viernes, 14 de junio de 2019

Historia de un avión y un barco

Para aquellos como el autor de este blog, que somos fanáticos de la historia, el hecho de que los hilos de la misma, aparentemente inconexos, a veces se mezclen o coexistan de formas inesperadas, es un hecho apasionante.

El dia de hoy traigo una de esas historias.

La siguiente imagen es una captura de un video disponible en San Wiki: 1934. A instancias del Lord Mayor de Melbourne, Asutralia, y el Real Aero Club Británico, se decide hacer una carrera aérea entre Londres y Melbourne, para celebrar el centenario de aquella ciudad.

Lo que vemos aquí es una de las aeronaves siendo desembarcada en el puerto inglés de Southampton, para participar en la carrera.

El avión es un Granville-Miller R6H Quod Erat Demostradum (QED), construido para la famosa aviatriz Jacqueline Cochran, para volarlo en esta competencia.

El R6H pertenecía a una familia de aviones de carreras hechos casi artesanalmente por los hermanos Granville, y a este especial grupo de aviones se los conocía como los "Gee-Bee" (Granville Brothers), este avión en particular fue el último de los Gee-Bees. No obstante, el R6H fue un avión problemático desde su construcción en 1933, pues antes de ser entregado a Cochran, participó en otras carreras como la Bendix Trophy, y siempre presentando fallos mecánicos, lo que le valió a los diversos hombres que lo pilotaron el ser descalificados, como mínimo, si es que no acabaron con algunas lesiones.

El barco al fondo es nada menos que el RMS Olympic, hermano gemelo del mismísmo Titanic que zarpó de ese mismo sitio en 1912 para nunca más volver, el Olympic siguió en activo y en 1934 fue uno de los barcos que trajo los aviones desde Estados Unidos para la carrera MacRobertson.

Aunque las fuentes observan que el avión viajó en el RMS Mauretania, el video del que tomé la captura señala que lo estaban desembarcando del Olympic. 

Así que por un instante en el tiempo estas dos máquinas compartieron suerte.

La accidentada historia del RMS Olympic, también llamado "El Viejo Fiable" de los mares, puede leerse en este post. Por cuanto hace a su hermano, el famoso Titanic, aquí hice una reseña del barco.

Por cierto, aquel año sería el ultimo en que el Olympic y el Mauretania prestaron servicio, la Cunard Line (dueña de ambos barcos luego de haber comprado a la White Star, propietaria original del Titanic) los retiró y los desguazó en 1935. Con ellos acababa la era dorada del viaje trasatlántico, a lo largo de las siguientes décadas el pasaje de desplazó del barco hacia el avión.

La aviación tomaría un gran impulso con la Segunda Guerra Mundial y en carreras aeronáuticas como la MacRobertson. Jacqueline Cochran no terminó la carrera, el avión tuvo fallos y la aviatriz debió aterrizar en Bucarest, fue descalificada.

El R6H fue un fiasco para ella, lo vendió y el avión empezó un priplo por varios dueños, cada uno de ellos resultando decepcionado por su pobre desempeño, el Gee-Bee R6H se ganó con creces la deshonrosa distinción de ser el único avion Gee Bee que nunca completó ninguna de las carreras en las que participó. Su penúltimo propietario, Charles Babb, le cambió el motor, pero aún así la aeronave tuvo problemas, esto hasta 1939, cuando lo vende a su amigo, el mexicano Francisco Sarabia Tinoco.

Sarabia rompería varios récords de velocidad con su nuevo avión, al que bautizó como "Conquistador del Cielo". Sería el último héroe de la aviación mexicana, que en las décadas de los 20's y los 30's viera muchos vuelos de buena voluntad y records rotos, todos ellos por pilotos militares. Sarabia sería el único de formación civil.

La biografía del lerdense Francisco Sarabia, puede leerse en este post.

Al final Sarabia fue el único que entendió al R6H, perdió la vida dentro de su cabina, pero esta vez fue un error humano. El avión hoy se conserva en Ciudad Lerdo, donde puede ser visitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario