martes, 20 de octubre de 2015

Equipos del Futbol Mexicano en versión Nueva España

Hace poco algún artista respondió una de las dudas existenciales que han obnubilado nuestro juicio y nos han llenado de incertidumbre por años: ¿como lucirían los escudos de los equipos mexicanos, si el torneo se hiciera en los tiempos de la colonia española?.
Lo cierto es, luego de esta mofa inicial que he hecho, que puede uno ilustrarse un poquito y empaparse de la historia de las diferentes sedes del fútbol mexicano. He aquí las imágenes:
Puebla. Además del mote de ángeles que tradicionalmente tenía el equipo debido a que en 1532 recibió por cedula firmada por la Reina Isabel I el reconocimiento como ciudad y el titulo de "ciudad de los ángeles", también por cedula real en 1561 recibió el título mas alto que se podía otorgar a una ciudad: "Muy Noble y Muy Leal".

Chivas. Si las Perras con Cuernos hubieran existido en aquellos años, probablemente aceptarían solamente indígenas y uno que otro mestizo, eso sí, en el banquillo habría siempre un DT español peninsular. Durante los primeros años tras la conquista, lo que hoy es Jalisco y algunos otros territorios cercanos, fue nombrado Audiencia de la Nueva Galicia. Su capital era la Villa de Guadalaxara.

Veracruz. La ciudad más antigua de la época colonial era la Villa Rica de la Vera Cruz, fundada por el propio Hernán Cortes en 1519, para disgusto de los malincihistas.

Xolos de Tijuana. Con el nombre de Club Fray Junípero Serra, se hace referencia al monje franciscano español, que efectuó sus misiones en los terrenos de California y Baja California, y a quien se le considera el primer europeo en pisar el actual municipio de Tijuana, en 1769. Curioso que hablemos de la "Liga Nueva España", y el escudo cita la fecha 1889, año en el que Don Porfirio regía los destinos del país.

Menarcas Morelia. Cualquiera con el mínimo de educacion basica (a menos que usted sea el Komander o Julion, o uno de esos estereotipos fantoches), sabe perfectamente que Morelia se llama así en honor a José María Morelos y Pavón, oriundo de esa ciudad, que por aquellos días se llamaba Valladolid, en referencia a una ciudad española con el mismo nombre.
Por cierto que al quien deberíamos considerar como "Padre de la Patria" es a Morelos, puesto que Hidalgo no buscaba precisamente la independencia, sino la emancipacion temporal del gobierno francés que había conquistado España en 1808. Mientras que Morelos, en sus Sentimientos de la Nación, hablaba de conceptos avanzados para la época como la democracia, y la independencia de las colonias americanas.

Jaguares de Chiapas. En el siglo VXI, en aquellos asentamientos chiapanecos, se instaló una iglesia donde se adoraba a San Marcos, eventualmente el lugar sería conocido como San Marcos Tuxtla. Sería en 1848 cuando la ciudad recibiría el nombre de Tuxtula Gutierrez, en honor al militar Joaquin Miguel Gutierrez Canales, nacido en la ciudad, y principal artífice de que Chiapas regresara a ser parte de México luego de la Independencia. 
Gayados de Monterrey. Antes de que la Sultana del Norte recibiera su actual nombre, se le llamaba Villa de San Luis Rey de Francia.

Dorados de Culiacan. Villa de San Miguel es el nombre con el que se conocía a la actual capital sinaloense desde 1531, cuando fue fundada por el afamado Fray Nuño Beltran de Guzman.

Diablos Rojos del Toluca. Llamar así a un equipo de futbol en aquellos dias de puritanos habría sido herético, así que mejor lo llamamos Franciscanos de la Villa del Toluca, en honor a los frailes y monjes cuyo esfuerzo facilitó el crecimiento de la ciudad.

Gallos Claudios del Queretaro. La entonces Tercera Ciudad del Reino Santiago de Querétaro tiene una historia bastante rica y recomiendo ampliamente visitarla y hacer los recorridos en tranvía turístico, allí aprenderán que el santo patrono de la ciudad es el apóstol Santiago, que se habría aparecido a un grupo de indios chichimecas que amenazaban a los españoles, y logró la paz entre ambos bandos.

Pachuca. Dejando de lado el mote de Tuzos, la Alcaldía Mayor de Pachuca se caracterizó por sus ricos yacimientos minerales.

Pumas. Por aquellos días la UNAM amada no existía, y la primera universidad de la Nueva España fue la Real y Pontificia Universidad de México, fundada por cédula real en 1551, signada por el Rey Carlos V, a quien alcanzó la inmortalidad en los chocolates. No obstante, recientemente se determinó que la actual Universidad Pontificia de México es la "heredera oficial" del titulo, y no la UNAM, como todo el mundo aún piensa.

Frustrazul. Al no existir el concreto en la época virreinal, el club tendría que haberse llamado de otra manera. Fue fundando en la villa de San José de Tula, en el estado de México, pues en ese entonces don Miguel Hidalgo no imaginaba que le iban a poner su apellido a un estado. Desde luego, el club era subcampeón desde aquellos tiempos.

Atlas. Se dice que la ultima vez que fueron campeones Hernán Cortes se puso a llorar debajo de un ahuehuete.

Bultos Laguna. Ni Torreón, Gomer, Lerdo o Matamoros existían en los tiempos de la colonia, de hecho, todo lo que hoy es Coahuila, Durango, Chihuahua y parte de Zacatecas, Nuevo Leon, Sinaloa, Texas y Nuevo Mexico, formaba una enorme intendencia llamada la Nueva Vizcaya.

Putigres. Pertencerían al Nuevo Reino de León. Pero como los mexicanos somos huevones a la hora de los nombres, eventualmente derivó en "Nuevo León", y me parece que en el futuro lejano podría llamarse "Nolión".

León. Los Zapatos han sido emblemáticos en todas las etapas historicas de la ciudad.

Americaca. Los nacotlatoanis habrían adorado a su club de "peninsulares light", con sede en la Muy Leal y Muy noble Ciudad de México, y se inventarían frases como "mándame a la Inquisición más", o "le lavo los vidrios a su diligencia, joven?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada