domingo, 21 de agosto de 2016

JOSE CUERVO EXPRESS

Pues bueno, para seguir con mi objetivo personal de recorrer todos los ferrocarriles turísticos del país, recientemente acabo de visitar Jose Cuervo Express, y he aquí mi reseña sobre la experiencia.
Primero que nada los tradicionales prolegómenos: para quienes no sepan, José Cuervo es una de las casas más conocidas de elaboración de tequila, su destiladora, conocida como La Rojeña, se ubica en Tequila, Jalisco, y posee numerosos campos agaveros en las cercanías. Tequila per se es un atractivo turístico y Pueblo Mágico, todo el conjunto es considerado Patrimonio de la Humanidad.

En 2011, José Cuervo se alió con Ferromex y adquirió los carros del Expreso Maya, con ellos formó su propio ferrocarril turístico en competencia directa con el Tequila Express, operado también por Ferromex, sólo que éste va a Amatitán (otro de los pueblos de la ruta tequilera).
Actualmente Tequila Express funciona en autobús y no se ve para cuando regrese el ferrocarril, por lo cual solamente José Cuervo ofrece el recorrido ferroviario, que va desde Guadalajara a Tequila, cubriendo aproximadamente dos horas de recorrido. El convoy se compone de siete carros con distintos niveles de confort y obviamente a distintos precios, llamados "experiencias", en el nivel más alto, adquirido por el que esto escribe, se disfruta de barra libre a bordo y diversas actividades, los interiores son de acabados en caoba si mal no recuerdo y mantelería diversa.

Actualmente, y seguramente inspirados en Tequila Express, José Curevo ha dividido los paquetes en dos: Amanecer y Atardecer, así en la experiencia Amanecer se hace el recorrido del tren a Tequila en la mañana, y el regreso a Guadalajara se hace en autobús por la tarde. Por el contrario, en Atardecer se va a Tequila por autobús y se regresa por ferrocarril. Los autobuses y sprinters son rentados a líneas como Vallarta Plus y otras tantas empresas locales, termina haciéndose una caravana de cinco a seis autobuses. El uso del autobús permite mayor flexibilidad en cuanto a horarios y recorridos, pues el tren está sujeto a la disponibilidad de las vías y no puede acceder a muchos sitios de interés.

Reservar en José Cuervo Express no es sencillo, el servicio tiene alta demanda y es importante hacerlo con al menos un mes de anticipación, no es recomendable usar la página web sino hacer la reservación vía telefónica para un mejor servicio y resolución de dudas, ademas de que la página no tiene marcadas todas las fechas, salvo las que se van ocupando.

Pero en fin, henos aquí. El que esto escribe se decantó por la experiencia Atardecer, así que por la mañana el recorrido a tequila se hace en autobús, la atención es excelente y la guía de turistas hace algunas explicaciones interesantes, a mitad de camino se visitan unos campos agaveros propiedad de José Cuervo, donde seremos testigos de la jima, plantación y cuidado de los agaves, así como las primeras nociones de la elaboración del tequila, se ofrece un refrigerio en el que no pueden faltar las tradicionales tortas ahogadas y jericallas, comida típica de la región.
A la llegada a Tequila se nos recibe en las instalaciones de la destiladora La Rojeña con una cata educativa, se nos enseña a valorar el tequila en base a su color, consistencia, aromas, y los diversos sabores que nos evoca la bebida. Un recorrido guiado por las instalaciones no puede faltar, donde conoceremos a detalle el proceso de elaboración de la bebida, sus diferentes variedades, y la historia de la empresa, durante el mismo no puede faltar la degustación de diversas marcas y productos, así como la visita a las diversas cavas (incluyendo la cava para la Reserva de la Familia, sitio además para escape de cristeros en la época post-revolucionaria, y locación de la película Cristiada).
Pepe el cuervo
Cava de la Reserva de la Familia
Posterior a ello tendremos barra libre de margaritas y unas tres horas para visitar el pueblo de Tequila, lleno de sitios de interés y donde además pueden hacerse recorridos por el centro histórico y otras destiladoras de la localidad.
Antes de regresar se disfruta de un espectáculo con mariachi en vivo
El regreso a Guadalajara se hace por tren, los vagones negros de José Cuervo constituyen el tren más lujoso en las vías mexicanas, a lo largo de casi dos horas de recorrido puede uno disfrutar de diversos paisajes, dominados por los campos de agave y enmarcados por el volcán de Tequila al oeste, así como las primeras elevaciones de la Sierra Madre Occidental al norte.
Al llegar nos topamos con la filmación de un comercial
Aspecto al interior del tren
campos llenos de agave azul
En el tren se disfruta de barra libre donde además del tequila abundan el vodka, ron, whisky, cerveza y un sinfín de preparados de naturaleza etílica, desde luego hay refrescos y bebidas sin alcohol para los menores de edad y para aquellos que sean abstemios o simplemente deseen consumir con moderación. El ambiente festivo se vuelve inevitable y se enmarca con música mexicana tanto del infaltable mariachi, como de otros estilos, además de diversas actividades a bordo, finalizamos el recorrido en la estación de Guadalajara hasta que cortés y sutilmente nos corren del vagón porque la mayoría simplemente no se quiere bajar.
Al terminar el viaje en Guadalajara
En fin, es un recorrido que vale la pena hacer, el paquete es muy demandado tanto por mexicanos como por extranjeros, para quienes hay atención bilingüe en todo momento, y no me queda más que recomendarlo ampliamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada