lunes, 8 de octubre de 2012

PREMIO NOBEL DE MEDICINA 2012

Como es habitual, el Instituto Karolinska con sede en Estocolmo, ha dado inicio a la semana de los Premios Nobel, empezando con el Nobel a Fisiología o Medicina. La tendencia, como ya es costumbre, es nombrar como ganadores a científicos que han trabajado en el ámbito de la biología celular o molecular.

Este 2012 los laureados son el inglés John B. Gurdon y el japonés Shinya Yamanaka.

Sir John Bertrand Gurdon, nacido en 1933, es un biólogo que ha dedicado su trabajo a la transferencia nuclear, esto es, obtner núcleos de células e implantarlos en otras. Gurdon teorizó en los 50's, que una célula madura de cualquier parte del organismo aún tenía en su genoma la información para convertirse en otra célula totalmente distinta del mismo organismo, en ese entonces, cuando la investigación con el ADN aún estaba en pañales, esta téoría fue recibida con mucho escepticismo por la comunidad científica.

Después de todo, existía el dogma de que las células especializadas estaban "condenadas" a ser esa célula y no más, por ejemplo, digamos que una neurona de nuestro cerebro está irreversiblemente destinada a ser una neurona hasta su muerte, sin embargo, Gurdon señalaba que, en las condiciones adecuadas, esa célula podría convertirse en una célula distinta, pues aún tiene el potencial heredado de su célula madre para ser cualquier célula del organismo.

Esto es lo que Gurdon hizo entre 1958 y 1962, en la Universidad de Cambridge, trabajando con ranas del género Xenopus, tomó células del intestino de un renacuajo (las células intestinales son células especializadas), aplicó sus técnicas de transferencia, y extrajo el núcleo de dichas células, para luego implantarlo en células embrionarias de la misma especie: el resultado: estos embriones con el ADN de una célula intestinal dieron origen a renacuajos completamente funcionales y con todos sus diferentes tipos de células.
El experimento de Gurdon, que permite tomar el material genético de una célula adulta cualquiera y así obtener células madre e incluso individuos bien diferenciados
Posterior a sus descubrimientos, Gurdon ha trabajado en la transferencia de ARN mensajero, y en la diferencición de las células pluripotenciales. Los trabajos de Gurdon serían base para los procesos de clonación en los siguientes años a su descubrimiento.

Por su parte, Shinya Yamanaka es un médico japonés nacido en 1962, cuyos trabajos se han orientado al estudio de las células madre.
Durante años ha existido la controversia del empleo de células madre en la investigación biomédica, ya que solo era posible obtenerlas mediante el sacrificio de embriones, lo cual conllevaba un dilema ético y moral muy fuerte.
Yamanaka empezó a trabajar en lo que se denomina células pluripotenciales inducidas, el japonés había estado buscando los genes que pudieran mantener "inmaduras" a las células madre, es decir, evitar que se especializaran en un tipo de células adultas, si de alguna manera fuera posible hacer que las células mantuvieran activos estos genes, o bien que una célula adulta los reactivara, podría obtenerse una célula madre pluripotencial a partir de casi cualquier célula adulta.
Los genes que caracterizaban a las células madre se fueron describiendo en el transcurso de los años, siendo 4 los genes principales: Oct3/4, SOX2, c-Myc y Klf14, Shinya Yamanaka empezó a trabajar en ello en 2006 desde su departamento en la Universidad de Kyoto, tratando de encontrar la forma de hacer que una célula adulta activara estos genes, para ello, hizo uso de las técnicas de transfección, en la cual introdujo los genes aislados a las células mediante el uso de retrovirus.  Lo intentó en muchas combinaciones, y al final la "receta" ideal fue muy simple: bastó con poner los 4 genes juntos en la célula y ésta los expresó exitosamente.

Usando fibroblastos humanos (un tipo especial de células del tejido conectivo), como blanco de sus pruebas, Yamanaka logró convertirlos a células madre humanas pluripotenciales en 2007. Considerando que los fibroblastos pueden ser obtenidos de una persona adulta de sitios tan accesibles como la piel o la grasa, se evade el debate ético que tanto ha perseguido al empleo de las células madre.
El trabajo de Yamanaka: el uso de virus para introducir los genes que convierten a una célula adulta en una célula madre indiferenciada
Las aplicaciones de los trabajos de Gurdon y Yamanaka aún estan más allá de la realidad, pero no por ello lejanas o imposibles, es de pensarse lo que se podría hacer, por ejemplo, si una persona está enferma. y requiriera digamos, de un transplante, se podría tomar una muestra de sus células, tal vez una biopsia de piel, un proceso mínimamente invasivo y convertirlas en aquellas células sanas que el individuo necesite.

Enhorabuena a los ganadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada