jueves, 27 de julio de 2017

Una travesía iconográfica por el Legendarium de Tolkien

En estos días, y tras haberme devorado la Saga de la Fundacion, de Asimov, he estado revisitando el Legendarium, el universo literario creado por J.R.R. Tolkien (Juan Ronaldo Raul de Toluca, para los amigos), desde la cosmogonía misma narrada en El Silmarillion, hasta los cuentos inconclusos y versiones alternativas que Tolkien nunca terminó en vida. Desde luego, tiene uno que pasar por los sucesos de El Hobbit y El Señor de los Anillos.
Pues bien, al leer la obra de Tolkien, muchos artistas, profesionales o simples aficionados, se han inspirado para dejarnos algunos trabajos alusivos, varios de ellos auténticas obras de arte, mientras tanto algunos individuos con imaginaciones obtusas como la mía, recurrimos a estas obras para apegarnos más a los personajes, o imaginarnos las cosas que seguramente le vinieron a la cabeza a JRRT durante sus lapsus demenciales. 

He aquí algunos de esos trabajos, ordenados en un viaje desde la creación de Arda (la tierra) hasta el fin de los tiempos.
Melkor weaves opposing music. Autor: Ted Nasmith. La cronología del Legendarium inicia cuando Eru Iluvatar, el Creador, da origen a los Valar, que luego serán conocidos como los Poderes del Mundo, a los Valar les hizo cantar una música, y con ella, mediante su poder, las cosas materiales fueron tomando forma. Pero Melkor, uno de los Valar más poderosos, decidió crear su propia música y con ella arruinar las obras de los demás Valar. 
No obstante que Melkor fue castigado, regresó frecuentemente a Arda, que es como se conoció al mundo, para combatir a sus hermanos. Entre las malas obras de Melkor, destaca la destruccion de las lámparas que iluminaban a Arda.

Telperion goes to sleep, Laurelin awakens. Autor: benef (deviantart). Yavanna la Valar, crea entonces dos árboles que iluminan a Arda, creados en la región de Valinor, que es donde los Valar residen. Estos dos árboles se llamaban Laurelin, de color dorado, y Telperion, de color plata. Cada árbol se encendía y apagaba en un ciclo de 12 horas cada uno.

Nam Elmoth: Elwë and Melian. Autor: Elena Kukanova. Mientras en Valinor moraban los Valar a la luz de los árboles, al otro lado de Arda, despertaron los Elfos, los primeros de los hijos de Eru Iluvatar, tras vagar por la Tierra Media y por la región conocida como Beleriand, fueron llamados a Valinor y poco a poco fueron migrando al oeste, en direccion de las Tierras Imperecederas.
Pero mientras el elfo Elwe conducía a su gente hacia Valinor, se perdió en el bosque de Nam Elmoth, en Beleriand, ahí se topó con Melian la Maia (una Valar de menor rango), y al tocarla cayó en un hechizo, paralizado y enamorado. Ambos pasaron largo tiempo frente a frente contemplándose. Al despertar de su trance, Elwe gobernó a los elfos que se quedaron en Beleriand, fundó el reino de Doriath y tuvo por reina a Melian. Elwë tomó entonces el titulo de rey, con el nombre de Thingol.

Fëanor and the Silmarils. Autor: Dakkun39. Con gran parte de los elfos ya bien asentados en Valinor, Fëanor decide crear tres grandes joyas en las que almacenó la luz de los árboles. Estas joyas, conocidas como los Silmarils, determinarán gran parte del destino de los elfos en las siguientes eras, y desde luego, el eje de la narrativa de El Silmarillion.

Melkor and Ungoliant. Autor: Ted Nasmith. Melkor, que había sido castigado, regresó entonces a Arda, donde forjó una endeble alianza con una infernal criatura llamada Ungoliant, una descomunal araña con un hambre insaciable, cuyo origen es un misterio. Melkor robó los Silmarils, y destruyó los árboles, para que Ungoliant bebiera su savia. Valinor quedaba por completo en la oscuridad.

Morgoth and the Silmarils. Autor: Ildar Harisov. Melkor colocó los 3 Silmarils en una corona negra, cuyo peso le abrumaba. Los elfos lo llamarán de aquí en delante Morgoth Bauglir: el Enemigo Oscuro. 

The Balrogs of Morgoth. Autor: thylacinee (deviantart) Cuando Melkor/Morgoth tomó los Silmarils, hulló con ellos al norte de Beleriand, donde tenía una fortaleza llamada Angband, Ungoliant se los trató de quitar para devorarlos, al negarse Melkor, Ungoliant le atacó. Melkor lanzó un grito tan aterrador como nunca se volvió a oir en el mundo, y entonces desde Angband salieron los Balrogs en su defensa.
Feroces criaturas eran los balrogs, se dice que eran Maiar corrompidos por Morgoth, y durante mucho tiempo le sirvieron bien.

Fingolfin Leads the Host Across the Helcarax. Autor: Ted Nasmith. Fëanor juró venganza contra Morgoth y junto con su gente, decidieron ir tras él. Fëanor hizo un juramento por el cual no permitirían que nadie, ni siquiera los Valar, se apoderaran de los Silmarils, para lograr su objetivo las huestes de Fëanor incluso asesinaron a otros elfos que se negaron a cooperar con ellos en el puerto de Aqualondë, donde se hicieron con barcos con los que cruzaron el Belegaer, el mar que separaba Valinor de Beleriand y la Tierra Media.  Los Valar declaran exiliados a este grupo de Elfos conocidos como los Noldor, una maldición cae sobre ellos.
Más aún, Fëanor traicionó y abandonó a su medio hermano Fingolfin, éste lideró a su clan a pie a través del Helcaraxë, un estrecho de hielo en el norte del mundo, que comunicaba Beleriand con Valinor (aquí me parece como una referencia clara al paso por el Estrecho de Bering). Entre la hueste de Fingolfin estaba una elfa que sería prominente en el resto de la historia: Galadriel.
Casi al finalizar el cruce, los elfos de Fingolfin se vieron soprendidos, cuando en el cielo se elevó un prodigio nunca antes visto: los Valar tomaron la ultima hoja que quedaba de Telperion, el árbol plateado, y crearon la Luna. Poco después los Valar tomaron el último fruto de Laurelín, y crearon el Sol. Al mismo tiempo, al oriente de la Tierra Media, despertaron los hombres, los segundos hijos de Eru Iluvatar. Mortales y de corta vida, a diferencia de los elfos, a quienes solo la violencia les ocasiona la muerte (aunque en realidad su alma regresa a las estancias del Vala Mandos en Valinor).
Sin embargo un hechizo impide a cualquiera ingresar a Valinor a traves del mar. Con esto los valar abandonaban a Beleriand y la Tierra Media a su suerte.

Beren and Luthien. Autor: Dylan Palmer.  Elfos y hombres lucharán juntos para derrotar a Morgoth, que amenaza siempre a Beleriand y la Tierra Media. Muchas batallas e historias se cuentan en los anales de los Elfos, y muchos nombres figuran en ellos. Pero ningun par de nombres es tan famoso como Beren y Luthien. Beren era un hombre que se enamoró de Luthien, elfa hija del Rey Thingol y Melian la Maia. A fin de ganarse la mano de Luthien, Beren promete conseguir un Silmaril y presentarlo a Thingol. Muchas aventuras pasó este inverosímil par (la unión de elfos y hombres no tenía precedente), combatieron al mayor de los sirvientes de Morgoth: Sauron el Maia, Beren cayó preso de Morgoth en Angband, pero Luthien llegó desde Doriath, y con su canto, logró dormir a Morgoth, con lo cual pudieron conseguir el Silmaril.
Carcharoth, una de las infernales criaturas de Morgoth, mordió y arrancó una mano a Beren, la cual sostenía el Silmaril robado. Carcharoth se volvió loco del dolor que le causaba la joya en su interior y al ser muerto, se recupera el Silmaril, que es entregado a Thingol, mientras que Beren el Manco muere de sus heridas. La pena que invadió a Luthien fue tal que abandonó Beleriand para ir a Valinor, se reunió en espíritu con Beren en las Estancias de Mandos, y logró conmover a los Valar, para volver ambos a la Tierra Media como mortales, se fueron a vivir a un pequeño sitio aislado, y conservaron el Silmaril por un tiempo.

The Death of Glaurung. Autor: Elena Kukanova. Otra de las grandes historias de El Silmarillion es la de los Hijos de Húrin y Morwen. Éstos eran Turin y Niniel, el desdichado hado impuesto por Morgoth a la descendencia de Húrin trajo muchas desventuras a Turin. Luego Glaurung, el primero de los dragones  creados por Morgoth, hechizó a Niniel, de modo que ésta perdió la memoria y se encontró con Turin, a quien de hecho no conocia. Ambos se casaron y vivieron en relativa calma, hasta que otra vez Glaurung decidió hacer de las suyas, pero en esta ocasión Turin estaba preparado y emboscó a Glaurung, clavándole su espada. No obstante Turin quedó inconsciente.
Cuando Niniel llegó al sitio, dio por muerto a Turin, y el agonizante Glaurung le reveló la verdad, enloquecida por ello, Niniel se arrojó al río que pasaba por allí. Entonces Turin despertó y conociendo también la verdad de su parenteseco, se clavó su propia espada.
Hurin, el padre de ambos, que había estado prisionero en Angband, fue liberado y fue a la busqueda de sus hijos, encontró el lugar donde ambos perecieron, y allí encontró a su esposa Morwen, que también falleció de tristeza en el sitio.

Gondolin. Autor: Ted Nasmith. Bienvenidos al reinos escondido de Gondolin, creado por Turgon, hijo de Fingolfin, quien había cruzado en Helcaraxé siglos atrás, el reino de Gondolin estaba en una ubicación desconocida para el resto del mundo. Solo Hurin en su juventud había estado en el reino (a donde llegó a vuelo de águila) antes de caer prisionero en Angband, y ahora en su vejez había sido liberado por Morgoth, quien nada hace sin propósito.
Tras conocer la muerte de su esposa e hijos, Hurin trató de regresar a Gondolin, no sabiendo cómo llegar, maldijo a Turgon, y fue entonces como Morgoth pudo darse una idea de la ubicación del reino secreto.
Esto, y la posterior traición del elfo Maeglin, originaron la caída y saqueo de Gondolin. Muchos artefactos se perdieron en el tiempo, especialmente varias espadas élficas, entre las que destacaron Glamdring, Orcrist y cierta daga que le quedaba bien como espada a los Hobbits.

Dragon of First Age. Autor: Ruben de Vela. Una vez caída la ciudad de Gondolin, Morgoth era el amo y señor de Beleriand y la Tierra Media. Sin embargo Eärendil sobrevivió al saqueo siendo apenas un niño, y siendo un Peredhil, o medio elfo (su padre era hombre y su madre elfo), fue en busca de los Valar en un barco y así pedir perdon en nombre de los dos linajes, para ello se apoyó del Silmaril que su esposa, Elwing, había heredado de sus abuelos Beren y Luthien.
El poder del Silmaril permitió que Eärendil pasara a traves del encantamiento que impedia el paso a la tierra de los Valar, una vez allí suplicó perdon en nombre de Elfos y Hombres, y solicitó ayuda a los Valar para derrotar a Morgoth.
Por primera vez en siglos, los Valar se aventuraron a combatir a Morgoth, en la más grande batalla hasta entonces vista, se llamó a esta confrontación la Guerra de la Cólera. Morgoth lanzó a la lucha a balrogs, y dragones, entre ellos estaba el mayor dragón de todos los tiempos: Ancalagon el Negro. Cuando la batalla estaba en favor de Morgoth, en el cielo apareció Eärendil en su barco, el Vingilot, con el Silmaril en su frente produciendo un enorme brillo, y dio muerte a Ancalagon, quien al caer destruyó con su peso los Thangorodrim, los 3 volcanes que fortificaban Angband.
Morgoth fue derrotado, encadenado y arrojado al vacío de la noche. La mayoría de los orcos y otras criaturas de Morgoth perecen en batalla, si bien unos pocos dragones huyen al norte y un balrog escapa a las montañas grises, en la Tierra Media, donde se ocultará por miles de años en las profundidades de la tierra.

Tol Morwen. Autor: Stefan Meisl. Grandes cambios ocurrieron en Arda a consecuencia de la Guerra de la Cólera. Prácticamente todo Beleriand se hundió y el agua lo anegó todo, ahora Belegaer llegaba hasta la Tierra Media. Sólo unas pocas islas y elevaciones subsistieron, entre ellas Tol Morwen (la Isla de Morwen), el sitio donde Morwen, Niniel y Turin habían conocido su fin.
En cuanto a los Silmarils, a Eärendil se le encomendó la tarea de vigilar los cielos permanentemente a bordo del Vingilot, con él siempre estaría el Silmaril robado por Beren y Luthien, y se convertiría así en la estrella conocida como Venus. 
De los otros dos Silmarils de la corona de Morgoth, los dos últimos hijos de Fëanor que quedaban, Maedhros y Maglor, los robaron antes de que los Valar los tuvieran, el juramento tenía que cumplirse, pero ahora, al ser indignos de tales joyas, les causaron dolor al simple contacto.
Maedhros, enloquecido por la sensación, se arrojó junto al Sillmaril a una grieta de fuego hacia las profundidades de la tierra. El tercer Silmaril fue arrojado por Maglor a las profundidades del océano.
Así termina la historia de los Silmarils, con uno en el cielo, otro en la tierra y uno más en el mar.
Acababa así también la Primera Edad del Sol. Iniciaba una nueva era, en la que un nuevo mal surgiría para dominar el mundo.

Sauron - Annatar. Autor: Soni Alcorn-Hender.  Los Valar se retiraron de nuevo a sus tierras en Valinor para nunca más volver, no obstante, se le permitió a los elfos volver a Valinor si así lo deseaban, y desde entonces, los elfos abandonaban la Tierra Media en barco hacia las Tierras Imperecederas. En cuanto a los hombres que permanecieron fieles y lucharon contra Morgoth, los Valar los premiaron con una vida prolongada y levantaron la isla de Númenor, en medio de Valinor y la Tierra Media. Elros, hijo de Eärendil, decidió tener el destino de los hombres y fue el primer rey de los numenoreanos. Elros el otro hijo de Eärendil, decidió permanecer del lado de los elfos y fundó Imladris, también conocido como Rivendell.
Pero Sauron, el mayor sirviente de Morgoth, sobrevivió a la Guerra de la Cólera y pidió perdon por sus actos, no obstante, esto fue sólo un ardid, pues pronto se presentó entre los elfos con una bella forma, y con el nombre de Annatar, el Señor de los Dones. Enseñó a los elfos la ciencia de los anillos de poder, con el resultado que ya todos conocemos.
Este dibujo por cierto, está inspirado en una escena eliminada de El Retorno del Rey, cuando Sauron se aparecía al final de la película, la escena fue descartada por motivos de producción, además de que entraría en contradicción con los libros de Tolkien, segun veremos mas adelante.

Celebrimbor's Death. Autor: peet (deviantart). Mientras los numenoreanos medraban en su isla, en la Tierra Media el elfo Celebrimbor forjó 16 anillos de poder bajo supervisión de Sauron/Annatar, además de otros 3 anillos para los elfos, de los cuales Sauron no sabía nada, pero Sauron también forjó el Anillo Único. Cuando Celebrimbor se negó a entregarle los anillos a Sauron, éste regresó y mató al elfo, su cadáver desnudo fue usado como estandarte por los orcos de Sauron en su campaña contra los pueblos de la Tierra Media.

This is it, the Aocalypse. Autor: tamsinmwong (deviantart). Los Numenoreanos acudieron en auxilio de la Tierra Media, y Sauron fue capturado y llevado a Numenor, si bien esto era parte de su plan y a lo largo de los años corrompió a los reyes, quienes se lanzaron a tratar de conquistar Valinor, en busqueda de la inmortalidad. La ira de los Valar no se hizo esperar y Númenor fue hundida en una gran ola. Arda, que hasta entonces era plana, cambió de forma y se volvió redonda, pues Valinor fue separada del mundo y colocada en otro plano de la existencia, aunque los elfos podían regresar sobre el mar a traves del Camino Recto.
Sauron apenas sobrevivió: su cuerpo fisico fue destruido, y nunca más podría tomar la bella forma de Annatar, en su lugar, su espíritu adoptó una forma terrible, y regresó a fortificar sus fortalezas en Dol Guldur y Mordor.
Un puñado de numenoreanos fieles escapó antes del desastre y atracó en la Tierra Media: eran liderados por Elendil, y sus hijos fundaron los reinos en el exilio: Arnor en el norte a cargo de Isildur, y Gondor en el sur, regido por Anárion, Elendil era el rey máximo en ambos reinos.

Last Alliance. Autor: desconocido. El reino de Gondor y Arnor trabó gran amistad con los elfos, y juntos desafiaron a Sauron en la llamada Guerra de la Última Alianza de hombres y elfos. Del lado de los elfos éstos eran liderados por Gil-Galad y su heraldo Elrond, hijo de Eärendil. Por los hombres el mando era de Elendil, y sus hijos Isildur y Anárion.
Como todos ya sabemos, tras 7 años de sitio en Mordor, Sauron salió y atacó directamente, mató a Elendil y entonces Isildur le cortó la mano con la espada Narsil, al perder el Anillo Único, Sauron fue derrotado y con ello llegaba el fin de la Segunda Edad del Sol, mas Sauron no fue destruido, pues su espíritu continuó existiendo aunque sin fuerza, además el Anillo sobrevivió y corrompió a Isildur.
Luego el Anillo traicionó a Isildur y lo abandonó a su suerte para que los orcos lo mataran, el Anillo cayó al río Anduin, donde se dio por perdido. 
Desaparecido el Rey, Arnor se desintegró con el paso de los años, al final sólo quedaron tras de sí un grupo de jinetes dispersos, conocidos como los Montaraces del Norte.
En el Sur, Gondor sobrevivió, si bien la línea de herederos se perdió también y Gondor pasó a ser regido por Senescales, guardianes del trono. Una parte de Gondor fue dada en gratitud a los jinetes de Eorl y se le llamó Rohan, un juramento de amistad y apoyo en batalla unió a ambos reinos.

Istari. Autor: Moi Keniku Sang.  Conscientes de que la maldad de Sauron aún podría emerger de nuevo, los Valar mandaron a 5 de sus Maiar a la Tierra Media: se les llamó los Istari, y los tres más conocidos que figuran en las historias del legendarium son Olorin (Gandalf el gris), Curumo (Saruman el blanco) y Romestamo (Radagast el pardo). Llegaron a la Tierra Media y adoptaron la forma de ancianos, su tarea no era combatir directamente a Sauron con su poder, sino de asesorar a los hombres para que éstos derrotasen eventualmente a este nuevo enemigo.

The Blue Wizards. Autor: turnermohan (deviantart). De los otros 2 magos, Alatar y Pallando, conocidos como los magos azules, Tolkien casi no nos dice nada, salvo que fueron al oriente lejano, y una vez allí, probablemente hayan fundado cultos esotéricos.

Bandobras Took vs. Golfimbul. Autor: desconocido. En los siguientes casi tresmil años pasan muchas cosas: se desintegró Arnor, Sauron reapareció en Dol Guldur, y con él sus Nazgul, de los cuales el Rey Brujo de Angmar es el líder. Hubo largos inviernos y plagas de enfermedades, y es por primera vez que los hobbits aparecen en los anales de la Tierra Media, primero cuando enviaron "algunos" arqueros a las batallas entre Arnor y Angmar (o eso dicen ellos), y la segunda cuando una partida de orcos invadió la Comarca, y Bandobras "Toro Bramador" Took, despachó al lider de los orcos, que se llamaba Golfimbul.
Lo golpeó tan fuerte con su porra, que le desprendió la cabeza y ésta cayó en una madriguera de conejos. Así Bandobras Tuk ganó la batalla, y al mismo tiempo inventó el golf.

Bilbo and The Eagles. Autor: Ted Nasmith. En los siguientes siglos se va preparando el escenario para El Hobbit: Sauron reaparece abiertamente en Dol Guldur, los enanos excavan profundo en las minas de Moria, que ellos llaman Khazad-Dum, despiertan al balrog que llevaba ahí milenios dormido y se ven obligados a huir, varios de ellos fundan el reino de Erebor en la Montaña Solitaria, sólo para que Smaug, el ultimo dragón, los expulse de ahí. Eventualmente los enanos entran en guerra con los orcos y los vencen a las puertas de Moria, sin poder entrar ahí debido al Balrog.
Es entonces cuando Thorin Escudo de Roble forma la compañía de Enanos junto a Gandalf y en hobbit Bilbo Bolson, con la misión de recuperar Erebor, lo cual es logrado al darle muerte a Smaug. En el camino, Bilbo se halla un curioso anillo.
Mientras guiaba a la compañía de Thorin, Gandalf se las arregla para atacar Dol Guldur junto al resto del Concilio Blanco (los 3 istari, y varios de los elfos más prominentes). Sauron huye a Mordor.

Beorn in Battle. Autor: peet.  La Batalla de los Cinco Ejércitos por las riquezas de Erebor. Thorin muere. Beorn, el cambiador, participa activamente en el enfrentamiento. Bilbo regresa a la Comarca con un cofre lleno de oro, y un anillo que lo hace invisible. Erebor vuelve a ser un reino prospero.

Balin Fundinul. Autor: Martym. Entre los sucesos de El Hobbit y La Comunidad del Anillo transcurren aproximadamente 70 años. En ese periodo Balin, miembro de la compañía de Thorin, se establece en Moria, pero su intento de colonia fracasa 5 años despues. Todos los enanos mueren a manos de los orcos, el balrog y el extraño monstruo marino que acecha en las puertas occidentales de Moria.
Gollum, que había perdido el anillo único a manos de Bilbo, sale en su busqueda y es capturado primero por Gandalf, que le saca la verdad sobre el asunto, y luego por orcos de Sauron, quienes también le sacan parte de la sopa.
Bilbo adopta a su sobrino, Frodo Bolson, y lo nombra su heredero. Su heredad incluye el Anillo. En su cumpleaños 111 Bilbo deja la Comarca para nunca más volver. Gandalf empieza a sospechar que el anillo de Bilbo no es otro que el Anillo único de Sauron. Tras confirmar sus sospechas empieza el viaje de Frodo.

Tom Bombadil. Autores: Tim y Greg Hidebrandt. El gran ausente de las películas y de muchas otras adaptaciones de El Señor de los Anillos. Tom Bombadil es un personaje de la infancia de Tolkien y escribió sobre él en otras obras antes de incluirlo en su Legendarium. Es también el personaje mas enigmático de toda la obra tolkieniana. Frodo y los hobbits se topan con él, y el Anillo Único no solamente no le afecta, sino que él mismo afecta al anillo y lo hace desaparecer. Se dice que Tom estaba en Arda mucho antes que los elfos o los hombres, antes que Sauron o Morgoth, incluso antes de la primera lluvia. En este sentido, las hipótesis dicen que Tom Bombadil no es otro sino Eru Ilúvatar en persona, o bien es el propio Tolkien dentro de su obra.

The Argonath. Autor: Ted Nasmith. Siempre será espectacular la visión de las estatuas gigantescas de Isildur y Anárion, flanqueando el río Anduin, y que marcaban la frontera norte de Gondor. La comunidad del anillo pasa por aquí justo antes de desbandarse.

Minas Tirith. Autor: Ted Nasmith. Minas Tirith era la capital de Gondor, y tal como vemos en El Retorno del Rey, fue el sitio de la mayor batalla de la Tercera Edad, cuando huestes de orcos, hombres del oriente, los Nazgul y otras criaturas, enfrentaron a las fuerzas de Gondor y Rohan. Fue una victoria pírrica para los hombres, pues aunque la tropa de Sauron fue diezmada, la de los hombres también, y Sauron aún tenía grandes recursos.

Mouth of Sauron. Autor: tulwarr1. Un numenoreano negro, esto es, de los que sobrevivieron a la caída de Númenor, pero siguieron adorando a Sauron, fue el que recibió al contingente de hombres que trataban de distraer a Sauron mientras Frondo destruía el Anillo. Boca de Sauron, como se hacía llamar este hombre, afiló sus dientes y había modificado su apariencia para crear miedo entre sus enemigos.

King Elessar. Autor: lenimentus. Derrotado Sauron de manera definitiva, la Tercera Edad llega a su fin. Aragorn, capitán de los Montaraces del Norte y heredero de Isildur, reclama el trono de Gondor, y con ello resurge el Reino Unificado de Gondor y Arnor. El Rey Elessar, como se le llamará, tomó por esposa a Arwn Undómiel, hija de Elrond, siendo la tercera vez en toda la historia de Arda, que se da la union entre elfos y hombres. Elessar gobernó con sabiduría durante 120 años y murió como los grandes reyes de antaño.

The New Shadow. Autor: mirachravaia (deviantart). Tras el fin del reinado de Elessar, Tolkien ya no nos dice nada, pero existe el relato inconcluso llamado La Nueva Sombra, situada 100 años después de la muerte de Aragorn Elessar donde los adolescentes incursionaban en cultos de adoración a los orcos.  Entre otras cosas, solían atacar y destruir árboles, uno de estos jóvenes, Saelon, es sorprendido por Borlas, mientras robaba manzanas de un árbol, y empiezan a discutir sobre la naturaleza de los orcos.
Pero, ya sin elfos, orcos, otras criaturas o artefactos mágicos, la historia no fue del interés para JRRT y la abandonó tras unas pocas cuartillas.

The Fourth Coming. Autor: John Howe. Lo último en términos cronológicos, es la Dagor Dagorath, la batalla final, se profetizó que eventualmente Morgoth descubriría como escapar de su cautiverio y volvería a asolar al mundo, resucitará a Sauron, asi como a balrogs, dragones, orcos y muchos otros de sus sirvientes, y destruirá el Sol y la Luna. Eärendil regresará para combatirle, junto a los Valar, los elfos y los hombres resucitados también, será sin embargo Turin, el hijo de Hurin, quien clave su espada en el negro corazón de Morgoth, como venganza por las penas que le causó en el pasado.
Habiendo llegado el fin del mal, el espíritu de Fëanor recuperará los Silmarils y los abrirá para que los Valar finalmente puedan restaurar los Dos Árboles.
Una nueva canción será creada por Eru Ilúvatar, esta vez la cantarán los Valar, los Elfos y los Hombres, y un nuevo mundo será creado.

lunes, 24 de julio de 2017

Imágenes antiguas de la Comarca Lagunera. PARTE 39

Un compilado más de las imágenes del pasado local que historiadores, divulgadores, aficionados, y locos sin que hacer como el que esto escribe, comparten en la red, especialmente en sitios como orreon y la Laguna: Gloria y EsplendorLeyendas LagunaLerdo la Ciudad JardinYo Soy de Gomez PalacioFotografía Antigua y de Antigüedades de ParrasAmigos de Mapimí, DurangoVerdesierto, y alguno que otro sitio de paga. Empecemos nuestro viaje al pasado:

El año es 1950, y directo de los archivos de la fundación ICA, que conserva todas las fotografias tomadas por la Compañía Mexicana de Aerofoto, tenemos aquí el Aeropuerto Francisco Sarabia, de Torreón. Obsérvese que el aeropuerto apenas tenía 4 años de existencia, y en ese entonces la pista principal era más corta que en la actualidad, prueba de ello es la carretera a San Pedro, que corría íntegra y recta por detrás de la terminal, la pista actual 12/30 actualmente cruza más allá de la carretera.
A la izquierda podemos ver el canal de riego que todavía hoy existe y pasa justo por detrás del centro comercial Galerías Laguna.
Por cierto, como nota de cultura general, las pistas de aterrizaje de un aeropuerto se nombran segun el rumbo magnético de sus cabeceras, o extremos, tomando el norte magnético como 0°, y de ahí en sentido horario, donde el este sería 90°, el sur 180°, oeste 270° y así... por ejemplo, la pista principal de Torreón es 12/30 (son los números que se observan en los extremos de las pistas), donde la cabecera norte es para aviones que aterrizan con un rumbo de 120° y la sur a los que aterrizan con rumbo de 300°. La segunda pista, a menudo utilizada como calle de acceso (rodaje) por los aviones, se denomina 08/26, por las mismas razones.

Y aquí a nivel de suelo tenemos el primer edificio terminal del Aeropuerto, que si bien hoy aun existe, buena parte de las instalaciones para los pasajeros están en un nuevo y moderno edificio.

Continuando con historia aeronáutica local, regresemos a 1929 para encontrarnos con esta joya gráfica: en el viejo Puerto Aéreo de Torreón, ubicado en la actual colonia La Merced, los aviones que vemos aquí son un biplano Bristol Boarhound de la Fuerza Aérea Mexicana, distinguible claramente por su deriva tricolor y la escarapela triangular en las alas, a la izquierda un avión monoplano de ala alta Travel Air 6000, con matrícula NC-9013, comprado por el Gobierno Federal en El Paso, TX.
Esta espectacular imagen la descubrí hurgando en eBay, donde está aún a la venta. La importancia histórica de la postal recae en el hecho de que muy seguramente son los aviones que bombardearon Torreón el 16 y 18 de marzo de 1929, en la llamada rebelión escobarista o renovadora (ver este enlace), que se ha dicho fue el primer bombardeo en el mundo hacia una población civil desde el aire (cosa que no es así, ni siquiera en México), pero ello no le resta magnitud al hito histórico y mucho menos al valor de la foto, pues creo que hasta ahora no hay otras imágenes similares.

Década de los 40's, tenemos aquí un autobús de la ruta Parras-San Carlos, de la ilustre página de Facecbook Fotografía Antigua y de Antigüedades de Parras, que administra el amigo Antonio Garcia.

Ignoro la fecha de esta imagen, es el Boulevard Morelos, en Torreón. Hoy convertido en uno de esos inutiles paseos peatonales que están tan de moda en las ciudades, especialmente en aquellas que no son de arquitectura colonial, y que tanto daño económico han significado para quienes tienen negocios en dichas calles reconvertidas.

Otra imagen cuya data no tengo, y que apareció en El Siglo de Torreón, es la boca de Picardías, cerca del poblado del mismo nombre, por donde pasa el Río Aguanaval, la vía del ferrocarril lo cruza mediante un puente que nos recuerda a los del Nazas (si bien la estructura de los puentes ferroviarios es la misma y es genérica, por decirlo de algun modo). No se observa a la izquierda de la vía la actual carretera a Jimulco.

Avenida Juárez, en Torreón, 1969. Podemos ver que ya para entonces la publicidad y los puestos ambulantes le daban una cara no muy agradable al primer cuadro de la ciudad.

Apenas casi 20 años antes de la imagen de arriba, y a unos metros de ésta, así se veía en los 50's la avenida Juárez, casi esquina con Cepeda. Pueden verse los árboles de la plaza de armas y más allá las torres de la Iglesia de Guadalupe. Observese que para ese tiempo la circulación era en doble sentido, actualmente es de poniente hacia oriente.

Vámonos a otra plaza, específicamente a la de Gómez Palacio, desde donde se tomó esta imagen del ya legendario y desaparecido Cine Palacio, ocupado hoy por una tienda amarilla de esas que venden electrodomesticos y muebles. Allá atrás se observa la Iglesia de Guadalupe. Desconozco la fecha de la fotografia.

Esta imagen y otras que iré publicando, las encontré en un libro alusivo a los 50 años del reparto agrario en 1986, y que un tío de el que esto escribe se halló tirado en la basura. Observamos a un trabajador con una barrena, en la explotación de mármol en las cercanías de Dinamita, municipio de Gómez Palacio, Durango. Lo sé, debido al inconfundible cerro del fondo de la imagen.

Una miradilla a las instalaciones de la Jabonera La Esperanza, en Gómez Palacio. Verdaderamente intrigante me resulta la existencia de vías portátiles del tipo Decauville (llamadas coloquialmente "de cauvilla").

Otra jabonera de la que se ha documentado mucho en la historia es la Jabonera La Unión en Torreón, y al igual que La Esperanza en Gómez, lo que queda de ambas es ahora parte de unidades deportivas y parques ecológicos.

Bienvenidos al Lerdo de no ha muchos años, observamos en primer plano un terreno en plena construcción, que hoy es un mercado conocido como La Popular, ahi al fondo, en las esquinas de Sarabia y Allende, tenemos, de izquierda a derecha, un interesante edificio con un notable estilo arquitectonico, hoy invadido por puestos comerciales, le sigue el edificio de la Presidencia Municipal, luego la Iglesia, y al extremo derecho podemos ver la Plaza de Armas y uno de sus puestos fijos.

Seguimos en Lerdo, ahora en la década de los 60's, observamos aquí el Parque Victoria.

Una mirada a Mapimí, Durango, nada menos que desde la cima del Cerro de la Bufa. Allá al fondo se observan las serranías detrás de las cuales se esconde el poblado de Jaralito y la mina Descubridora.

Vista aérea de la Presidencia Municipal de Torreón. Década de los 60's. Enfrente se observa en Jardín Juárez, que hoy en día, aunque persiste, se ha reducido notablemente para dar espacio a la Gran Plaza de Torreón, y la Presidencia Municipal se ha mudado al norte de dicha plaza, en un enorme edificio que domina el sector.

Un paraje del padre Nazas, en 1912.

Y hablando del Nilo lagunero, una avenida en 1937, vista desde la represa de El Coyote, al fondo vemos al tranvía cruzando por su puente, en un convoy de 3 carros, y más allá es reconocible el puente del ferrocarril.

Hace unos meses y con motivo de las obras del Metrobus, se descubrieron vestigios en la glorieta de El Torreón, que si bien no fueron clasificados por el INAH como patrimoniales, ciertamente hubiera sido excelente que se conservaran incluidos en las nuevas instalaciones del BRT. Los vestigios a los que hago referencia son los del antiguo canal de El Coyote, que pasaba por lo que hoy es el Blvd, Independencia, pues bien, aquí tenemos una imagen de cuando dicho canal fue rellenado. Las compuertas se conservaron y durante mucho tiempo albergaron el Museo de la Revolución.

No puede faltar en esta sección alguna foto alusiva a la Revolución Mexicana en el País de la Laguna, y aquí vemos a los revolucionarios en las faldas de los cerros del suroeste de Torreón. Allá al fondo vemos la casa del arquitecto Federico Wulff, hoy Museo Casa del Cerro, y se aprecian los carros del Ferrocarril Central Mexico-Cd. Juarez. Supongo que la foto es tomada desde las vías del Ferrocarril Internacional, y que hoy es el Blvd. Revolución. El año es 1913, y la foto corresponde a la Segunda Batalla de Torreón, las tropas constitucionalistas toman las ciudades de la Laguna, pero no podrán mantener su dominio por mucho tiempo, el ejército Federal retomará las plazas, hasta que en 1914 Pancho Villa y su División del Norte lo hagan pedazos de una vez por todas.

MAS IMAGENES:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39