lunes, 1 de junio de 2015

SANTOS CAMPEON 2015

Llegó a su fin una edición más del torneo del futbol mexicano, y con el, tras una sufrida noche, el Santos Laguna se corona campeón por quinta ocasión en su breve historia.

Son cinco ya las estrellas que el escudo guerrero deberá portar, cinco que lo colocan una vez mas en la posición de supremacía en el norte del país, dejando de lado las pretensiones de fanáticos de los equipos de la sultana del norte, a quienes siempre les duele ver al Santos en estas instancias.

Fue un torneo de lo más atípico para el Santos Laguna: con un inicio lleno de dudas, con una afición enardecida por la manera en que Alejandro Irratagorri y Pedro Cachimba desmantelaron al equipo, así, la afición estaba furiosa no solamente por el modo en que grandes referentes del club se fueron, sino también por el destino de varios de ellos: las siempre polémicas ventas al America, y la manera tan malagradecida con la que "retiraron" a Oswaldo Sanchez.

La relación entre la afición y el club estaba en malos términos, especialmente porque al equipo no se le veía identidad, durante la era Caixinha los refuerzos traídos habían tenido desempeños menos que mediocres, sin embargo, buenas esperanzas auguraban las contrataciones del portero Marchesín y del volante Pulpito Gonzalez.

Los resultados en las primeras jornadas fueron bastante irregulares para los dirigidos por el Reverendo Alegría, la delantera no producía absolutamente nada y de la productividad tuvo que hacerse cargo el argentino González, además de Nestor Calderón, quien tras ya cuatro torneos de lo más horribles, de la nada empezó a recuperar nivel, Marchesín rápidamente nos hizo olvidar a San Oswaldo, y de no ser por él, los resultados habrían sido más adversos.

Sin embargo el equipo cayó en un bache en numerosos aspectos a mitad del torneo, los resultados no llegaban, hundiendo al club al fondo de la tabla, sin hallarle pies ni cabeza al cuadro que él mismo había formado, Pedro Giña incluso se ensimismó echando la culpa a todo aquel cuanto pudo, incluso a afición y jugadores por igual, pero nunca a él mismo a pesar de su mal manejo de partidos.

La relacion del técnico y de la directiva estaba rota, la gente exigía la salida del portugués, y llegó un punto de inflexión, una llamada de atención de la directiva a Pedero Caixinha, a quien los rumores dicen que si no lo corrieron fue porque no le llegaron al precio al tecnico con el que pensaban sustituirle.

Algo pasó en aquella reunión que se transmitió también a los jugadores, un extraño y nunca visto cambio de mentalidad, de pronto los resultados empezaron a fluir, aunque en ultima instancia apenas si se pudo calificar a la liguilla gracias a una combinación de resultados.

He de decir que yo no deseaba ver a este equipo en liguilla, pensé, al igual que gran parte de la afición, que el club estaba allí por casualidad, y que su estancia en la fiesta grande sería efímero.

Frente a Santos se erguía el lider de la competencia, los odiados Putigres de la UANL, poderosos en el papel, de alguna manera Santos se las ingenió para mantenerlos a raya en la ida, la vuelta en casa de los regiomontanos lucía complicada, pero igualmente cual juego de ajederez, el duelo de estrategias favoreció a los laguneros.
Vinieron entonces las renacidas Chivas de Guadalajara, libres por el momento de la problemática porcentual, en un duelo parejo en la ida aquí, ambos equipos se fueron en ceros, la vuelta en la perla tapatía fue uno de los juegos más soberbios y magistrales que hizo el Santos en el torneo, blanqueando en casa a las perras con cuernos y accediendo gloriosamente a la final.

Allí estaban los Gallos Blancos de Querétaro, con Ronaldinho y Vucetich, la ida fue el mejor juego que he visto del club en su historia, magistral por donde se pudiera ver, los guerreros blanquearon a los gallos claudios y les recetaron 5 dosis de buen futbol, cuatro de ellas administradas por un Javier Orozco que no había hecho absolutamente nada en toda la fase regular.
La vuelta, acaecida el dia de ayer, fue un verdader sufrimiento, los gallos claudios de Querétaro no iban a vender barata su derrota y menos en su propia casa, donde los guerreros fueron maniatados durante la primera parte, haciendo que la posibilidad de una voltereta se viera por demás cercana, sin embargo, un equilibrio en la segunda mitad del juego permitió a estos Guerreros alzarse por quinta vez con el trofeo del maximo circuito.

Pedro Caixinha se convierte así en el técnico más exitoso del Santos, con campeonato de copa, y campeonato de liga en su haber, teniendo pendiente la supercopa ante un Puebla que no sabe ni cómo es que existe, así que la tarea parece sencilla. Es el primer técnico extranjero en ser campeón con el club, además de que es la primera vez que Santos se corona en territorio ajeno.

Enhorabuena a los Guerreros de Santos Laguna, que pese a las dudas iniciales, los malos ratos sufridos, y las adversidades venidas de cuantas fuentes se pudo uno imaginar, siguen demostrando que son el coloso del norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada