jueves, 8 de mayo de 2014

Xandria - SACRIFICIUM. Reseña

Uno de los discos más esperados de este año, entre aquellos quienes gustamos del género Symph-Metal es sin duda el de la banda alemana Xandria, su más nuevo material lleva por nombre Sacrificium, y acaba de salir a la venta el pasado 2 de mayo.

Luego del exitoso Neverworld's End, la banda se avocó a su siguiente material, para esta ocasión, no está a las vocales la talentosa Manuela Kraller, puesto que en octubre pasado se separó de la banda para continuar otros proyectos en solitario, de modo que ahora el peso de la frontwoman recae en Dianne Van Giersbergen, mientras que otro bajista ha entrado al quite: Steven Wussow. El resto de la formación sigue igual, con Marco Heubaum, Philip Restemeier y Gerit Lamm. Mencion especial merece el "Coro de los Sacrificados", que están presentes a lo largo de todas las melodías, y es el PA'dam Kamberkoor, el Coro de Cámara de Amsterdam, Holanda.
Dianne Van Giersbergen es una soprano con un rango vocal mas o menos similar al de Manuela Kraller, a quien en su momento se le consideró prácticamente igual al de Tarja Turunen (ex-Nightwish y la auténtica referente en el género), sin embargo Dianne tiene un timbre diferente de voz y alcanza notas más altas y algunos falsettos interesantes. Al margen de la participación que ha tenido en diferentes bandas de gothic y symph, Dianne también es una de las más estudiosas dentro de la música, habiendo presentado algunas tesis en la materia, además es instructora de canto.

La realidad es que yo vine a "redescubrir", por así decirlo, a Xandria en 2012, cuando presentaron Neverworld's End, tenía ya varios años de no escucharlos, y ese disco me agradó bastante, en comparación a aquel álbum, Sacrificium presenta una imagen y sonido totalmente diferentes, no solamente en el aspecto vocal, sino que ahora se apuesta por el uso de grandes coros casi monumentales, con numerosas orquestaciones, y varios riffs un poco más heavy de lo habitual para los estándares de Xandria, es decir, estamos en esencia ante un álbum bastante operístico.

Igualmente hay por ahí algunas melodías que incorporan elementos folk, con instrumentos de viento que dan ese sabor "medieval" característico por ejemplo de agrupaciones como Mägo de Oz, por citar a la más conocida.

Empecemos el recorrido.
TRACKLIST:
1. Sacrificium 10:05
2. Nightfall 3:56
3. Dreamkeeper 4:36
4. Stardust 5:33
5. The Undiscovered Land 7:22
6. Betrayer 6:05
7. Until the End 5:39
8. Come With Me 3:56
9. Little Red Relish 4:32
10. Our Neverworld 3:46
11. Temple of Hate 5:49
12. Sweet Atonement 4:14

El disco abre de con una melodía de 10 minutos de duración: Sacrificium, el intro es con un piano y algunas cuerdas, muy sinfónico, por un momento uno parece estar dentro de una escena de una película dramática, luego de un discurso sobrio pero efectivo de Heubaum, un coro de voces masculinas toma las riendas y luego aparece Van Giersbergen haciendo gala de sus cualidades vocales con unos buenos riffs de guitarra haciéndole fondo, mismas que irá sobreponiendo a los coros masculinos ya comentados, como si de una ópera se tratase, los puentes musicales cargan de gran dramatismo a la canción. En cuanto a la temática, esta rola trata de cuando la persona está frente a una decisión que le va a implicar un alto costo, un sacrificio, de ahí el titulo de la melodía, que termina con Dianne enunciando algunas letras de manera melancólica que nos sugieren que el sacrificio fue supremo, se perdió la vida, pero al menos sabemos que valió la pena.

Le sigue Nightfall, la caída de la noche, una rola muy dinámica de inicio súbito, con buen uso de la guitarra e incluso del piano, la letra habla de alguna tragedia que asolará a la humanidad misma y ésta se ha acercado a su fin, un tanto apocalíptica si se quiere ver así, Dianne va en buena parte acompañada por los coros, que siento que le quitan algo de protagonismo, sin embargo es una muy buena rola.

Aparece entonces la que fue la rola con la que inició la promocion del disco: Dreamkeeper, una melodía un poco más mesurada, mas tranquila y armónica, pero que no deja de ser buena, aquí es donde escuchamos con mayor claridad las características de la voz de Dianne Van Giersbergen, que le dan un tono celestial y hasta cierto punto algo celestial a la canción, cuya letra, aunque sólo es la interpretación que yo le doy, trata sobre pasar la estafeta, pasar el sueño a alguien mas antes de sacrificarse por el mismo.

Ahora sigamos con Stardust, que abre con un excelente uso de sonidos folk, otra canción bastante dinámica, aunque siento que se ha abusado de los coros, se escucharía mejor a Dianne en solitario, el titulo es una analogía simple a el alma que se eleva tras la muerte.
Aquí es cuando uno empieza a babear...
A continuación viene una balada, The Undiscovered Land, que posee algunos elementos folk, y Dianne en un tono casi celestial, no puede faltar la dosis de buen heavy metal en este tipo de melodias de lenta cadencia, con una gran carga emocional. Encontraremos entonces Betrayer, una rola bastante heavy en su totalidad, sobre los nobles caballeros que desafian a la princesa que los ha engañado y traicionado.

Until the End, otra melodía plagada de sonidos folk que la dan cierto aire celta, moderno y a la vez medieval, una vez mas se toma la temática de elevarse cual ave fénix, pero también se toca un poco la incertidumbre y el temor a hacer el sacrificio. Aparece despues Come With Me, una rola un poquito más heavy pero algo más lenta.

Prosigamos con Little Relish, donde destaca el teclado dando algunas notas interesantes, los coros en esta rola en particular son muy dinámicos y probablemente sean de los más pegajosos en todo el álbum, por cuanto a la letra hace, encontramos diversas alegorías y alusiones al cuento de Caperucita y el Lobo Feroz.

Our Neverworld es otra balada con toques de heavy metal, donde Van Giersbergen hace buen uso de la voz, en este punto creo que hemos caído en un estancamiento, pero eso termina rápidamente con la llegada de la compleja Temple of Hate, sin lugar a dudas entre las mejores canciones de todo el material, bastante folk, un sabor muy medieval el que esta melodía tiene en su intro, y es altamente dinámica, muchas cosas se suceden una tras otra en esta rola, los mejores coros de todo el álbum, sencillamente está entre esas melodías definitivas que uno tiene que escuchar una y otra y otra vez, simplemente épico.

Y cerramos con Sweet Atonement, una balada minimalista, usando el piano y apenas unas cuantas cuerdas, que solo sirven para enmarcar el buen trabajo que hace Dianne aquí, la temática, para hacerla acorde, es sobre una despedida, y es así como el viaje llega a si fin.
La cara posterior del álbum, el artwork está basado en el Ave Fénix, ejemplo máximo del sacrificio, como el nombre y la temática general del disco
En resumen, estamos ante un material que dificilmente va a sobrevivir a las comparaciones con el album anterior, pues ciertamente los chicos de Xandria toman un camino muy diferente, es un disco que sin embargo se queda un poquito corto, le hacen falta algunas rolas con más poder, algo más de punch, y personalmente siento que se abusa de los coros vocales en muchas de las melodías donde la voz de la nueva frontwoman podría haber lucido mucho mejor, no obstante, es un buen material a tener en cuenta, sobre todo ahora que los artistas desechables han empezado a aparecer también en el ambiente del symph y el gothic metal.
Creo que el disco tiene un buen comienzo, pero en la parte de en medio hay un punto flojo, que poco a poco se va recuperando, pienso que esto igualmente puede ser intencional, como los 3 movimientos de una sinfonia, donde el acto intermedio suele ser lento, en tanto que el primero y el final suelen ser los bombásticos y llenos de fanfarrias.

Sacrificum, de Xandria, se comercializa en 2 versiones: la estándar, y la "Mediabook" con 2 CDs, donde el segundo incluye las versiones instrumentales de todas las canciones más un bonus track: The Watcher.

No hay comentarios:

Publicar un comentario