jueves, 22 de noviembre de 2012

Avances sobre el Metrobús Laguna

Uno de los proyectos que más idas y venidas ha tenido desde que la Comarca Lagunera es considerada una metrópoli, es el del Metrobús Laguna, un proyecto que contempla una ruta entre las 4 ciudades hermanas de la Laguna: de Lerdo a Matamoros, pasando por Gómez Palacio y Torreón.

¿Qué es un metrobús? En inglés se denomina BRT (bus rapid transit), a un sistema de transporte de alta densidad, con autobuses de gran capacidad que circulan sobre rutas determinadas (corredores), en un carril confinado, esto es, separado del resto de carriles de una calle, así como estaciones específicas (no hace paradas continuas). Dentro de los requerimientos están las mas altas exigencias en cuanto a emisiones ambientales, el transporte debe ser lo más ecológico posible. Se maneja el prepago mediante tarjeta recargable.
La implementación de un sistema BRT o metrobús implica el reordenamiento de las rutas de camiones, de modo que estas no tengan la misma ruta, y pasen así a funcionar como alimentadoras del BRT.
Render que nos muestra las características de un BRT: carriles confinados del resto del tráfico, lo que acelera el viaje, así como estaciones de abordaje, el tiempo de espera no debe ser mayor a unos minutos entre autobuses.
El sistema BRT se originó en Curitiba, Brasil, ciudad que experimentó un crecimiento económico y poblacional sin igual, que originó una gran demanda en las rutas urbanas, así surgió el Metrobús, una ingeniosa idea para ordenar el caos urbano y ahorrar el tiempo de viaje. El concepto se expandió rápidamente a todo el mundo. En México, León fue la primer ciudad que implementó un sistema, al que se denominó Optibus. Actualmente existen BRT en el Distrito Federal, Estado de Mexico, Guadalajara, Monterrey, Villahermosa y Tuxtla Gutiérrez, existen sistemas en construcción en Monterrey, Pachuca, Chihuahua, Cd. Juárez, Tijuana, Tampico, Mexicali, Acapulco, Puebla y Cancún.

Pues bien, el pasado 8 de noviembre el ayuntamiento de Torreón presentó formalmente el proyecto de Metrobús, que en primera instancia, solo cubrirá este municipio y Matamoros, a lo largo del Boulevard Revolución, no está contemplada la ruta a Gómez Palacio y Lerdo, del vecino estado de Durango, pues aquí no ha habido planeación alguna por parte de las autoridades, sobre decir que mientras en Torreón el control del autotransporte es tarea del municipio, en los municipios duranguenses es responsabilidad del estado, por cierto que esta centralización ha repercutido negativamente en la calidad del transporte público que estas ciudades tienen, en contraste a Torreón.

Ya existe algún estudio de viabilidad al respecto, el paso del BRT obligaría primero, a separar un par de carriles de las vialidades por donde circule, cosa que en el Blvd. Revolución es plausible, segundo, una enorme cantidad de rutas urbanas deberá de ser reordenada, de modo que estas se conviertan en ramales del metrobus, entregando y recogiendo pasaje en las estaciones del mismo, son muchísmas las rutas de camiones en Torreón que circulan a todo lo largo del Revolución y la carretera a Matamoros, muchas de ellas deberán desaparecer, pero al igual que se hizo en el D.F., deberá incluirse a los concesionarios afectados en la gestión del metrobus, del mismo modo los choferes que pierdan este empleo deben ser capacitados para el manejo de los nuevos equipos que operarán en el corredor BRT. Percibirán un salario fijo y prestaciones de Ley.
Al disminuir las rutas de autobueses, tanto en cantidad como en su recorrido, resulta evidente que se requerirán menos unidades para prestar servicio, por lo cual muchas serán retiradas, las más viejas y contaminantes deberán ser las primeras, y en todo caso chatarrizadas, mientras que aquellas que todavía tengan vida útil por delante serán redistribuidas en aquellas rutas donde la cantidad de autobuses sea insuficiente, incluso pueden ser vendidas a otras ciudades.

Sobre este punto, existen numerosas alternativas en cuanto a los autobuses a emplear en el BRT, y el mismo día 8 vino una demostración conjunta de la carrocera Marcopolo y Mercedes Benz, en la que mostraron algunas unidades que se pueden emplear en el corredor. Siendo Marcopolo una armadora brasileña de carrocerías, tiene un contrato de exclusividad en México con el fabricante alemán Mercedes Benz, por lo cual todos sus autobuses poseen el chasis de la firma alemana.
Frente al Teatro Isauro Martínez, este Marcopolo Viale BRT articulado, nótese la presencia de puertas del lado izquierdo, esto a fin de que poder acceder desde las estaciones, que se ubican en los camellones centrales de las vialidades, el BRT viaja por los carriles internos de las calles. Las puertas estan al nivel del suelo de las estaciones, lo que permite el acceso a personas discapacitadas. Comentábamos en un foro que no sería la primera vez que un autobús articulado (o "doble") circule por la región, ya anteriormente la ruta Periférico traía algun vehículo de este tipo.
Otra vista del Viale, al fondo otro modelo que a la fecha no logro identificar, por cierto que al llegar a la ciudad, el autobús articulado protagonizó un choque con un particular.
Esquemática del Viale BRT
En esta otra toma se aprecia la segunda unidad que vino a la demostración, puede verse que el segundo vehículo es de piso bajo, para las personas discapacitadas. En Gómez Palacio ya circulan 2 autobuses con piso bajo en las líneas que pasan por el CRIT.
Lo más parecido que encontré en la red, sería este Volvo Viale B7R, aunque, dado el contrato de exclusividad, en México este modelo sería con chasis de Mercedes Benz y no Volvo. De hecho, este autobús se parece a los Merecedes Benz "Torino", que circulan en muchas rutas tanto en Torreón como en Gómez y Lerdo
Otro detalle importante es la concientización de la ciudadanía, estamos hablando de un transporte de primer mundo, algo que la región nunca ha tenido, y a lo que ciertamente puede reaccionar de manera negativa: Torreón ya ha intentado establecer el sistema de prepago con desatrosos resultados: la gente se opuso, prefiere pagar en moneda, es muy difícil acostumbrar a la población a manejar una tarjeta de recarga. Segundo: que el autobús sólo se detendrá en paradas establecidas, otro punto que en Torreón se ha intentado: establecer paradas en el centro de la ciudad, y ya hemos visto que los choferes (expertos en todo menos en la cortesía) hacen caso omiso de las paradas, se detienen donde sea, los mismos pasajeros se quejan si el conductor no los baja en zona que no es parada.

La educación vial es importante: los conductores de vehículos han de entender que en ningún momento deben invadir el carril exclusivo para el Metrobus, en los cruceros deben dar preferencia a que pase primero el Metrobús, y digamos que en la Laguna no andamos bien en educación vial. 

Y como ultimo punto, se exige la más mínima educación y respeto del ciudadano hacia el parque vehicular y las instalaciones, porque si se logra establecer el Metrobús Laguna, no habrá pasado una semana para que los autobuses y las estaciones estén llenos de grafitti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada