Morin, Ferdinand Bac, Job, o Maurice Radiguet. También ilustró guías turísticas, obras de divulgación histórica, y clásicos literarios: Villon, Rabelais, Cervantes, Swift, Shakespeare, Les Cent contes drolatiques de Honoré de Balzac, Las Mil y una noches, entre otros.

De particular importancia es la visión futurista de Robida, quien anticipaba el siglo XX como uno dominado por la tecnología, en su tiempo la novedad era el vapor y la electricidad, y la Revolución Industrial fue el fenómeno social determinante en esta concepción en muchas de sus obras.

Así, Robida era considerado como otro Jules Verne, pero mientras que Verne muestra los avances tecnológicos como obra de individuos locos, soñadores estrafalarios o simples solitarios, Robida los integra en la vida cotidiana y hasta los vuelve determinantes en la estructura social futurista que él plasmaba en sus obras, y que por cierto, pudo predecir con mucha precisión: promoción social de las mujeres (que él ve como electoras y elegibles, llevando pantalones, fumando, y desempeñándose como médicos, notarios o abogados), desarrollo del turismo de masas, contaminación ambiental, entre otros temas. Las pantallas planas, tan comunes en este siglo XXI, fueron creadas por Robida en la forma del "telefonoscopio", donde por cierto, se realizaban transmisiones en vivo, como una ópera, o la cobertura en tiempo real de un campo de batalla.

El telefonoscopio de Albert Robida, aquí ilustrado en 1878 por George Du Maurier, quien lo concibió como un invento de Edison, curiosamente al año siguiente Edison crearía su mas famosa invención: la bombilla eléctrica.
Nótese el gran parecido con las pantallas planas de nuestra era, desde luego, el telefonoscopio no sería rival para la calidad de un Panaphonics genuino, ni la de un Magnetbox o un Sorny.
En 1908 Robida ilustró la novela de Pierre Giffard La Guerre Infernale, donde ideó el empleo de misiles teledirigidos y ataques con gas venenoso. Giffard además concibió hechos que terminarían ocurriendo en la Segunda Guerra Mundial, como el ataque aéreo a Londres por parte de Alemania, o un conflicto entre Estados Unidos y Japón.

Aquí algunas de las sorprendentes ilustraciones de Robida, en las que predice nada menos que los tanques de combate, los cuales no aparecerán en la vida real sino hasta 1917:

El nombre y la fama de Albert Robida desaparecen luego de la Primera Guerra Mundial, poco se conocerá de él en el mundo fuera de Francia. Falleció en 1926.

A principios de los 60's un joven artista salió de su natal Escocia hacia Francia, con el objetivo de dibujar algunas iglesias de aquel país, sitio donde pasó varios años, alojado con una familia de Normandía, donde conoció las obras de los impresionistas franceses como Edgar Degas o Georges Braque.

Su nombre era Alexander Cameron "Cam" Kennedy, se ganó la vida pintando óleos y retratos, los cuales exhibía en la casa familiar donde se hospedaba. Al parecer nunca pintó las iglesias que había ido a pintar, pero sí volvió con una esposa francesa a Escocia en 1966.
Ahí empezó a ganarse la vida en las siguientes décadas como ilustrador de cómics para el editor D.C. Thompson, incluyendo los seriales Commando, Battle, 2000 AD y cobró fama con Judge Dredd
Kennedy con parte de su obra en Judge Dredd
En los 80's la casualidad lo reúne con el ilustrador y escritor Thomas "Tom" Veitch, así como con el afamado editor de cómics de Marvel, el gran Archie Goodwin, y de cuyas reuniones surgió el cómic The Light and Darkness War, un cómic poco convencional donde se combinan elementos futuristas y del pasado, con el peculiar estilo de colorear de Kennedy, con base en acuarelas (tengo esos comics en mi lista de pendientes).
El estilo de obras como esta de Georges Braque serán de gran influencia en la forma en que Kennedy ilustra sus cómics
Luego Veitch abordaría la idea de hacer un cómic de Star Wars, para ese entonces Marvel tenía ya una larga historia serializando la obra de George Lucas con Archie Goodwin como el principal editor, y es así que en 1988 Veitch y Kennedy recibieron luz verde para trabajar en Dark Empire, sin embargo Goodwin renunció en 1989 y se fue a DC Comics. El nuevo director de Marvel no compartió el entusiasmo por Star Wars ("está muerta"). 
Fue entonces que Mike Richardson, director de  Dark Horse Comics entró al rescate de ambos y consiguió que Lucasfilm le retirara la licencia a Marvel para entregarla a Dark Horse, y con ello Dark Empire vio la luz en 1991, esta obra, junto a las novelas de Timothy Zahn, fueron las que dispararon nuevamente el interés por la saga de Lucas.

Las influencias de Cam Kennedy se pueden ver en Dark Empire, especialmente en el segundo arco del cómic.
Estoy casi seguro de que durante su estadía en Francia, Kennedy debió también haber conocido la obra de Albert Robida, y ésta permeó en el cómic, concretamente con la civilización ganathan, cuyos diseños de naves recuerdan a los vehículos futuristas de Robida:

La Sortie de LÓpera en L'an 2000 (Salida de la Ópera en el año 2000), de Albert Robida (1882).
Página de Dark Empire II. Nótese el vehículo ahusado y con aletas, el parecido es notable con la obra arriba expuesta
Los edificios curvados y pasillos en el aire, también aparecen en algunas obras de Robida
Otra de las características de Dark Empire (y que también se ve en The Light and Darkness War), es la coexistencia de diseños de multiples temporalidades: Aquí hay naves tecnológicamente avanzadas, que conviven con diseños claramente inspirados en los cazas de la Segunda Guerra Mundial
El mayor homenaje de Kennedy a Robida debe ser sin duda el Robida Colossus, una de las más extrañas naves en el Universo Expandido de Star Wars, que sin duda nos remonta a un acorazado de la epoca ironclad, y que era movida a vapor:


Así que bueno, siempre resulta interesante desmenuzar las influencias de algunos de los artistas de nuestros cómics favoritos, especialmente en esta era en los comics de Star Wars, donde los "artistas" están literamente "dibujando" lo que a todas luces son capturas de pantalla de escenas de las películas, o plagiando diseños de naves de los fans, pero bueno, eso lo dejo para otros posts. 

domingo, 24 de noviembre de 2019

Imágenes antiguas de la Comarca Lagunera. PARTE 62


Féminas en bikini en la Alberca Alejandra, en la década de los 70's. Esta alberca se encontraba en Gómez Palacio, sobre la actual calle Francisco Sarabia. Cerró sus puertas durante los 80's o 90's, no estoy seguro, y durante muchos años el sitio permaneció ocioso. Tiempo despues se intentó desarrollar una unidad habitacional cerrada, la cual también fracasó.

Una de las construcciones mas enigmáticas en Gómez Palacio es la extraña torre cuyo tanque de agua tiene la forma de una jarra de café. Lo que vemos es la casa de don Juan Aguiñaga Díaz de León, dueño de la Despepitadora Terryzas, que se ubicaba junto a lo que hoy es la colonia El Consuelo. En 1952 construyó la torre con la cafetera como un anuncio publicitario, al haber invertido en la franquicia del Café Famoso, en los tiempos en los que no había Starbucks ni ninguna de esas cosas. Ni el café ni la casa existen ya. El terreno de la despepitadora, que también incluía la casa de Aguiñaga, pertenece hoy a una de esas tiendotas amarillas que van y te cobran a tu casa por endeudarte con porquerías. Sobrevive la torre, junto a algunos edificios de la despepitadora, y parte de la barda de ladrillo que vemos en primer plano.

A propósito de despepitadoras. Éstas eran factorías donde se procesaba el algodón, extrayendo la semilla (pepita) y otros restos de la planta, dejando intacta la fibra de algodon. Aquí vemos una en el Ejido La Luz, municipio de Matamoros, Coahuila. 

De la Hemeroteca de El Siglo de Torreón, tenemos este mapa que data de 1952, en el cual se han marcado las despepitadoras que había en la Comarca Lagunera para aquellos tiempos.

1957. Torreón, Avenida Juárez y esquina con Acuña. Acarreados a un mitin político, una costumbre que no cambia a pesar de la supuesta alternancia de poderes, las viejas mañas nunca desaparecen. Al fondo los campanarios de la Iglesia del Perpetuo Socorro.

La comentada Iglesia del Perpetuo Socorro hace ya bastantes años, como podemos ver, su fachada difiere de la que se ve en la imagen anterior.

Vista de la Calzada Venustiano Carranza, en Torreón.

Aspecto de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en Torreón, vista desde la esquina de Colón y Matamoros. El edificio en primer plano, con su particular estilo arquitectónico, sobrevive.

Espectacular detalle de la casa del Ingeniero Federico Wulff, muy seguramente de principios del siglo pasado. Hoy es el Museo Casa del Cerro.

En Lerdo uno de los negocios de tradición antigua es la Funeraria Ávila, aquí vemos una de sus carrozas hace ya varias décadas.

Oficinas de la Cía. de Luz Eléctrica de San Pedro, Coahuila, el año es 1918.

Vote usted por su favorita para el concurso de Simpatía que la Casa Cobián, sita en Torreón, organiza entre sus clientes. El concurso fue en 1925, así que no tarde más en emitir su voto.

Aspecto interior de la Mexican Continental Rubber Company, en Torreón, ignoro la fecha, pero igualmente ha de datar de principios del siglo XX. Esta compañía, extraoficialmente conocida como "Guayulera de Torreón", tenía sus instalaciones al sur de la ciudad, el edificio que albergaba sus oficinas existe todavía, y se ubica sobre la actual avenida Cuauhtemoc, sitio que hoy es ocupado por la escuela de Bachillerato Tecnológico e Industrial de la Laguna (BATEIL), así como el Museo de la Aviación y el Espacio, del que ya no he sabido más nada, ignoro si siga existiendo, aunque aún se preserva al exterior un helicóptero Mi-2 donado por la Marina.

Aspecto que en 1894 tenía la estación del Ferrocarril Central en Torreón, la cual sería uno de los detonantes para el crecimiento de la ciudad.

En 1898 llega a Torreón la línea del Ferrocarril Internacional procedente de Pierdas Negras, y se construye una segunda estación ferroviaria en la ciudad. El edificio todavía existe y es hoy sede del Museo del Ferrrocarril.

Existieron en la región lagunera otras líneas cortas de ferrocarril cuyas historias son oscuras debido a la falta de registros. Una de las pocas que sí están bien documentadas es la línea Bermejillo-Mapimí, con ramal a la mina de Ojuela, y de la que alguna vez publiqué una entrada aquí. Observamos un sitio conocido como "El Cambio", en el ramal a Ojuela, donde las los carros eran cambiados a una locomotora de montaña con tracción de cremallera, una de dichas maquinas puede verse a la derecha en la imagen. En primer plano tenemos este curioso carro autopropulsado a vapor, del cual no he encontrado mayores datos.

Continuando con el tema ferroviario, tenemos esta espectacular imagen de 1975 en los patios de la estación de Torreón, dos locomotoras modelo EMD F9 de Nacionales de México, en ese glorioso esquema en rojo y negro (o verde oscuro), concretamente las NdeM 7018 y NdeM 7025. Al fondo pueden apreciarse las entonces inconclusas torres de la Parroquia de San Francisco de Asís, en la colonia Primero de Mayo.

El último tren de pasajeros en México. De las últimas veces que corrió el tren de Torreón a Felipe Pescador, arrastrando un único coche de pasaje.

Siendo Noviembre el mes de la Revolución, no puedo dejar de traer alguna imagen a este sitio alusiva a aquellos hechos. Noviembre 17 de 1911, militantes maderistas desfilan al sur de Torreón. Allá al fondo puede verse el edificio del entonces Hospital Civil, hoy Hospital Universitario.

 1946. LAMSA, Líneas Aéreas Mineras, o bien Líneas Aéreas Mexicanas, anuncia con bombo y platillo la inauguración del nuevo Aeropuerto de Torreón. Desde que a principios de los 30's la aerolínea estableciera su base en Torreón, lo venía haciendo en el antiguo Puerto Aéreo que se ubicaba en la Colonia la Merced. La necesidad de instalaciones más grandes para atender a aviones cada vez mayores, como los flamantes DC3, obligaron a LAMSA a abrir su propia terminal ahora en el norte de la ciudad, con el tiempo sería una de las más grandes bases de una aerolínea en América, lo que hoy denominaríamos un "hub" en el argot aeronáutico.
El aeropuerto continúa operando pese a que LAMSA fue absorbida por Aeronaves de México en los 50's, la pista fue ampliada, y el edificio terminal que vemos en la imagen, aunque sobrevive, ha sido reemplazado por una nueva terminal acorde con las necesidades de los actuales aviones.
La historia de LAMSA puede ser leída en este post.

1944. Inundación en Bermejillo, Dgo.

No hay lagunero que no haya probado las nieves Chepo, cuyo puesto original se encuentra en el Parque Victoria de Ciudad Lerdo, ahí donde hace pocos ayeres Juan Gabriel se tomase una foto pal face.

Magistral imagen del Río Nazas en 1923, tomado desde el cerro de la polvorera, al oriente de Torreón. En primer plano tenemos parte del pequeño viaducto elevado de las vías del ferrocarril luego de cruzar el río a través del "Puente Negro", ya que además la línea férrea debe salvar los vasos de los canales de San Antonio y de El Coyote, que con los años venideros se convertirán en los concurridos boulevares Independencia y Constitución, respectivamente, auténticas espinas dorsales del tráfico torreonense. Más allá podemos ver el desaparecido puente del tranvía que unía Lerdo con Torreón, cuya historia puede leerse aquí. Obsérvese que no existe en este momento el puente rojo, hoy plateado, que sirve para el paso de automóviles, ése no existirá sino hasta diez años después, en 1933.
  
Un acercamiento a las caudalosas y violentas aguas del Nazas. La vista es de Torreón a Gómez Palacio, muy probablemente hacia el sector que hoy es parte de El Consuelo y la Zona Industrial. Allá del otro lado una pequeña loma debe ser el Cerro de la Cruz, con un Cerro de las Calabazas asomándose por la izquierda, apenas perceptible al fondo está la Sierra del Sarnoso.

Hoy cerramos con esta pocilga andante de la Ruta Sur, en Torreón, en fecha desconocida, se trata de  un autobús con motor FAMSA (Fabrica de Autotransporte Mexicana), empresa que tiempo atrás comprada por Mercedes-Benz Daimler AG. La forma de la parrilla y los faros delanteros lo delatan como FAMSA. Es probable que "perrón" circule todavía por ahí en las calles torreonenses.

MAS IMAGENES:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65

miércoles, 20 de noviembre de 2019

El "Efecto Mon Laferte"

Así como existe el "Efecto Barbra Streisand" (querer ocultar algo y terminar haciéndolo viral), meesah propongo, que nombremos el Efecto Barbra Streisand Invertido, o "Efecto Mon Laferte", cuando se trata de hacer notar algo, pero solo termina desviando la atención.

domingo, 17 de noviembre de 2019

Tren cívico militar en la Laguna

En apenas unos días un par de trenes muy especiales cruzaron las comunidades y ciudades de la Comarca Lagunera: mientras que el Dr. Vagón, proveniente del sur, estuvo la semana pasada en Torreón, Gómez Palacio (donde tomé algunas fotos), y Bermejillo. Justo en esta última se encontró con el tren cívico-militar que lleva caballos y personal castrense en dirección de Chihuahua a la Ciudad de México, para participar el próximo desfile de la Revolución, este último está compuesto por los furgones donde se alojan los equinos, y carros de pasajeros provenientes del mismísimo Chepe, el famoso tren Chihuahua-Pacífico. 

He aquí algunas fotos, crédito al facebook AFL Comarca Lagunera: