lunes, 15 de enero de 2018

Murray's Buses

La principal empresa de autotransporte en Australia. En aquellas latitudes, y producto de la herencia británica, se suele manejar por la izquierda, de modo que los vehículos tienen sus puertas de acceso dirigidas a dicho lado, al revés de la usanza occidental.
Antaño hubo varios fabricantes locales de autobuses, en la actualidad suelen venir del extranjero, o bien de China, específicamente de la marca Bonluck (BLK), que en Australia se comercializa mediante el distribuidor BCI.
Denning Quad-Axle con plataforma Scania. Además de ser de 4 ejes, es un autobus del tipo High Decker, pues el salón de pasajeros se ubica por arriba de la cabina del conductor, pero sin suponer un verdadero doble piso
BLK (BCI) JXK6137, conocido localmente como "Explorer"
BLK (BCI) JXK6127
BCI FCB6126CRZ1
BLK (BCI) JXK6880
Ankai HHF6137K07D
Higer Road Boss

viernes, 12 de enero de 2018

Los prototipos de Estrella Blanca

Hace no muchos ayeres, uno de los mayores grupos en el autotransporte de pasajeros en México, incursionó brevemente en la fabricación de autobuses. Fueron al menos 2 prototipos, con ciertas diferencias internas y externas entre sí, los cuales anduvieron peregrinando en las diferentes líneas del grupo.

miércoles, 10 de enero de 2018

EIZA GONZALEZ

Galería de esta actriz mexicana que anda probando suerte en Hollywood

sábado, 6 de enero de 2018

Claudia Gray - LEIA. PRINCESS OF ALDERAAN. Reseña

Ha arrancado 2018, y todavía seguimos con el tirón mediático de la polémica The Last Jedi, y recordando lo de los 5.2 libros al año promedio (según las encuestas mexicanas, porque las internacionales nos colocan en 2), decidí leer este libro, que de hecho es para mí el segundo libro del año (y apenas llevamos una semana).

Claudia Gray es de lo mejorcito que ha arribado al Nuevo Canon de Star Wars. Sus otros dos trabajos en este universo son Lost Stars, del que anteriormente hice una reseña aquí, y Bloodlines. Ambos libros presentan una excelente calidad y estructura narrativa, y además Gray no se tienta el corazón para traer personajes clásicos o queridos por los fans, desconozco si a ella en particular le estén dando más libertad creativa que a otros escritores de libros y cómics, pero lo cierto es que por el momento todos los demás parecen tener la orden de no tocar muchas cosas y personajes de la franquicia.

Leia. Princess of Alderaan salió a la venta el mes pasado en México, apenas unas semanas después que en Estados Unidos, de la mano de Editorial Planeta, que por ahora es la que tiene los derechos en México para los libros de SW. La trama nos lleva a conocer a una joven Leia Organa, de 16 años de edad (por lo tanto, en términos cronológicos nos ubicamos en el año 3 ABY), observamos algunas de sus peripecias, sus ritos de paso en la Familia Real de Alderaan, sus inicios en el Senado Galáctico, algun romance por ahí, entre otras cosas.

Si bien el marco de la trama son los ritos por los cuales Leia reclama el derecho a la corona, el atractivo principal de la obra es el hecho de que conocemos a la Princesa antes de ser la heroína de la Rebelión, aquí conoceremos un poco de cómo Leia se va integrando poco a poco, a los planes de Bail Organa, a pesar del propio Bail, destaca también que Leia sabe desde el principio que es adoptada, aunque desconoce quiénes son sus padres biológicos.

Gray sabe desarrollar a sus personajes. Leia pasa por ser una jovencita ingenua, con muchas inseguridades propias de la edad, pero también tiene ese ímpetu de juventud, están ahí de manera muy sutil esos rasgos de autoridad que luego le veremos expresar claramente en las películas. Se agradece el arco argumental.

Como siempre, una novela de Star Wars no puede estar completa sin las referencias y cameos de otros personajes, y Claudia Gray tiene a bien no traer personajes de manera innecesaria o sin darles algún papel significativo. Destaca desde luego, la recién llegada Amilyn Holdo (a.k.a. Katy Perry, a.k.a. Ramona Flowers), a quien pinta como una jovencita excéntrica que comparte algunos deberes con Leia, sus excentricidades, además de las de vestimenta, incluyen su manera de expresarse, en ocasiones muy taciturna o en metáforas, y su gusto por las emociones fuertes, de hecho me recuerda a la Luna Lovegood de Harry Potter.
Obviamente no pueden faltar Bail y Breha Organa, a quienes Gray les ha sabido impregnar el amor filial hacia Leia, además por fin se le hace algo de justicia a la Reina Breha Organa, quien al momento había sido poco más que un personaje incidental, aquí le conoceremos un poco de su carácter y algunas cosillas interesantes relativas a sus propias pruebas de iniciación.

Otra que necesariamente debíamos de tener al presenciar los días tempranos de la rebelión, es a Mon Mothma, quien aquí claramente demuestra porqué fue una de las mayores mentoras de Leia, al punto de ser su principal apoyo para integrarse en la causa Rebelde.

Directo del Episodio I llega Quarsh Panaka, a quien Claudia Gray convierte ahora en un Moff Imperial, Panaka ha sido fiel a Palpy todos estos años, no obstante, Panaka es una luz en medio de tanta oscuridad, pues a pesar de ser un oficial Imperial, se le tiene por ser honorable y de buen corazón. Leia lo conocerá en una misión a Naboo, y de inmediato causa una extraña impresión en Panaka, éste claramente reconoce algo muy familiar en la Princesa de Alderaan.

En cuanto a referencias a hechos y lugares de otros productos de la saga, podemos hacer mención de Rogue One, a través del planeta Wobani, aquí conoceremos un poco de su tragedia, y cómo es que acabó convirtiéndose en un mundo prisión, del que Jyn Erso escaparía 3 años después de los hechos narrados en este libro.

La serie de 3D The Clone Wars es referenciada brevemente, cuando se hagan remembranzas de aquella vez que Bail Organa fue secuestrado junto con otros senadores por cierto cazarrecompensas azul.

Y desde luego, la nueva trilogía no puede faltar, siendo a través de la propia Holdo, pero también cuando se nos lleve al planeta Crait, se señaló en TLJ que Crait fue una base de los primeros días de la Rebelión, y aquí veremos algo de eso.

Relativo al planeta, tengo que decir que este libro es mucho mejor que el cómic Storms of Crait, recién salido también, que según la propaganda Disney, era el que nos iba a desvelar muchos secretos de dicho planeta. La realidad es que ese cómic es por completo irrelevante, no aporta nada, sólo vemos que los rebeldes llegan a Crait, combaten a unos stormtroopers (incluyendo al que usa un lightsaber verde), y se van del planeta, es decir, al final es puro status quo. En el libro sí que veremos algo de Crait como base rebelde. Francamente no entiendo las estrategias publicitarias de Disney/Lucasfilm, que a menudo nos venden bombas de humo, mientras que a los buenos productos no se les hace promoción.

También Gray hace referencia a Lost Stars y Bloodlines, sus dos trabajos previos en Star Wars, pero son sutiles, y sólo aquellos que hayan leído estos otros libros (como es mi caso), las captarán.

En resumen, se trata de una lectura necesaria para todos los fanáticos de SW, obligatoria para los fans de Leia, e incluso para aquellos que encuentren interesante a la Vice Almirante Holdo. Excelente material, Claudia Gray es ya un sinónimo de calidad en los libros de Star Wars, sabe transmitir las emociones y sentimientos de los personajes, a diferencia de otros (cof, cof, Chuck Wendig, cof, cof, cómo lo odio).