sábado, 23 de junio de 2012

Linkin Park - LIVING THINGS. Reseña

Con un par de años de ausencia, y tras A Thousand Suns, lo que muchos califican como el peor material de la banda, regresa uno de los máximos exponentes del nu-metal, Linkin Park, la banda californiana comandada por Mike Shinoda, Chester Bennington y compañía, presentándonos su más nuevo album de estudio: Living Things.

Luego de un disco calificado como experimental, y que fue un rotundo fracaso (ni siquiera la tercera incursión musical en la saga Transformers sirvió de revulsivo para A Thousand Suns), la banda se lanzó de nuevo a los estudios para grabar algo mas acorde con su estilo, algo con lo cual recuperar el trabajo perdido y mantener contentos a los fans.
Living Things significa la corrección del rumbo, había que enderezar el barco luego del extraño giro que había dado hace 2 años, ciertamente es un retroceso musical volver a lo mismo, pero a veces es sumamente necesario, y este material es una vuelta a lo que mejor ha caracterizado a Linkin Park: un metal ligero con buen uso de vocales, un ambiente electronico, y por supuesto, algo de rap, este es el toque distintivo de la banda, el que surgió con Hybrid Theory hace ya algunos ayeres, sin embargo, la banda no parece querer dejar de lado lo que hizo en el disco pasado.

El primer sencillo, Burn it Down, fue dado a conocer el 16 de abril de este 2012, y 2 meses después, el 16 de junio, sale a la venta el album.

TRACKLIST
1.- Lost in the Echo
2.- In My Remains
3.- Burn it Down
4.- Lies, Greed, Misery
5.- I'll Be Gone
6.- Castles of Glass
7.- Victimized
8.- Roads Untraveled
9.- Skin to Bone
10.- Until it Breaks
11.- Tinfoil
12.- Powerless

Entrando de lleno al material, abrimos con Lost In the Echo, con un aire bastante electro a lo largo de toda su extensión, cantada principlamente por Shinoda, es un tema sobre un rompimiento, cuenta con buen ritmo, y para ser el primer tema es bastante prometedor, por ahí cuenta con los tradicionales coros y gritos de Chester Bennington, pero con una cierta influencia aun del disco anterior.

Le sigue In My Remains, un tema introspectivo, un poco belicoso y con cierto aire melancólico, aumenta un poquito el metal, aunque sin alcanzar niveles epicos, tenemos entonces el sencillo Burn it Down, que tiene de nuevo una atmosfera electrónica, robótica, por así decirlo, pero las vocales son al más puro estilo linkinparkiano: con Bennington al mando, dando paso periódicamente al rap de Shinoda, con muy buenos riffs tanto del teclado como de las guitarras, es un tema que trata fundamentalmente de altibajos en las relaciones, y creo que es el mejor de todo el album, por algo lo han elegido como el primer sencillo.

Lies Greed Misery, con un sentido bastante pop, mezclado con rap, esta melodía está hecha como si se tratara de mandar a alguien (la pareja) al diablo, con todo respeto para Linkin Park, pero esta me recuerda a las tontas canciones de tipo "porristas" que últimamente estaba haciendo Avril Lavigne. A muchos les encantará esta melodía, a mi no me gustó.

Bueno, ese fue un pequeño bache, mejor vayamos con I'll Be Gone, ahora sí tenemos metal, no hace falta analizar mucho la letra, un rola sobre una despedida, así de simple y práctico es el título de la rola, bastante aceptable, un tanto breve, con un decaimiento final.

Tenemos entonces Castle of Glass, una rola introspectiva que marca un cambio repentino de estilo, se siente mucha influencia aún del disco pasado, o sea, tenemos otro pequeño descenso, pero la rola tambien es aceptable, así que mejor vámonos con Victimized,  rola bastante corta, que es un reclamo y tambien es violenta, pero caótica a la vez, pareciera ser una gran rola de nu-metal, pero casi de inmediato da paso a esos inncecesarios discursos grabados como en el disco pasado, además la rola, pese a ser breve, posee muchos cambios súbitos de ritmo, no puede uno acostumbrarse a ella.

Roads Untraveled, rola bastante lenta, con predominio vocal, unos cuantos instrumentos de percusión y el teclado haciendo las veces de piano, muy similar a una balada (he insistido cuanto me aburren estos temas), poco a poco se incorporan los riffs de las guitarras, solo para desparecer de nuevo. Skin to Bone, rola sumamente electrónica, llena de tristeza. Más o menos pasable.

A continuación Until it Breaks, inicia como una rola bastante rapera, siento una fuerte influencia de Jay-Z y sus "99 problemas", sin embargo tambien hay bastantes cambios de estilo en la rola, acabando de una manera un tanto atmosférica y suave, con unos coros bastante extraños para ser Linkin Park. Esta canción prometía mas en su inicio. Sigue Tinfoil, extraña rola experimental de 1 minuto de duración, puramente instrumental, y que siento innecesaria, no me transmite nada, una vez más, volvemos a lo mismo, A Thousand Suns.

Para cerrar está Powerless, también tirándole a la balada, es un cierre un tanto sentimental para el disco, quienes les guste esta clase de melodías y temáticas apreciarán esta canción.
No me cabe duda que este álbum recibirá críticas positivas, y serán muchas, pero pienso que la banda no ha recuperado el nivel que solía tener, si bien Linkin Park ha tratado de acercarse un poco a sus inicios, no pueden aún quitarse de encima A Thousand Suns, a menudo los propios integrantes de la banda han definido este álbum como una mezcla de dicho trabajo con el Hybrid Theory, y no podria ser mejor descrito: al Living Things lo podemos dividir claramente en 2 mitades, la primera es la del Linkin Park de antaño, el irreverente, iracundo, desenfadado, con su estilo musical tan inconfundible que tanto gusta, la segunda parte es la de ese Linkin Park experimentador y a la vez especulador, que busca nuevos ritmos, pero no parece dar con el clavo, falta un poquito para terminar de convencer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada