lunes, 18 de noviembre de 2013

La Fuerza Aérea Mexicana ataca submarinos nazis

Uno de los capítulos poco conocidos en la historia nacional, es la participación de nuestro país en la Segunda Guerra Mundial. Concretamente en el Frente del Pacífico durante la liberación de las Filipinas.
Menos conocido aún es el hecho de que la Segunda Guerra Mundial se libró también en aguas mexicanas, fue nuestra Fuerza Aérea la que detectó y atacó submarinos alemanes en el Golfo de México.

El 8 de abril de 1941, vino la decisión de incautar 9 barcos petroleros italianos y 3 alemanes que al estallar el conflicto habían terminado varados en puertos mexicanos, pues antes de la guerra México le vendía petróleo a los países del Eje debido al boicot que ingleses y norteamericanos hicieron a México a causa de la expropiación petrolera ordenada por Lazaro Cárdenas. Estos barcos engrosaron las filas de la flota de PEMEX, entre ellos 3 que PEMEX había mandado construir en Italia, llamados “Poza Rica”, “Minatitlán” y “Pánuco”, pero el gobierno italiano los había incautado al iniciar la guerra en 1939.

En Tampico se confiscaron los siguientes navíos (entre paréntesis el nombre que recibieron en PEMEX y su tonelaje):
- Tuscania (Minatitlán 6,900 tons.)
- Vigor (Amatlán 6,500 tons.)
- Genoano (Faja de oro 6,060 tons)
- Americano (Tuxpan 7,000 tons.)
- Lucifero (Potrero del Llano 4,000 tons.)
- Atlas (Las Choapas 2,000 tons.)
- Stelvio (Ébano 6,960 tons.)
- Fede (Poza Rica 7,880 tons.)
- Giorgio Fazzo (Pánuco 6,730 tons.) 
En Veracruz fueron requisados los buques alemanes de carga general y pasajeros:
- Orinoco (Puebla 9,000 tons.)
- Hameln (Oaxaca 4,200 tons.)
- Marina O (Tabasco 5,500 tons.)

México había protestado algunos de los avances expansionistas de los países del Eje, rompió relaciones diplomáticas con el Imperio del Japón cuando Pearl Harbor fue atacada, aunque permaneció neutral. Al desatarse la guerra, los norteamericanos “renegocian” el boicot petrolero sobre México, y ahora los tanqueros recién confiscados pasan a prestar servicio transportando el oro negro de México para los aliados. Los submarinos alemanes habían empezado su campaña del terror en el Atlántico, hundiendo a todo buque mercante con bandera aliada, o que sirviera a los aliados

Ante la amenaza de un ataque a la costa Este de los Estados Unidos por parte de los japoneses, incluyendo Baja California, se ordena la movilización de tropas y unidades del Primer Regimiento Aéreo del Ejercito Mexicano, para establecer bases de operaciones a fin de realizar vuelos de patrulla y protección de esas costas.
En uno de esos patrullajes parece ser que un avión Corsario ó un V-99M piloteado por el Tte. P.A. Leopoldo Meza, del Primer Regimiento aéreo descubre y ataca lo que el reporta como un submarino a 30 millas de la costa de Sinaloa. (Costa del Pacifico). En esta acción, el piloto usó sus ametralladoras y el submarino escapó sin daños. Este hecho ocurrió el 20 de Marzo de 1942. Sin embargo, existe la posibilidad de que la “sombra” observada por Meza hubiese sido una ballena.
Biplanos Corsair
El día 10 de Abril de 1942 México sufre su primer ataque cuando el buque tanque "Tamaulipas" bajo bandera norteamericana es hundido por el submarino Alemán  U-552, matando a tres de la tripulación. Tenía la bandera norteamericana debido a que no fue posible para Petróleos Mexicanos (PEMEX) rematricularlo con la bandera mexicana debido a la guerra.

El 13 de Mayo de 1942 el tanque “Potrero del Llano” (ex “Lucifero”, uno de los barcos italianos confiscados) es hundido por el submarino Alemán  U-564 al mando del Tte. Reinhard Suhren, cerca de las costas de Florida, causando la muerte de 14 mexicanos de su tripulación.
El Potrero del Llano torpedeado
El Capitán Suhren reporta que había observado los colores de la bandera pero sin el escudo, como era la norma en barcos mercantes mexicanos, por lo cual, la confundió con una bandera italiana, antes del ataque, Suhren se había dado cuenta de una bandera pintada e iluminada por el sistema de iluminación a un costado del mismo barco, con su código de serie que aún era el italiano.
U-564
El barco tenía que ser italiano, pero esto no era posible, debido a la posición y la ruta, ya que no existía ruta italiana por ese sector, considera que se trataba de un engaño, ordena torpedearlo y hundirlo sin previo aviso.

Siete días después, el submarino U-106 al mando del Tte. Hermann Rasch, ataca y hunde el barco tanque-petrolero "Faja de Oro",  ex “Genoano”, otro de los barcos confiscados, entre la costa de Cuba y los Estados Unidos, matando a 10 de su tripulación.
Faja de Oro
U-106
México exige una satisfacción, así como la reparación del daño, puesto que se trataba de navíos con bandera de una nación neutral, una nota diplomática es enviada a las 3 naciones, Alemania la rechaza, Italia la ignora y al parecer solo Japón contesta aclarando que no fue obra de submarinos nipones, sin embargo lamenta el hecho y ofrece disculpas al gobierno mexicano.

Ante la ausencia de una respuesta adecuada, el 28 de Mayo de 1942, el presidente Manuel Ávila Camacho decreta que existe un estado de Guerra entre México y las potencias del Eje.
Avila Camacho declara la guerra al Eje
En ese primer momento no se considera que nuestra nación participe activamente en los combates, la situación entonces exigía, por el contrario, tomar medidas para mantener la soberanía nacional ante un posible ataque desde el exterior, sin embargo, en el caso del arma aérea, se tenía un par de regimientos dotados con biplanos confiables pero obsoletos, y ya se había demostrado que no resultaban suficientes para la defensa del extenso territorio nacional, por lo que se echó mano de la Ley de Préstamos y Arrendamientos norteamericana, para dotar a las fuerzas armadas mexicanas de equipo moderno, incluyendo baterías antiaéreas y gran cantidad de aviones, destinándose el Primer Regimiento Aéreo a la Región Militar del Pacífico y el Segundo Regimiento Aéreo a la Región Militar del Golfo, participando activamente en el patrullaje de las costas, así fue como llegaron a México los aviones Vought Kingfisher, Douglas A-24B (versión del famoso SBD Dauntless) y Beech AT-11, entre otros.
Vought Kinfisher
El día 30 de Mayo de 1942, solo 2 días después de la declaración de guerra, se recibe una orden urgente al 2/o. Regimiento Aéreo con la firma del Presidente Ávila Camacho de mandar un grupo de pilotos militares a San Antonio Texas a recoger 6 aviones North American AT-6B, aviones entrenadores avanzados artillados
El jefe del grupo, el Mayor P.A. Noriega, nació el 10 de Junio de 1890 en la Cuidad de Guadalupe Zacatecas, hizo sus estudios y se gradúo en la Heroica  Escuela Naval en 1927. Tres años después ingresó a la Escuela Militar de Aeronáutica donde recibió sus alas el 1o de Enero de 1929, participó en las campañas de 1929 en el Estado de Puebla, la rebelión de José Gonzalo Escobar y en 1938 contra el Gral. Saturnino Cedillo en el Estado de San Luis Potosí, volando los Vought V-99M Corsarios (ver: http://drsamuelbanda.blogspot.mx/2013/06/la-aviacion-mexicana-en-la-rebelion.html.)
Los flamates AT-6B
Para 1942 estaba asignado al 2/o. Regimiento Aéreo, cuando fue seleccionado a dirigir este grupo para recibir los AT-6B. El grupo terminó un curso de adiestramiento durante 2 semanas en Duncan Field, San Antonio Texas.
Los 6 aviones llegaron el día 14 de Junio al campo aéreo de Balbuena en la capital mexicana. Aunque eran aviones de entrenamiento, venían armados con bombas y ametralladoras. Los porta bombas en las alas podían llevar 5 bombas de 30 lb., del tipo M-5 ó 5 bombas de fragmentación de 20 lb.
AT-6 con bombas bajo las alas y ametralladora en el ala derecha
Se les montó dos porta bombas debajo de cada ala, para poder usar 4 bombas del tipo MK-1 de 100 Lb. El AT-6B llevaba como armamento 3 ametralladoras tipo M-2 de 0.30 calibre, una montada en el fuselaje enfrente del piloto, otra en la ala derecha del avión. La última era una flexible para el observador en la parte trasera de la cabina.
Las  ametralladoras del fuselaje y de las alas llevaban una capacidad de 200 tiros cada uno y la flexible tenía 5 cajas de 100 disparos cada uno.
ametralladora trasera
Cinco días después los AT-6 realizaron una demostración aérea cerca de la Cuidad de México ante el Presidente Ávila Camacho y altos funcionarios del gobierno. Se recibió la orden del día 4 de Julio de 1942 de mandar una Escuadrilla de AT-6B para establecer una base en Tuxpan, Veracruz.

Durante ese tiempo, el submarino Alemán Tipo IXC, U-129, bajo del mando del Kapitanleuntnant Hans Witt llega a las costas Mexicanas. Cobra su primera víctima el día 26 de Junio de 1942, cuando ataca y hunde el barco tanque-petrolero "Tuxpan" (ex “Americano”) frente a las costas veracruzanas, en el cuál mueren 4 de su tripulación, y al día siguiente hunde el “Las Choapas” (ex “Atlas”) matando a tres miembros de su tripulación. Estos ataques sucedieron muy cerca de la costa de Veracruz, después de esos sucesos, se intensifica la búsqueda de los sobrevivientes y del submarino.
Mapa de los ataques alemanes a buques mexicanos
La oportunidad de darle un golpe al enemigo ocurre el día 5 de Julio de 1942 a unos 25-30 millas al Norte del Puerto de Tampico. El Mayor Noriega recibe un mensaje de un avión comercial que había visto un submarino cerca de allí. Vio  el submarino semi-sumergido viajando cerca de la costa. Su AT-6 portaba 2 bombas de 100 libras. Después de recibir permiso de bombardear, tiró una bomba que pegó hacia la parte de enfrente del submarino y la segunda dió en la parte central.

El Mayor Noriega notificó por radio la posición del submarino y se retiró a su base para cargar de nuevo, dejando un avión de patrulla norteamericano que llegó, volando sobre la zona del ataque. Cuando el Mayor regresó al lugar solo vió manchas de aceite, donde había estado el submarino, otro piloto sobrevoló la zona y reportó haber visto una bota de hule en el agua.
Un AT-6 mexicano ataca a un submarino aleman. Ilustracion de la revist América Vuela
La bitácora del U-129 indica que en el día 5 de Julio de 1942, el Submarino realizó 4 inmersiones de emergencia después de ser visto por los aviones, el primero quedó  anotado como sigue: "ALARM VOR FLUGZEUG NV. 130o TYP NORTH AMERICAN AUFGELAUCH" (Alerta de Aeronave No. 130, Tipo North American. Tubo Roto).
Dos días después como a las 13.45 horas el U-129 tuvo que sumergirse rápido después de que lo descubre otro AT-6 Mexicano. El U-129 no fue hundido en aquellos eventos, terminó sus días destruido por su tripulación, para evitar que cayera en manos de los aliados, el 8 de Agosto de 1944 en el Puerto Francés de Bordeaux.

El 1 de junio de 1942 se celebra por primera vez el Dia de la Marina, como homenaje a las vicimas del Faja de Oro y Potrero del Llano.

El 26 de julio de 1942 llega al Golfo de México el U-171 y hunde al petrolero “Oaxaca” (ex “Hameln”) frente a las costas de Texas y el 4 de septiembre manda al “Amatlan” (ex “Vigor”) al fondo del océano frente a Tamaulipas. Los patrullajes de aviones mexicanos se incrementan.
El 22 de Octubre de 1942 un AT-6 del 1/o. Escuadrón del Segundo. Regimiento Aéreo con base en Tampico ataca un submarino en un punto conocido como los “Bustos.” El piloto el Tte. P.A. Carlos Cervantes, acompañado del Cabo. Jesús Vega, atacan dos veces el área.
En el primer ataque lanzan dos bombas de 100lb que no explotan, regresan a base a recargan y tiran dos bombas más en el área, esta vez hay una explosión. Otro AT-6 del Escuadrón tripulado por el Comandante del Escuadrón Mayor. P.A. Enrique Velasco Rojas intenta tiras sus dos bombas dos veces pero no puede debido a una falla mecánica de su lanza bombas.

Otro ataque sucede el 22 de Enero de 1943 cuando el Tte. P.A. Alfonso Gandarilla Gracia del 2/o. Escuadrón, 2/o. Regimiento Aéreo, tira dos bombas de 100 lb., en una forma sospechosa sumergida que seguía dos barcos Mexicanos. El ataque fue infructuoso y la figura sospechosa desapareció del lugar.

El 10 de febrero de 1944 se estrena una nueva organización  base de Escuadrones, y los Regimientos Aéreos del Ejército se transforman en Fuerza Aérea Mexicana. No se volvió a tener noticia de submarinos alemanes en las costas mexicanas, si bien el 19 de octubre de 1944, ya durante los últimos meses del Tercer Reich, el buque mexicano “Juan Casiano” se hunde bajo circunstancias misteriosas y condiciones climáticas adversas, frente a las costas de Georgia, Estados Unidos, se sospecha de un ataque desde un submarino. Este barco había pertenecido a Alemania con el nombre de “Tina Amudsen” y había sido comprado legalmente por PEMEX.

La flamante Fuerza Aérea Mexicana finalmente tomará parte en el frente en 1945, al enviarse a Filipinas al Escuadron Aéreo de Pelea 201, pero esa es otra historia digna de contarse por separado.
Pilotos del Escuadron 201 en territorio mexicano, esperando el pase de revista de Manuel Avila Camacho, antes de partir a Estados Unidos para adiestrarse y luego ir a las Filipinas. En primer plano un AT-6, al fondo se observan varios Beech AT-11

1 comentario:

  1. Buen articulo. Solo 2 observaciones.
    1a-La lista de los barcos incautados indica ubicacion incorrecta de donde fueron tomadas las naves y es un error que se repite cada vez que se usa la fuente que origino este error tradicional.
    2a-Por favor revise las fechas de incautacion de los barcos italianos en Mexico y de los barcos mexicanos en Italia y se llevara una sorpresa. Saludos de Tampico-
    tmsfloresarrobayahoo.com.mx

    ResponderEliminar