lunes, 28 de julio de 2014

100 años de la Primera Guerra Mundial

Pues bueno, que el día de hoy se cumple un siglo, desde aquel 28 de julio de 1914, cuando la Gran Guerra estalló y cambió el mundo permanentemente.

Una guerra que según expertos nunca debió lucharse, los soldados en las trincheras no sabían exactamente porqué estaban luchando, se decía que porque un estudiante había asesinado a un príncipe en un país del que pocos habían oído (ver: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2014/06/el-dia-que-cambio-la-historia.html), pero en general la mayoría de las naciones involucradas no tenían un motivo específico para agredirse entre sí, ni siquiera los monarcas de aquellos países sabían lo que estaba pasando, fueron los mandos militares, nacionalistas y derechistas, los que, basándose en sus alianzas y recelos, arrastraron al mundo a la guerra.

Una confrontación que se extendió más allá de lo que todos esperaban, ambos mandos eran optimistas de que la lucha no pasaría del invierno de 1914, y oh sorpresa, duró 4 largos años, en los que la barbarie humana expandió sus límites, fue la ultima guerra antigua, y también fue la primer guerra moderna: junto a las tradicionales tácticas y cargas de caballería hicieron su aparición los tanques, las ametralladoras, los aviones, y especialmente el gas tóxico que tantas vidas se cobró en todos los frentes.

Terminada en 1918, la Gran Guerra, como se la llamó entonces, también fue llamada "la guerra que acabaría con todas las guerras", el mundo creía haber tomado conciencia de los horrores que ésta desencadenaba. 

Sin embargo, el conflicto bélico de 1914 a 1918 fue tan solo el primer acto, el primer movimiento que sirvió para establecer el escenario de un segundo enfrentamiento mucho más devastador: tres imperios cayeron, otro perdió su dominio absoluto, las revoluciones no se hicieron esperar, una nueva lucha era inminente,

Las cicatrices de aquella Primera Guerra Mundial también lo son en el plano físico, como puede verse en esta serie de imágenes, obtenidas en su mayoría de la pagina westernfrontphotography.com:

El pueblito de Passchendaele en Bélgica antes y después, de junio a noviembre de 1917 fue sede de una de las batallas más sangrientas que las tropas británicas y canadienses libraron contra las alemanas, el pueblo fue borrado como puede apreciarse por los numerosos agujeros dejados por los proyectiles de artillería.

Chemin des Dames, o Camino de las Damas, en Francia. Una trinchera aun es visible.

Houte Cheauchee-Argonne, los restos de otra trimchera.

A un siglo de la terrible Batalla de Verdun, donde los alemanes intentaron desgastar a los franceses (el resultado fue al revés), el suelo aún permanece herido por los cráteres de la artillería. Muchos señalan a Verdún como una batalla donde no hubo ganadores ni vencedores, fue "la batalla indefinida en la guerra indefinida", sin embargo la ventaja moral fue para los franceses.
En las proximidades de la aldea francesa Butte de Vauquois existen estos enormes cráteres hechos por las minas de ambos mandos, originalmente la villa de Vauquois estaba en este sitio y fue completamente destruida. En este lugar combatió Harry S. Truman, que luego sería presidente de Estados Unidos en 1945 y autorizó el lanzamiento de la bomba atómica.
Los restos de una trinchera también en Vauquois

Otra de las batallas más sangrientas fue la del Somme, donde las tropas francesas y britanicas se lanzaron contra las defensas alemanas. Fue otro empate técnico que supuso un avance moral para los aliados. Entre los alemanes que fueron heridos en esta batalla se encuentra un cabo llamado Adolf Hitler, un completo desconocido nativo de Austria, del que el mundo escuchará más adelante.
El cráter Lochnagar, también en el Somme, Francia. Fue una de las explosiones más poderosas hasta entonces, por una mina que colocaron los británicos, el ruido fue tan fuerte que se oyó en Londres, y dejó tras de sí este gigantesco agujero.
Gallipoli, en Turquía, fue un fracaso para los británicos, aquí vemos restos de trincheras.

Vimy Ridge, en Francia, donde los alemanes y canadienses dejaron el suelo lleno de hoyos.

Por ultimo esta serie de documentales interesantes, "La Primera Guerra Mundial en Color", 6 episodios narrados por Kenneth Brannagh  (el que dirigió la película de Thor)

Capitulo 1: LA CATASTROFE
Capítulo 2: MATANZA EN LAS TRINCHERAS
Capítulo 3: SANGRE EN EL AIRE
Capítulo 4: ASESINOS EN EL MAR
Capítulo 5: CAOS EN EL FRENTE ORIENTAL
Capítulo 6: VICTORIA Y DESESPERACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada