domingo, 4 de diciembre de 2016

Desmintiendo un OVNI

Diciembre 5, 1998, minutos pasados de las 7 de la noche en gran parte del país, una estela de luz blanquecina a azulada de dimensiones casi dantescas aparece en el cielo oeste de México, la masa brillante de color blanco se dirigía hacia arriba y al sur y permaneció visible por unos 10-15 minutos, el fenómeno es atestiguado por miles de personas, en el centro del país los testigos aseguran que la estela se elevaba desde la Sierra Madre Occidental.
El fenómeno fue filmado, y he aquí una captura del mismo, hasta la fecha no he podido encontrar el video fuente.
Por aquellos días de finales de los 90's era costumbre filmar las fiestas, y si mal no recuerdo el título del video hacía referencia a que el presunto OVNI fue captado en una fiesta, sin embargo, el grupo de pseudo-periodistas que por aquel entonces encabezaba el ídem Jaime Maussan, se adjudicó la autoría de la grabación (ver aquí), para ellos indudablemente lo que aparecía en el video era un objeto a todas luces inteligente debido a que "muestra evoluciones muy complejas que no encuadran dentro de lo conocido".

Yo mismo fui testigo de aquel avistamiento, era un niño en ese tiempo, jugando en la calle con mis amigos de barrio, de alguna manera aquel evento dejó una impresión en mí (ver esta entrada de diciembre de 2014), y desde entonces traté de buscar una explicación razonable para esa cosa. Las noticias de ese entonces reportaron que un satélite había caído en el Pacífico y si bien para un niño de mi entonces edad eso era una explicación razonable, nuca supe que satélite fue el que cayó al mar esa noche.
18 años han pasado desde entonces, yo crecí, hice una carrera y me convertí en adulto, me convertí también en un escéptico del fenómeno OVNI, y no fue sino hasta hace unos meses que finalmente aquella curiosidad de niño fue finalmente satisfecha.

Lo que muchos vimos esa noche no era un satélite, era una etapa de propulsion de un satélite, perfectamente lanzado y planificado desde un avión, Ese satélite se llama SWAS. Submillimeter Wave Satellite, o satélite de onda submilimétrica, en el buen español, un telescopio espacial, por decirlo de manera mas práctica. También se lo denomina "Explorer 74".

La misión del SWAS era realizar obsevaciones, no en el espectro de luz visible, sino en el de longitud de onda submilimetrica, en busca de oxígeno, carbono, monóxido de carbono y agua, esto para estudiar la composición de las nebulosas y proporcionar datos que arrojen luz para explicar los orígenes del Universo.

A pesar de que SWAS es un satélite de la NASA, no fue lanzado por ésta, sino por un contratista privado llamado Orbital Sciences Corporation (hoy Orbital ATK), pues ya por aquel entonces se otorgaban contratos a privados para lanzar cargas al espacio. Orbital tenía un cohete, denominado Pegasus XL, el cual se formaba de 3 estapas propulsoras, y era lanzado desde el vientre de un avión Lockheed L-1011 Tristar, afectuosamente llamado el Stargazer.
Originalmente el SWAS estaba previsto para lanzarse en 1995, pero fallos en el Pegasus XL retrasaron el lanzamiento hasta diciembre de 1998.

El avión despegó por la tarde del 5 de diciembre de 1998 desde la Base Aérea Vandenberg, California, y se dirigó al Océano Pacífico, donde alcanzó una altura de 39000 pies, 11.9 Km. 
Stargazer despega desde Vandenberg AFB con el Pegasus XL en su vientre, y llevando al SWAS

A las 00:57 horas UTC (hora universal de Greenwich) del 6 de diciembre, esto es a las 16:57 del dia 5 de diciembre en el Pacífico, 18;57 en el centro de México, el Stargazer soltó el Pegasus XL, el cual inmediatamente encendió su primera etapa que duró 75 segundos y se separó tras apagarse a los 21 km de altura. 
Pegasus XL enciende su primera etapa y se aleja llevando consigo al SWAS
A los 91 segundos del lanzamiento se enciende la segunda etapa que lleva al cohete hasta una altura de 187 km, ya en el espacio exterior, y al apagarse igualmente se desprende. La última etapa se encendió a los 7 minutos y a 648 km de la superficie terrestre. 
El satélite quedó así inserto en una órbita que cruza la Tierra en un ángulo aproximado de 70°, y cumple una vuelta a nuesto planeta cada 96 minutos.
diagrama orbital de SWAS
Así aquella noche no vimos un OVNI de origen extraterrestre, como afirmaron los ufólogos (si tal término aplica, ya que el sufijo -logos significa un estudio sistemático y objetivo, y es lo que menos hay entre quienes le hacen a la "ufologia"), lo que apareció ante nuestros ojos fue simplemente una etapa de propulsión de un satélite que había sido lanzado desde un avión en el Océano Pacífico. A juzgar por la hora, el color la altura y el tiempo que duró visible, estábamos viendo el encendido de la tercera etapa a más de 600 km de la tierra, por ello la vimos como una luz blanco-azulada que duró varios minutos porque al humo resultante todavía le daba la luz del sol y la reflejaba hacia el suelo. A la gente en el centro del país les pareció que subía desde la Sierra Madre, porque es lo que se interponía entre ellos y el horizonte bajo el cielo del Pacífico.

Sí, la luz hizo evoluciones inteligentes y por tanto no era natural, pero es porque era una máquina dotada de automatismo y controlada desde tierra, un inteligencia muy básica y meramente artificial hecha por el hombre. No era una nave alienígena en ningún caso.
Si para Maussan y su grupo las evoluciones de la etapa no resultaban conocidas, sólo demuestran su grave desconocimiento en las ciencias aeroespaciales, que creo yo, son indispensables para cualquiera que pretenda estudiar el presunto fenómeno OVNI.

SWAS empezó sus observaciones dos semanas después de su lanzamiento, la misión, originalmente prevista para durar 2 años, finalmente duró 6. En ese tiempo hizo centenares de análisis y contribuyó a conocer la composición química de muchas nebulosas, observó también nuestra Luna, Marte, Júpiter y Saturno, además de varios cometas que se acercaron a nuestro Sistema Solar. La misión terminó oficialmente en 2004, cuando el satélite fue puesto en hibernación.
Ejemplo de algunas de las observaciones del SWAS y las composiciones químicas que detectó
Un año despues SWAS fue reactivado temporalmente, para contribuir a las observaciones de la famosa misión Deep Impact, que lanzó un proyectil explosivo al cometa 9P/Tempel-1, a fin de estudiar el interior del mismo. SWAS hizo observaciones con respecto al agua contenida en el polvo liberado tras la explosión, tras lo cual volvió a ponerse en hibernación.
Deep Impact
A fecha actual SWAS continua en órbita inactivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario