domingo, 20 de noviembre de 2016

James Luceno. CATALYST. A ROGUE ONE NOVEL. Reseña

Disney continúa sentando las bases de la nueva continuidad de Star Wars ahora bajo su marca, y en próximas semanas tendremos en cines Rogue One, pero mientras eso ocurre, una precuela a modo de novela ha sido lanzada hace unos días: Catalyst: A Rogue One Novel, escrita por uno de los mejores escritores que han tomado para sí la batuta creativa de Jorge Lucas: James Luceno, su trabajo en el antiguo Universo Expandido (hoy Legends) es ampliamente reconocido, esta será su segunda obra dentro del nuevo cánon, despues de Tarkin.

Para la elaboración de este libro, Luceno tuvo que instruirse en cristalografía, ya que el protagonista del libro, Galen Erso, es un afamado científico que ha dedicado su línea de investigacion a extraer energía de los cristales Kyber. Algo de esto veremos cuando Luceno nos hable de estructuras cristalinas, piezoelectricidad, entre otros conceptos, así que al menos, hay un cierto fundamento científico en esta obra, aunque el autor no ahonda mucho en ello, dado que no estamos ante un tratado de ciencias ni mucho menos.

A Galen Erso lo veremos dentro de un mes en la película, interpretado por Mads Mikelsen (a quien acabamos de ver como Kaecilius en Dr. Strange), y es el padre de Jyn Erso, la protagonista de la película, a ella la interpreta Felicity Jones,  cuyo mas reciente trabajo es el de la Dra. Brooks en la ya infame Inferno, pésimamente adaptada de la novela de Dan Brown.
Galen Erso
La trama de Catalyst abre con el Dr. Erso y su esposa embarazada, trabajando en un lejano mundo neutral, como ya se comentó arriba, Galen Erso trabaja en cómo sacar energía pura y renovable de los cristales Kyber, famosos al ser los que los Jedi usan para crear sus lightsabers. Carente de toda habilidad en la Fuerza, Erso confía en extraer sus secretos mediante el empleo de la tecnología. Su esposa Lyra, por su parte es una mujer de espíritu libre que aunque tampoco es usuaria de la Fuerza, tiene cierta afinidad por los ideales de la Orden Jedi.

Las Guerras Clon sorprenden a los Erso, y es obligado a jurar lealtad al bando separatista, algo que Erso se niega, dado su ideal pacifista como científico. Una misión de rescate es montada por la República, comandada por su amigo Orson Krennic, teniente del Cuerpo de Ingenieros.

Lo que Galen Erso no sabe, es que en realidad Krennic tiene otros planes para él en mente, a estas alturas no es secreto para ningun fanático que Krennic, interpretato por Ben Mendelsohn, trabaja en la construcción de la Estrella de la Muerte, y el conocimiento científico que Erso tiene de los cristales Kyber es indispensable para crear en superláser de la estación de combate. Listo, trama servida, la novela se centrará en las intrigas de Krennic para atraer al pacifista Erso a sus garras, engañarlo para que su investigación sea provechosa para el recién creado Imperio Galáctico, además de tratar de separar de él a su esposa Lyra y su hija Jyn.

Aspectos destacados del libro, James Luceno sigue "canonizando" datos del antiguo Universo Expandido, la más notable quizás es la referencia a la Batalla de Hypori: aquella aparecida en las caricaturitas de las Guerras Clones donde conocimos por primera vez al General Grievous. También trae de regreso a los personajes del círculo interno del Emperador: Sate Pestage, Janus Greejatus y Ars Dangor.
La Batalla de Hypori, Luceno incluso hace referencia al destructor estelar derribado
El arco de Galen Erso es el tradicional de un científico idealista y neutral en un principio, que luego ve incapaz cómo su trabajo ha caído en malas manos, y se ha convertido en lo que nunca pensó ser, esa impotencia lo puede llevar, si las fan-theories son acertadas, a sabotear su propio trabajo (está por verse si la falla del tubo de escape es un fallo intencional o una mera causalidad), el personaje, segun se ha reconocido por diversas fuentes, está fuertemente inspirado en Robert Oppenheimer, cuyo trabajo en reactores nucleares y reacción en cadena fue fundamental para el desarrollo de la bomba atómica. Oppenheimer se arrepentiría el resto de su vida y se convertiría en un reconocido pacifista.

Otro "arco" argumental que merece relatarse es el de la propia Estrella de la Muerte, en el antiguo Universo Expandido surgieron numerosos productos con muy poco control de continuidad (libros, comics, videojuegos), que relataban contradictoriamente la concepción y construcción de semejante arma de combate, esto dio lugar a muchas confusiones entre los fanáticos, y para ello hubo que hacer numerosos retcons y hasta una novela se escribió unificando todos los elementos argumentales, incluso había diferentes versiones de cómo los rebeldes obtenían los planos. 

Ahora la nueva continuidad establece la Estrella de la Muerte como un diseño original de Dooku o de los Sith, que los geonosianos refinaron, de "alguna manera" el diseño pasó a Palpatine, que a su vez lo presentó a los científicos e ingenieros de la República, a quienes urgió para construirla, puesto que era posible que los separatistas estuvieran construyendo su propia versión de la superarma (otra vez nótese el paralelismo con la bomba atómica). Orson Krennic se involucró desde las primeras etapas de construcción, y posteriormente Tarkin se haría cargo del mando. El retraso que tendrá la construccion de este ingenio destructor que antes no tenía explicación oficial, ahora se sabe, es causado por la negativa de Erso a colaborar en el proyecto.

Otro punto interesante del libro, y algo que muchos anticipábamos, es cómo sera la relación entre Orson Krennic y Wilhuff Tarkin. Definitvamente ambos se odian e intrigarán el uno contra el otro (teniendo en medio a los Erso) para ganar el favor del Emperador Palpy, una relacion que espero sea explorada más a fondo en posteriores desarrollos de la franquicia, especialmente cuando hay fuertes rumores de que el gran Peter Cushing volverá a interpretar brevemente a Tarkin en Rogue One, pese al pequeño inconveniente de estar muerto desde 1994 (If U know what I mean). 
Krennic vs Tarkin
Orson Krennic en Rogue One, los fanáticos apuntan a un posible Gran Moff Tarkin hecho en CGI
Referencias a elementos de las películas y el nuevo cánon. Como siempre en dosis adecuadas para el fanático de hueso colorado, pero sin que estas sean demasiado superfluas o innecesarias, hay un montón de referencias a batallas de las Guerras Clon aparecidas en la serie de TV, como Cristophsis, Ryloth, Saleucami, Cato Neimodia, Geonosis (las dos batallas, incluyendo la captura de Poggle el Menor), y especialmente Onderon, de donde sale otro personaje clave tanto en el libro como en la película: Saw Gerrera, el negrito que será interpretado por el gran Forest Withaker, aquí conocemos el primer encuentro de Gerrera con los Erso, sabemos al momento, que en algún punto de la película, Jyn Erso buscará su ayuda para formar el equipo de rebeldes que robarán los planos.
Saw Gerrera
Por cierto, de Poggle el Menor (el líder de los insectos geonosianos), el libro llena una pequeña inconsistencia de continuidad: en la serie de TV es capturado durante la segunda Batalla de Geonosis, sin embargo en el Episodio III se le ve junto a los demás líderes separatistas muriendo a manos de Lord Vader, en el libro se nos explica cómo salió de la prisión.

A Vader no lo tenemos en primer plano en ningún momento, al igual que a Pappa Palpatine, no obstante hay una referencia, o eso creo adivinar, a una de las escenas finales en el Episodio III: Palpy, Vader y Tarkin observan el progreso de la superarma desde un destructor estelar.
El tío Wilhuff, el tío Sheev y el tío Ani observan la Estrella de la Muerte en plena construcción. Se supone que el Tío Orson los ve desde la superestructura
Otra velada referencia que aún tiene que ser confirmada, es la de un gigantesco cristal de Kyber con el que Erso llega a trabajar, el cual le es suministrado por el Imperio: los Jedi lo tenían guardado en el Templo, pues lo capturaron cuando alguien lo intentaba vender a los separatistas, específicamente al Conde Dooku, indicando que de hecho, los separatistas podían estar ya trabajando en su propia Estrella de la Muerte. Pues bien, es una obvia referencia a los episodios inconclusos de la serie Clone Wars, que sin embargo, son considerados canónicos: en uno de los arcos argumentales Anakin y Obi-Wan capturan un enorme cristal Kyber, pero terminan destruyéndolo antes de que caiga en manos de Dooku. Yoda sin embargo, les señala que puede haber mas cristales Kyber supermasivos y que los Sith podrían estar maquinando armas de destrucción con ellos. Quedaría por determinar si el Kyber cristal de esos episodios pudiera ser el mismo del libro, toda cuenta que los cristales son en realidad indestructibles, o al menos eso dice la novela.
Finalmente, si bien Catalyst está pensado como una precuela a Rogue One, colocando a los Erso en un planeta distante, también funciona como precuela para Tarkin, también escrita por Jemes Luceno, pues nos deja al carismático y despiadado Moff justo donde lo encontramos en su novela homónima, supervisando de cerca la construcción de la Estrella de la Muerte en una luna sin nombre (ver reseña aquí), pero ahora con otro elemento: vigilando las artimañas de Orson Krennic.

Pues bueno, eso es todo lo que puedo reseñar del libro sin caer en sopilers significativos, como siempre, la redacción de Luceno es excelente y está a años luz de distancia de la de algunos recién llegados a la franquicia (cof, cof, Chuck Wendig!, cof, cof), pues James Luceno conoce muy bien la galaxia de George Lucas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada