jueves, 29 de septiembre de 2016

Aerolíneas del pasado. PARTE 5

Una vez más un compilado de diversas empresas que alguna vez se atrevieron a surcar los cielos nacionales, muchas de ellas fueron efímeras y sus datos, aún en tiempos de internet, son verdaderamente crípticos, otras tantas lograron tener un modesto desempeño y solo muy pocas pueden presumir de haber sido exitosas, pues como dice el viejo refrán "en la aviación, para hacerse millonario, hay que empezar siendo multimillonario".

Empecemos el día de hoy con Aero Feliz, no hay mucha información de esta línea, salvo que vivó entre 1990 y 1992, y tuvo únicamente este Boeing 737-200, llamado "Vicente Guerrero", el cual tenía matrícula estadounidense. Operaba vuelos tipo chárter, creo, entre Ciudad de México, Puerto Vallarta, Guadajalara y San Francisco. Dejó de operar imagino que porque simplemente no les resultó el negocio.

Ahora tenemos este Curtiss C46 de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Industria Pesquera F.C.L. (FEDECOOP), de Baja California, más que una línea aérea, era un avión usado para traslados por parte de este gremio.

Una C-131, versión militar de carga, del popular Convair 340, que perteneció a California Aeroservicios, otra de la que poco se conoce, sin embargo, presuntamente sigue en activo y con este aparato desde 1994.

Otro Convair, pero ahora del modelo 440, el que usaba Líneas Aéreas Oaxaqueñas, con sede en el estado mexicano del caos por excelencia, ignoro por completo fechas e itinerarios de esta compañía, aunque al parecer sus rutas eran entre la capital mexicana y diversos destinos en el estado de Oaxaca.

Líneas Aéreas Oaxaqueñas también tuvo en operacion este magnifico ejemplar de un DC-3. Este, o bien otro DC-3 de la misma compañía, fue abandonado a su suerte y desmantelado parcialmente, luego fue repintado y por el artista francés Jean-Baptiste Sauvage, y usado en la exposición "Le fort, le desert, le duel (El fuerte, el desierto, el duelo)" en la capital del estado, en 2012

Hablando de los bellos DC-3, he aquí los de Aerolíneas de Monte Albán, otra críptica aerolínea de la que poco se puede encontrar en la web.

Aerolíneas Vega, otra completa incógnita, lo único que sé es que operó en los 60's, y tuvo al menos las dos aeronaves que vemos en las fotos: un DC-3 y un DC-6

Vistosos fueron los DC-3 de Aerovías del Sur, esta empresa voló entre 1949 y 1959. No sé nada más.

Otro bello DC-3, el que tuvo la aerolínea estatal Transportes Aéreos de Nayarit hasta 1999.

Uno que tuvo sus 5 minutos de fama en el cine: el DC-4M que estaba junto al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y funcionaba como un restaurante llamado "Wings". El DC-4M era una versión intermedia entre el DC-4 y el DC-6, fabricado en Canadá. 4 de ellos vinieron para una aerolínea llamada LAUMSA, Lineas Aéreas Unidas Mexicanas, S.A., éste fue el único que sobrevivió convertido en restaurante durante varios años, y fue locación donde el fallecido Gaspar Henaine, "Capulina", filmó parte de la película "El Mundo de los Aviones", con uno de sus más pintorescos personajes olvidados: el "Capitán Mil Horas". Hoy en día no queda nada de ese avión, o eso creo.

Cerramos la entrega actual con este Northrop YC-125 perteneciente a Triplay y Maderas de Durango, S.A., una empresa del ramo forestal que existió en la población de Tayoltita, Dgo., el YC-125 fue un extraño y feo trimotor preparado para despegues y aterrizajes en pistas cortas, que fue diseñado para la US Air Force en 1950. 
Sólo se construyeron 23 de estos aparatos y duraron poco con la USAF debido a su poca potencia, en 1955 fueron vendidos a una compañía de Florida que a su vez los revendió en América Latina. Uno de ellos se integró a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), donde afectuosamente se le llamó "Huicot", se cree que éste es el que fue a dar luego a la empresa maderera duranguense.
Actualmente sólo existen dos YC-125, uno de ellos es el de Maderas y Triplay de Durango, y se encuentra en el Museo del Aire y el Espacio en Pima, Arizona. 

PARTE 1:
PARTE 2:

1 comentario:

  1. Dr. Increibles fotografias me encanto la del C-46 de la cooperativa pequera.
    Como siempre excelentes datos historicos.
    Un abrazo
    Andres Ramon Huerta Mejia

    ResponderEliminar