domingo, 13 de mayo de 2012

El primer combate aire-aire de la historia, ¿ocurrió en México?


Volviendo a rescatar un poquito los temas de historia en el blog, voy a publicar sobre lo que algunos consideran es el primer combate aire-aire de la historia, el cual supuestamente ocurrió en México, más concretamente el 30 de noviembre de 1913, según se dice, durante la Revolución Mexicana. Sin embargo, si bien pudo ser el primer combate aéreo en México, es casi imposible que fuera el primero de la historia, porque existe irregularidad histórica en cuanto a la fecha del mismo.

Un par de pilotos mercenarios americanos, en un par de biplanos, se enfrascan en un duelo con sus pistolas, durante el Sitio de Naco, Sonora.

Retrocedamos en el tiempo, es 1914, las fuerzas constitucionalistas al mando de Carranza, Obregón, Villa, González y Zapata acorralan y logran echar del país al usurpador Victoriano Huerta, que el año anterior había dado el golpe de estado asesinando a Francisco I. Madero.

Naturalmente, cada uno de los jefes revolucionarios quería ahora ocupar el hueco en el poder para sus propios fines, Obregón se alió con Carranza, mientras que Zapata se adhirió a Villa.

Una de las acciones más importantes ocurre en el estado de Sonora. José María Maytorena había regresado a Sonora a retomar su viejo puesto de Gobernador, el cual había dejado temporalmente. Maytorena, amigo personal de Villa, encontró oposición por parte de Obregón y los otros militares sonorenses que en su ausencia habían dirigido la campaña contra las fuerzas huertistas. Los elementos para un conflicto civil estaban dados dentro de Sonora entre las fuerzas de Maytorena y Villa y aquellos que apoyaban a Obregón y a Carranza. El 22 y 23 de septiembre de 1914, Villa y Maytorena repudiaron públicamente la autoridad de Carranza e invitaron a los otros líderes Constitucionalistas a unírseles.

El 1 octubre de 1914, ocurrió la llamada Convencion de Aguascalientes, donde los líderes Constitucionalistas se habian reunido para decidir el rumbo que debía seguir el país ahora que estaban libres de Huerta, las confrontaciones ideológicas entre unos y otros hicieron que en esa reunión el unico acuerdo fue que no había acuerdo.
En este momento los Constitucionalistas se dividen en 2: el bando de Carranza y Obregón, militares politizados quienes se hacen llamar “Constitucionalistas” legítimos, el otro grupo antagónico fue el de Villa y Zapata, ambos campesinos de orígenes humildes cuyo interés era el campo. Este es el punto que se conoce como la Escisión Revolucionaria.

Esta división acentuó los problemas en Sonora, el día siguiente a la Convencion (2 de octubre), las fuerzas villistas a cargo de Maytorena sitiaron la ciudad de Naco, defendida por Benjamín Hill. En el ejercito de Maytorena se encontraba como mercenario el piloto y escritor estadounidense Philip Rader, realizando misiones de apoyo y bombardeo en un avión Chistopherson Pusher. Del lado de los sitiados había otro mercenario americano, Dean Ivan Lamb, que volaba en un Curtiss Pusher. Ambos habían sido contratados para realizar misiones de bombardeo a tierra, ataque a las posiciones enemigas, así como observación.  Las bombas eran caseras: fragmentos de tubería llenos de polvora y toda clase de metrallas.

El 30 de noviembre de 1914 Rader y Lamb se encontraron en el aire, y se enfrascaron en un duelo por cerca de 20 minutos, en los cuales, desenfundaron sus pistolas y se dispararon uno a otro, a la vez que maniobraban sus aparatos, sin hacerse daño. Ambos se quedaron sin balas y se saludaron uno al otro y regresaron a sus respectivas bases. Después de todo, no tenían nada en contra del otro, excepto los jefes para los cuales trabajaban.
Este es un ejemplo de lo ocurrido en los primeros combates en Europa, donde los pilotos, en su mayoría mercenarios, limitados por el armamento, como gesto de caballerosidad, se hacían el saludo y se retiraban, era cuestión “de honor” por así decirlo, ya que no hay mérito en derribar a un piloto desarmado

Semanas después, tanto Lamb como Rader renunciaron. Volvieron a coincidir en Europa, ya que ambos se unieron a la Royal Air Force británica como mercenarios durante la Primera Guerra Mundial. 
El sitio de Naco duró 3 meses, solo se resolvió por la mediación de Estados Unidos y no hubo vencedor alguno. 

En su libro autobiográfico: The Incurable Filibuster (El Filibustero incurable), publicado en 1934, Dean Lamb reclama que este debe ser considerado como el primer combate aire-aire de la historia, pues él dice que ocurrió el 30 de noviembre de 1913, pero analizando el contexto histórico que acabo de describir, solo pudo ocurrir en 1914, y para esa fecha ya habían ocurrido los primeros combates aire-aire en Europa en el marco de la Primera Guerra Mundial, incluso en China hay reportado un caso, además él mismo señala que estaba en Europa justo cuando empezó la guerra y de inmediato se unió a la Fuerza Aérea Real británica, la guerra estalló en la segunda mitad de 1914: así que Lamb se encontraba en Europa mientras en México ocurría el sitio de Naco, otro punto en contra. 

No hay registros históricos que avalen el enfrentamiento entre Rader y Lamb, y todo se basa en el testimonio de Lamb, quien por cierto, también se adjudica numerosos records y condecoraciones en ambas Guerras Mundiales y en Sudamérica, muchas si no es que todas las cuales no han sido confirmadas, otros logros de Lamb han probado ser mentira, por lo tanto, la credibilidad de este sujeto se pone en duda. 
La autobiografía de Lamb lo describe como una especie de Superman, un hombre de accion  de su tiempo, que fue piloto, marino, soldado, minero, asaltante, mercenario, don juan, genio, filántropo… conoció a muchos presidentes y líderes mundiales, participó en numerosas guerras en Asia, México, Europa, Sudamérica, también asegura haber derribado aviones en combate en la Segunda Guerra Mundial, a pesar del pequeño detalle de que tenía 60 años de edad en ese entonces.

Lo que sí se le reconoce oficialmente es su participación decidida en la formación de la Fuerza Aérea de Honduras.

En 1955 se suicidó y al parecer estaba mentalmente inestable desde hacía algún tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada