viernes, 11 de noviembre de 2011

QEPD Francisco Blake Mora

Por ahi de las 11 AM se accidentó en los alrededores de Chalco, Edomex, un helicoptero Eurocopter AS-332F Super Puma perteneciente a la Coordinacion General de Transportes Aéreos Presidenciales (CGTAP), una unidad de la Fuerza Aerea Mexicana dependiente del Estado Mayor Presidencial dedicada al transporte del Ejecutivo de la Nacion, asi como a los politicos del Gobierno.

Las matriculas del aparato eran: la civil XC-UHP, y la militar: TPH-06 (Transporte Presidencial Helicóptero 06)
En él viajaba el Secretario de Gobernacion Francisco Blake Mora, la aeronave partió del Distrito Federal a Xochitepec,Morelos y transportaba a siete personas más: el secretario de Asuntos Jurídicos de Derechos Humanos, Felipe Zamora Castro, el director General de Comunicación Social de la misma dependencia, José Alfredo García Medina, la secretaria Técnica de la oficina del secretario, Diana Miriam Hayton Sánchez, el mayor, Rene de León así como los tripulantes de la Fuerza Aérea, entre ellos el teniente coronel mayor, Felipe Bacio Cortés, el teniente, Pedro Ramón Escobar Becerra y el sargento segundo, Jorge Luis Juárez Gómez.

Por ahora se le echa la culpa a las condiciones climáticas, yo estoy escéptico.

No faltará quien acuse (y con mucha razon) a la propia Fuerza Aerea, por las deficiencias que típicamente ha presentado en el entrenamiento de los pilotos de helicópteros, tambien a la falta de mantenimiento adecuado. Otros creen que el asunto huele a cannabis (y yo tambien pienso que puede haber algo de eso, despues de todo, ya van 2 Secretarios de Gobernacion fallecidos en accidentes con aeronaves gubernamentales). Incluso, porqúe no pensarlo, la posibilidad de un complot politico, como lo dije alguna vez, tiempo de elecciones es igual a las ratas peleandose hasta por un pedazo de m... en el suelo.

Apenas se cumplieron 3 años de la muerte de Juan Camilo Mouriño en el Learjet que se cayó en plena Ciudad de México. Aquella ocasion, se dijo que fue porque el aparato entró en la estela de turbulencia dejada por un Boeing 767 de la extinta Mexicana de Aviacion. La realidad fue que Mouriño pagó con sangre su corrupcion por contratar a pilotos que no contaban legalmente con las horas minimas para sacar licencia de vuelo.

Ni hablar, la muerte de Blake Mora seguramente volverá a demostrar irregluaridades y muchas otras cosas negras que por ahora solo podemos sospechar, Que en Paz Descansen los caidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada