domingo, 3 de noviembre de 2013

Historia de un DC-6

Existen numerosos casos bien documentados de como el espacio aéreo mexicano ha sido violado, a veces de manera flagrante, por aeronaves ilícitas que transportan drogas, en la mayoría de los casos procedentes de centro américa, con destino final no solo a los Estados Unidos, sino a México mismo.

Esta es una de esas historias.

Erase una vez un avión tetramotor DC-6, construido por la Douglas Aircraft Company en los Estados Unidos, en 1953. se trata de un avion de pasajeros DC-6A, el cual estaba equipado con puertas especiales de carga. Su número de serie era 43818.

Fue entregado nuevo a Slick Airways, una pequeña compañía carguera establecida dos años atrás, y recibió la matrícula N90810, su paso por Slick fue efímero y a los 9 meses es vendido a Union de Transports Aeriens (UTA), una compañía filial de Air France, se le asignó la matrícula F-BGTY.

UTA lo alquiló en 1957 a la griega Olympic Airways, y en 1960 a Libavia, aerolínea de Libia. Fue vendido en 1962 a la empresa Air Afrique, y recibió la matrícula TU-TBC (curiosamente en Air Afrique coexistió un tiempo junto a otro DC-6 que terminó sus días en la Fuerza Aérea Mexicana con matricula ETE 10019).
El DC-6A protagonista de esta historia, aquí durante su breve tiempo en Air Afrique, con la matricula TU-TBC
Ese mismo año volvió a la UTA y recuperó la matricula F-BGTY, sin embargo voló para Aeromaritime, una filial de UTA. 1967 es testigo de su transferencia al Armee del'Air (Fuerza Aérea Francesa), operando en la zona del Pacífico hasta 1978.
El avion durante su etapa militar
Ese año vuelve a territorio norteamericano, voló con la matrícula N72524 para Pat Air hasta su quiebra en 1980 y pasa a Bo-S-Air con matricula N26BA, donde permanece hasta 1985, ya con los años encima.

(Actualizacion 2017). Parece que este DC-6 coexistió muchas veces con otro DC-6 que se estrelló en Tlahualilo, Dgo., en 1991, pues ambos sirvieron en los mismos periodos de tiempo en UTA, Air Afrique, la Fuerza Aérea Francesa y en Pat Air.

En este punto entra en un periodo oscuro, donde pocos registros se tienen de su paradero: se le avistó en Guatemala con matricula TG-CAT, luego no se sabe mucho hasta que vuelve a ser visto en Estados Unidos con matrícula N8161G y volando para Transportes Aéreos del Caribe.

Luego el veterano avión pasó a Panama International Airways con matricula HP1165 y finalmente en 1991 pasa a formar parte de la colombiana Rutas Aéreas de Florencia.

Rutas Aéreas de Florencia era solamente uno de varios nombres legales usados por el Cártel de Cali (rivales en ese entonces del famoso Cártel de Medellin, de Pablo Escobar), para encubrir las numerosas operaciones aéreas que realizaba. Solo se tiene registro de su efímera existencia precisamente por este DC-6A, que recibió la matricula HP-3627X.

El 2 de octubre de 1991, ignorantes por completo de esta historia, los habitantes de El Ojito, un pueblito enclavado en una esquina del estado mexicano de Durango, descubrieron que sobre sus parcelas yacía un avion de pasajeros, había sido un aterrizaje duro, y el tren de aterrizaje delantero se dañó considerablemente, dejando varado al avión.
La matrícula de la aeronave era HP-8621X, los narcotraficantes habían modificado el 3 y el 7 de la matrícula anterior HP-3627X, cuatro toneladas de droga fueron encontradas dentro del vetusto aparato, a bordo viajaba el narcotraficante Concepción Peña Rodríguez, alias "El Chon", originario de la cercana ciudad de Parral, Chihuahua, quien fue detenido en el lugar por la Policía Judicial Federal.
El avión, que recorrió medio mundo en sus mejores años, venía desde Colombia y al parecer su destino final era precisamente Parral. Por aquellos días el tráfico de drogas por México era controlado desde Colombia por los cárteles de Cali y Medellín, y habían desatado una cruel guerra en suelo centroamericano. Al parecer "El Chon" sería el contacto mexicano para que la droga del Cártel de Cali prosiguiera su camino por tierra desde Parral hasta la frontera con Estados Unidos.

Había violado el espacio aéreo mexicano sin ser detectado.

Catorce años pasó la veterana aeronave, abandonada a su suerte entre los campesinos de El Ojito, para quienes la vida transcurría con la simpleza habitual, al pie de una carretera federal, pero olvidados casi por completo por el resto del estado, al igual que el avión mismo.

En 2005 un grupo de entusiastas de la aviación logran llevarse el DC-6 abandonado hacia Parral, y es así como esta aeronave resurge de sus cenizas: es restaurado y colocado en un pedestal en un parque infantil conocido como "La Ciudad del Niño", donde es uno de los atractivos principales.

Su interior, originalmente pensado para transportar pasaje y carga, pero usado ilegalmente para el tráfico de estupefacientes, ahora es usado como aula audiovisual donde se proyectan presentaciones y películas, sobre todo de educación vial, a los niños parralenses.

Otras historias similares:
Los "Narcojets" de la Fuerza Aérea Mexicana:
http://drsamuelbanda.blogspot.com/2014/10/los-narcojets-de-la-fuerza-aerea.html
DC-9 de Ciudad del Carmen:
http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/04/historia-de-un-dc-9.html
Grumman Albatross de La Ventanilla:
http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/06/historia-de-un-grumman-albatross.html
DC-6 de Tlahualilo
http://drsamuelbanda.blogspot.com/2017/06/imagenes-antiguas-de-la-comarca.html

1 comentario:

  1. muy completa la historia, aunque faltaron fotos del interior del avión lleno de agujeros de bala, yo estuve dentro cuando era niño, pasamos por ahí en familia y llegamos a conocerlo cuando estuvo abandonado, estaba lleno de balazos, como si hubieran querido destruirlo sus dueños al dejarlo, o como si hubiera habido una batalla en él.

    ahora que veo la serie "narcos" en netflix me acordé de éste avión y me puse a buscarlo en google, por eso llegué aquí ;)

    gracias y saludos!

    ResponderEliminar