lunes, 27 de junio de 2016

Trolebús de la Ciudad de México

Dentro de los muchos y variados sistemas de transporte masivo de la descomunal capital mexicana, existe uno bastante pintoresco: el trolebus.
El Trolebús es un vehículo híbrido entre un autobus común y corriente, y un tranvía, puesto que se alimenta por medio de cables a los cuales se une mediante una terminal catenaria conocida como trolley, la cual alimenta la fuente de poder del vehículo del mismo modo que un tranvía, pero a diferencia de éste, el trolebús no circula sobre rieles, lo cual le da cierta flexibilidad al momento de planificar rutas o recorridos.

En el caso de la CDMX, el trolebús es el sucesor de los tranvías, y circulan en 8 rutas, o líneas, de las cuales tres se consideran corredores de "cero emisiones". La antigüedad de la flota es considerable, dado que existen unidades que datan de hace más de treinta años, y actualmente el gobierno capitalino está considerando la posibilidad de sustituir los trolebuses por corredores de autobuses puramente eléctricos. He aquí una pasada por los diversos modelos, la mayoría de fabricación nacional, por la entonces legendaria Mexicana de Autobuses S.A. (MASA).

New Flyer: Cinco de estos vetustos aparatos de fabricación norteamericana circulan todavía en el trolebus de la CDMX, impulados por planta eléctrica alemana Vossloh Kiepe
MASA Somex S-500T con planta de poder Vossloh Kiepe. 15 unidades de este modelo nacional se pueden apreciar en las calles
MASA Somex S-500T, con planta motriz Mitsubishi Fuso, hecha en Japón. De esta variante hay 30 circulando.
MASA Somex S-500T con planta de poder japonesa Toshiba, del cual circulan más de un centenar de ejemplares, haciéndolo uno de los caballitos de batalla de la empresa.
Un MASA Somex S-500T Toshiba fue modificado, se le aplicaron nuevos cristales, diversas mejoras en la carrocería y un derrotero electrónico.
Lo más moderno en cuanto al parque vehicular son los MASA C12T con planta eléctrica Mitsubishi Fuso de segunda generación (y por moderno entendamos 1999), mismos que se emplean en los corredores cero emisiones, 200 unidades circulan en las diversas líneas de la trolebús. Portan un esquema de pintura diferente al resto.
Pues mientras el gobierno capitalino decide si sacar de una vez por todas el trolebus o adquirir nuevas unidades (o bien una medida salomónica que incluya ambas opciones), el fabricante DINA (Diesel Nacional), que resurgió de la quiebra con una nueva gama de autobuses, ha previsto la renovación de los trolebuses, y por ello desarrolló el modelo Dina Ridder E con planta eléctrica Skoda, aunque creo que también lo manejan con el Kiepe de Vossloh. No han tenido éxito a la hora de promoverlo con el gobierno de la CDMX, pero en Guadalajara (la otra ciudad mexicana que dispone de trolebuses) se han anotado un buen pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada