miércoles, 29 de abril de 2015

Una queja contra ETN

El otro día realicé un viaje corto al centro del país con motivo de la Feria Aeroespacial México 2015, cuya sede fue la Base Aérea Militar número 1 (BAM 1) de Santa Lucía, Edomex.
Se trató de un evento cuya asistencia planeé con cierta anticipación, y dado que una de mis grandes premisas cuando salgo de viaje es estar lo menos posible en la Ciudad de México (varias cosas tiene ese lugar que me hacen odiarla), y de entre las varias opciones que se pueden encontrar a disposición en internet para viajar, esta ocasión elegí a Enlaces Terrestres Nacionales (ETN), para regresar desde aquella horrible jungla de concreto y asfalto.

Escogí a ETN fundamentalmente porque ofrecía un servicio cada vez más de moda en México: el viaje en autobuses DD o doble piso. ETN ofrece el llamado servicio VIP, cuyo costo excede incluso en ciertos destinos al avión, en su portal ofrecen una experiencia superior a lo que se disfruta en el ETN ordinario.

Un problema con la tarjeta bancaria me impide hacer la reserva en línea, por lo cual acudo personalmente a la taquilla acá en mi ciudad para comprar el boleto, para ese momento los asientos delanteros, posiblemente los más cotizados debido a la panorámica, ya han sido reservados, así que entonces escojo la esquina posterior de la fila izquierda, que ofrece asientos individuales y otra gran vista de los alrededores. El asiento es el número 25.

La corrida estaba programada para las 20:16.  Dado que el evento en Santa Lucía terminaba a las 17 horas, más una hora aproximadamente viajando de la BAM 1 hasta la Central del Norte en la línea ODT (Omnibus de Tizayuca, o "pericos", a cuyo pintoresco servicio habría que dedicarle un día algunas líneas), nos deja dos horas de espera, las cuales normalmente usaría para vagar un rato, pero debido a mi aversión a la capital mexicana, no me importa atrincherarme en la terminal de autobuses. La espera vale la pena para el que para muchos es el servicio más lujoso en autobuses en México, el ETN VIP doble piso.

Para la triste sorpresa de unos cuantos que íbamos a abordar, no nos recibe una de esas modernas unidades europeas de doble nivel, sino un autobús del servicio regular de ETN, que por cierto, dado su menor espacio, ofrece menos asientos: 24, contra los 25 del doble piso.. y yo que tengo el 25 reservado.

No soy el único al que incomoda el cambio: una persona ya de edad también tuvo que esperar, puesto que su asiento, el número 3, estaba en el compartimento inferior, donde el piso es bajo y donde dicha persona puede acceder con facilidad debido a sus impedimentos fisicos. Imagino que los ocupantes de la primera fila del piso de arriba, también debió ser un cambio desagradable pasar de una vista panorámica, a tener un mamparo cerrado que los separa del conductor.

Mientras los que nos quedamos abajo estamos a la espera de que nos reasignen asiento, la edecán se comporta de lo más amable pero no es nada resolutiva, y sobre todo, jamás nos explican porqué de pronto el autobús fue cambiado.
Finalmente, me dan otro asiento en una fila individual, mientras que a la otra persona, que con algún esfuerzo subió al salón de pasajeros, le asignan asiento en una de las filas de 2, cuando también había reservado en fila individual.
Yo pagué por esto...
...y recibí esto
No me malinterpreten, ETN ofrece un servicio bastante ameno y cómodo en todos sus autobuses, sin embargo, me parece que yo pagué por un ETN VIP (mas caro incluso que el avión), no por un ETN ordinario, que aunque es lujoso tiene ciertas características menos que el anterior, es entendible si de pronto fallas ajenas a la empresa impiden que sus autobuses circulen constantemente, lo que no me parece comprensible es que se cambie por un autobús de categoría inferior, debiera cambiarse por otro autobús de las mismas características, si por alguna razón, la flota DD de ETN no es suficiente para las rutas que manejan, entonces quizá deban plantearse reducir frecuencias y horarios a fin de garantizar la continuidad del servicio.

Bueno, por lo pronto este ligero desencanto con la empresa limitará mi preferencia hacia ellos, tal vez en otra ocasión si se presta la oportunidad de viajar en DD, aunque tal vez para entonces la oferta se haya expandido y utilice otras líneas de la competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada