sábado, 31 de diciembre de 2016

CELESTIA GALACTICA FOTOGRAFICA. Parte 16

Hemos llegado al último dia de 2016, y los cielos se llenarán de pirotecnia y otras tantas cosas raras, pero ¿porqué no mirar al cielo desnudo y explorar los confines del espacio? después de todo, el año es un evento de tipo astronómico.
Abrimos con ésta, donde vemos una aurora boreal sobre un géiser, afortunado quien hizo la toma, dos fenómenos espectaculares en una sola imagen.

Una mirada a Ceres, el planeta enano del sistema solar interior, es el cuerpo más grande localizado en el Cinturón de Asteroides que orbitan entre Marte y Júpiter, en uno de sus cráteres se apreciaban dos enormes manchas, que luego la NASA confirmaría que se trata de formaciones de hielo.

HH555, uno de los objetos de Herbig-Haro en la Constelación del Pelícano. Se trata de estrellas que lanzan material por sus polos magnéticos, formando un par de corrientes de chorro que pueden medir bastantes años luz. No está demás volver a mencionar que uno de sus co-descubridores fue el mexicano Guillermo Haro, uno de los más brillantes astrónomos que México ha dado al mundo, por cierto, esposo de Elena Poniatowska, una de las idols de los chairos y dizque izquierdistas, pero bueno eso es harina de otro costal.

Una espectacular mirada a un cráter en el desierto marciano.

China es una de las potencias espaciales emergentes, su sonda espacial Chang'e 5T1 fue lanzada en octubre de 2014, consistió en un lanzamiento que orbitó la Luna y logró esta imagen del Lado Oscuro, la Tierra en la distancia. Un módulo, denominado CE-5T1, continúa orbitando nuestro satélite en tanto que una cápsula llamada Xiaofei, regresò a la Tierra  para estudiar las condiciones de re-entrada en la atmósfera terrestre.

El cúmulo globular NGC 4372, en realidad está compuesto por centenares de estrellas, se encuentra ubicado en la constelación de la Mosca, visibles ólo desde el hemisferio Sur. Junto a él se encuentra una formación opaca de polvo estelar, conocida como la Nebulosa del "Doodad" oscuro (Dark Doodad, en inglés), el término, que no puede traducirse literalmente, viene a significar algo así como "artilugio" o "baratija" o qué se yo.

Viendo del espacio hacia la Tierra, tenemos una vista de las grandes pirámides de Giza, en Egipto.

La Galaxia M94, una tradicional galaxia en espiral, ubicada en la constelación Canes Venatici, o los perros de caza, visible en el hemisferio Norte, y se ubica a 16 millones de años luz de muestras cabezas.

Otra mirada al paisaje marciano, donde se ven algunos riscos y formaciones de hielo.

La Nebulosa del Tiburón, ubicada al fondo de la constelación de Cefeo, con una forma característica que nos recuerda a las mandíbulas que causaron terror en los 70's de la mano de Steven Spielberg (y no de su equivalente mexicano, el Señor Spielbergo). La Nebulosa del Tiburón se ubica a apenas 650 años luz de cualquier bella mujer que ose nadar en bikini en alguna de las playas de la Tierra

Una mirada a Ío, una de las lunas del gigante Júpiter, aquí su superficie se ve en azul. Ío presenta gran actividad volcánica, podemos apreciar uno de tantos volcanes haciendo erupción y expulsando dióxido de azufre al espacio, que tarde o temprano termina por caer en Jupiter. Una sola de estas erupciones puede alcanzar 300 km de altura.

Más imágenes aquí:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16

martes, 27 de diciembre de 2016

Aero Sudpacífico

Una de esas pequeñas aerolíneas que no lograron trascender en los anales aeronáuticos nacionales, pero que de alguna manera, es recordada ampliamente en el medio por profesionales y aficionados. Cubría rutas en el estado de Michoacan y alrededores, tenía su base en Uruapan.

Aero Sudpacifico fue fundada en 1990 por Manuel Argüelles Mejía, iniciando vuelos con un Britten-Norman Islander operando la ruta Uruapan-Morelia por las mañanas y de regreso por las tardes.
Su primer vuelo lo realiza el 12 de marzo de 1990.
En esos tiempos se agregan a la flota otro Islander y un Metro II matriculado N32AG, siendo el primero de su tipo en nuestro país, pues la demanda exigía aeronaves más grandes, ya que la gente había recibido a la empresa con muy buena aceptacion por sus precios accesibles.
A consecuencia de lo anterior llegan otro par de Metros II a la empresa, las matrículas de aeronaves eran N247AM (rematriculado XA-SJY) y N248AM. También llego un pequeño Piper PA-38 Seneca, que recibió la matrícula XA-RTO.
El 9 de diciembre de 1992, la empresa sufre un severo descalabro, pues un Britten-Norman Islander con matricula XA-RML se accidenta en la sierra de Uruapan, al parecer un paro de motor ocacionó que el aparato se desplomara momentos despues de haber despegado del aeropuerto de Apatzingan, Michoacan, ocacionando 9 muertes, entre ellas el hijo del fundador de la empresa que iba como piloto de la aeronave, que se dirigía a Guadalajara.

Tras el lamentable suceso la compañía siguió operando con normalidad. A principios de 1993 hubo mucha competencia tanto con Aero Cuahonte como con Aerolitoral, ambas eran empresas regionales que operaban con aeronaves de mayor tamaño, lo cual obligo a la compañía a adquirir un Embraer 120 Brasilia, que recibió la matrícula XA-SQN. Aquella fue probablemente la primera aeronave que el fabricante brasileño Embarer logró colocar en México.
Con la llegada del Brasilia se dio un giro espectacular en la empresa, primero por que era el "avion maravilla" para la empresa por la modernidad del aparato, segundo porque se aprovecho para rediseñar el logotipo de la aerolínea así como el nombre, pasando ahora a ser solamente "Sudpacífico" y tercero porque se abrieron mas rutas y mas largas. Desgraciadamente el gusto duró muy poco, pues el Brasilia operó para la empresa unos 7 meses, ya que se tuvo que regresar por los problemas económicos derivados de la depreciación del peso a principios de la década.

Poco después un Metro II se quedó en tierra por falta de un motor, ya que estaba trabajando con una turbina rentada y por falta de pagos se regreso al arrendador, quedándose con solo 2 Metros II, el Seneca y un Islander.

Aun asi Sudpacífico opta por adquirir una aeronave de mayor capacidad, y la elección recayó en un Grumman Gulfstream 1 con el que se abren rutas de mayor alcance, ademas de que se logran establecer varias frecuencias en los vuelos por semana. La matrícula de este avión fue XA-TBT.
Por estos tiempos la compañia pierde 3 aeronaves mas, la primera fue el Piper Séneca que "panceó" en Guadalajara, luego el Islander restante (mat. XA-RRM) se estrelló en Morelia, sin víctimas que lamentar, tuvo parada de motor por falta de combustible, por lo que no alcanzo a llegar a la pista y realizó un aterrizaje forzoso a 4 millas del aeropuerto, fue desarmado y llevado al aeropuerto, pero el aparato fue robado, se presentó la respectiva denuncia pero nada se pudo hacer. Finalmente un Fairchild Metro II fue regresado a su arrendatario, quedándose con un Metro y el Grumman en servicio.

Para el ultimo año de operaciones la compañía adquiere un Fairchild F-27J, matricula XA-RMB y ex de la aerolínea TAESA, el cual lamentablemente sufrió el incendio de uno de sus motores en Ciudad de México, nadie se hizo responsable por el daño por lo que permaneció en tierra mientras se intentaban solucionar los problemas legales derivados del incidente, este aparato nunca operó con pasaje para la empresa.
Los altos costos de operación exacerbados por la crisis económica, además de deudas en el aeropuerto de Uruapan, obligaron a la compañia a parar operaciones a finales de 1996. Cuando se realizaba el vuelo Uruapan-Lazaro Cardenas-Morelia en el Grumman, se les pidio parar operaciones, por lo que el Grumman duro unos dias en el Aeropuerto de Morelia, el cual se regreso a Uruapan para quedar embargado junto con un Metro II.
Por otra parte, los altos cargos que había acumulado el F-27 en Mexico por el uso del suelo resultaron impagables, por lo que se decide dejarlo en propiedad del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mexico, el cual años mas tarde lo cortó en pedazos.

Antes de que terminara operaciones la compañía, lamentablemente fallece el dueño y fundador de la aerolinea, por lo que quedaron muchos planes y proyectos inconclusos.

Hasta hace poco estaban parados todavía el Grumman y el Metro en el aeropuerto de Uruapan, al final de la plataforma de aviación general.

jueves, 22 de diciembre de 2016

A 20 años de aquel primer campeonato

22 de diciembre de 1996, todo aquel que se diga fanático del Santos Laguna (y no de los que ahora van solo a hacerse la foto en el estadio), sabe que esta fecha marca un parteaguas en la historia del club. Era el primer torneo corto, el Invierno 1996, cuando el Santos se coronó campeón por vez primera.

Santos venía de ser un equipo "chico" por el que nadie daba un duro apenas tres años antes, modesto en personal y fondos, su máxima aspiración era no descender al final de cada temporada, luego el chileno Pedro García se hizo cargo de la dirección técnica y convirtió al club en el "Super Santos", que fue subcampeón en la temporada 1993-94. A partir de entonces el Santos se convertiría en un equipo de cuidado.

He aquí a ese plantel al inicio de la temporada, grandes nombres históricos de los que poco saben las nuevas generaciones tanto de jugadores como de aficionados, no los reconozco a todos, pero ahí estan, entre otros Benjamín Galindo, Adomaitis, Gabriel Caballero, Wagner de Souza, Saul Quiñones, Miguel España, Pedro Muñoz, Christian Montecinos, Gabriel de Anda, Nicolás Ramírez, Lupe Rubio, y desde luego, el que se se convertiría en el máximo referente histórico del club: Jared Borgetti, en su primera temporada. El director técnico era Alfredo Tena, el "Capitán Furia".

 Aquel torneo Santos pudo presumir de tener dos excelentes porteros: el veterano Olaf Heredia estuvo al frente de los tres palos en la temporada anterior, sin embargo, una lesión lo fue marginando, y el argentino Jose Miguel Zavadlav, simplemente conocido como "el Gato" José Miguel, por su llamativo suéter, se adueñó de la titularidad y del aprecio de la afición.

El triste caso de Jorge Rodríguez. La contratación bomba del equipo al inicio de la temporada, seleccionado nacional, se esperaban grandes cosas de él, pero casi al final de la fase regular una epistaxis (hemorragia nasal) incontrolable lo obligó a abandonar el partido, inicialmente se pensó que padecía hepatitis, posteriormente se le hicieron estudios especializados, y se le diagnosticó con el Síndrome de Evans, una rara enfermedad autoinmune, donde el propio organismo genera anticuerpos dirigidos contra las plaquetas y glóbulos rojos. Rodriguez no terminó la temporada y tuvo que dejar el futbol.

Así se veía el pequeño e incomodo Estadio Corona el 22 de diciembre de 1996, abarrotado como nunca. Aquel escenario era temido por los rivales, a su pequeño tamaño había que sumar la cercanía de los aficionados locales que podían desanimar al futbolista visitante fácilmente, o distraerlo, y no hablemos del jugador número 13, el sol, Santos jugaba a las 4 de la tarde, cuando el calor era infernal.

A aquella final llegaba el poderoso Necaxa con ventaja de 1-0 en la ida, los dirigidos por Manuel Lapuente contaban en sus filas con lo más selecto que tenía el futbol mexicano en ese entonces: Nicolás Navarro, Luis Hernández, Ratón Zárate, García Aspe, Octavio Becerril, Lalo Vilches y por supuesto, el máximo referente de dicho club: Alex Aguinaga. Habían conseguido el título en la temporada 1994-95 y luego en la 95-96, iban por el tricampeonato y lucían imparables. Las apuestas los daban por campeones.

Aquel fue un gran partido que aún hoy puedo recordar a pesar de que apenas era un niño cuando ocurrió, aquí vemos a dos ídolos del club: Gabriel Caballero y Hector "el ruso" Adomaitis.

Siempre entrega y pundonor, las nuevas generaciones no conocerán en mucho tiempo a alguien como Pedro Muñoz, militó 10 largos años con el equipo desde sus inicios, lagunero además de nacimiento, siempre será un referente en la institución.

El Maestro, Benjamín Galindo venía desechado de Chivas, sin embargo en la Comarca agarró un segundo aire, probablemente el mejor 10 que ha tenido Santos en su historia, dotado de un toque privilegiado del balon, además de ser ambidiestro, algo cada vez más escaso en el fútbol mundial. Galindo regresó 10 años después al Club durante una época digna del olvido y Galindo no fue la excepción, sin embargo la vida da revanchas y por tercera vez estuvo en Santos, otra como DT, y en 2012 conquistó el cuarto título para el equipo. Hoy el Maestro Galindo sigue en la institución, pero ahora como auxiliar técnico.

Y he aquí el momento que lo cambió todo, a 7 minutos del final, Santos ganaba 3 a 2, pero el marcador global era de empate, Jared Borgetti ve su oportunidad cuando se manda un centro al área, y se eleva magistralmente por los aires en un claro fuera de juego que no marcó el árbitro Brizio.

Fracciones de segundo después, Gabriel Caballero y Christian Montecinos observan a un impotente Nicolás Navarro ser vencido por la palomita de Jared. A partir de ahí todo es historia...

Hoy me quiero ir con ésta que refleja mucho un polo totalmente opuesto de lo que es el club en la actualidad: Miguel España, un individuo que dejó más que blanquillos en la cancha, sale cargado en hombros por la afición, representada por un individuo cualquiera, tal vez un cholo de cualquier barrio bajo, tal vez alguien de poder económico, quien sea este anónimo afortunado, pudo cargar en su lomo a uno de sus héroes, quien aceptó sin moños el honor, sin hacerle alguna manifestación de soberbia o desprecio, como los jugadores actuales. Eso se llama identidad.

Hoy en día el Club Santos no es ni una sombra de ese club de 1996, aquél fue un equipo de hombres, algunos de ellos luchando contra condiciones adversas dentro y fuera de la cancha, muchos de ellos no eran las grandes luminarias, y lucharon contra la corriente de incredulidad. El equipo actual está lleno de estrellitas que cobran más por el nombre y nacionalidad con los que nacieron, que por el esfuerzo que hagan en el estadio, auténticos mariquitas que prefieren quejarse y lamentarse antes que componer las cosas que les corresponden.

Alguno de esos jugadores actuales, no se quién sería porque ni los conozco, afirmó que su único contacto con la ciudad se limitaba a ir de su casa en Senderos (el sector más opulento de Torreón) al mall de Galerías y de regreso, no más. Antaño quedaron los tiempos donde te topabas a Lupe Rubio formado para entrar a la Feria justo detrás tuyo, cuando comprabas la playera del equipo con Pedro Muñoz, o a cualquier otro jugador en la calle haciendo sus actividades cotidianas. Mas recientemente hemos visto a Oswaldo Sánchez bajándose a ayudar a personas cuyos carros se descomponen. Ver esos detalles de parte de los bultos actuales del club es improbable.

Del estadio, qué se puede decir, no pesa por varios factores socioeconómicos, pero lo cierto es que tampoco la afición es la de antaño, hoy el aficionado promedio que va al estadio TSM acude para tomarse la selfie, no va porque sienta los colores de un equipo, sino porque estar ahí es un indicador de estatus social y económico, prefiere estar atento al celular antes que arengar a sus supuestos ídolos, esos que hoy van al estadio en su gran mayoría saben poco o nada de aquellas generaciones de 1993 y 1996.

Es por estas razones que hoy yo no me identifico con el Santos Laguna, yo crecí con el Santos de 1996, ese que alcanzó la primera estrella, y que al menos para mí representa el estándar de oro al hablar del club, hoy les recordamos con nostalgia.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Michael Giacchino - ROGUE ONE. A STAR WARS STORY ORIGINAL SOUNDTRACK. Reseña

Pues ha llegado a nosotros Rogue One, el "primer" spin-off de la saga creada por Lucas, que en realidad no es el primer derivado cinematográfico o de TV de la saga, no si contamos: el infame Holliday Special, las despreciables peliculitas de los ewoks, las mediocres caricaturitas Ewoks y Droids, las respetables caricaturas y la serie de 3D  sobre las Guerras Clon, y la mediocre pero pasable Rebels.

Pero qué pedazo de película ha sido "R1", llena de tantas referencias para los conocedores, el regreso de personajes queridos y olvidados, y lo mejor de Lord Vader en años, R1 cumple para todos los fans, quizá el único aspecto negativo es el escaso desarrollo de los personajes, pero ¿a quién le importa?, los verdaderos protagonistas de la película son los planos de la Estrella de la Muerte, además del irónico droide K2SO (¿alguien aquí piensa como yo, que el nombre es un derivado de la fórmula del sulfato de potasio, K2SO4?), y el monje Chirrut Imwe, que igual creo está lejanamente inspirado en Don-Wan Kihotay, el loco soñador que se creía Jedi, y que es una parodia de conocido caballero andante.
Por cierto y ya para dejar atrás esto de los personajes, también me parece que el personaje de nuestro compatriota, Cassian Andor, pudiera ser un anagrama parcial de Lando Calrissian, pero bueno, todo eso son especulaciones mías.

Lo que hoy me ocupa es la banda sonora (OST), que a diferencia de cualquier otra película, el hecho de ser de Star Wars, hace que prácticamente sea escrutada una y otra vez, disecada hasta el cansancio por los fanáticos y expertos, y desde luego yo, mas de lo primero que lo segundo, no puedo faltar en hacer mi reseña.

Primero que nada hay que mencionar que los medios dicen que esta es la primera pelicula de Star Wars cuya música no es hecha por el grande John Williams, pero como ya mencioné, están las peliculillas de los ewoks, cuya música fue compuesta por Peter Bernstein (hijo de otro peso pesado en los OSTs, Elmer Bernstein), incluso ya han participado en la saga muchos músicos distintos a Williams: Jefferson Airship estuvo en el terrible especial navideño, cuya OST fue hecha por Ian Fraser. Annie Arbogast compuso e interpretó con su banda Lapti Nek, la música del Palacio de Jabba, luego sustituida en 1997 por el Jedi Rocks de Jerry Hey, en los videojuegos existen grandes bandas sonoras hechas por compositores varios (Jeremy Soule, Mark Griskey, Chris Huelsbeck, Jessy Harlin, Clint Bajakian, Frank Klepaki), en las caricaturas de los ewoks y los droides estuvieron Patricia Cullen, David Greene y David Shaw, en la caricatura Clone Wars estuvieron James L. Venable y Paul Dinletir, en tanto que Kevin Kiner se ha encargado de las series 3D The Clone Wars y Rebels. Incluso hay una banda sonora para un libro: Shadows of the Empire, compuesta por Joel McNeely, y más recientemente Lin-Manuel Miranda y J.J. Abrams hicieron un par de composiciones diegéticas para The Force Awakens.

Originalmente la OST de R1 iba a ser compuesta por el francés Alexandre Desplat, poco he escuchado yo de su trabajo pero aplaudí la elección, a Desplat lo escuché yo por primera vez en la duología Harry Potter and the Deathly Hallows, donde presenta un trabajo minimalista y sombrío dejando de lado las tradicionales fanfarrias y variedad musical que el propio John Williams trajo a los primeros filmes de la saga. Luego hace poco más de un mes, Desplat tuvo que dejar el proyecto pues R1 se había metido en muchos problemas de post-produccion y se demoró por un re-shooting de escenas con las que prácticamente el film fue re-escrito casi desde cero debido a que no funcionaba, y evidencia de ello está en que gran parte del material que vimos en tráilers y spots nunca llegó al film visto en cines.
Michael Giacchino, compositor favorito de J.J. Abrams cuya productora está a cargo de la nueva trilogía, fue quien tomó el relevo. De Giacchino conozco poco salvo su trabajo en las nuevas entregas de Star Trek, bastante decente, pero resulta que ha estado a cargo de OST de cintas y series como Ratatoullie, Lost, Alias, Cars 2, la nueva saga de Planet of the Apes y Jurassic World (solo he visto estas dos últimas), este año Giacchino tuvo bastante trabajo y lo escuché en Dr. Strange, ya a sabiendas de que iba a trabajar en Rogue One. 

Giacchino tuvo menos de un mes para trabajar, sin embargo nos entrega una banda sonora de gran calidad, donde hace uso de uno que otro tema de la Trilogía Original, en tanto que introduce sus propios letimotivs al mas puro estilo del Maestro Williams, la música, al igual que The Force Awakens, fue conducida por una orquesta freelance, y tras todo este largo galimatías que ha servido de prolegómenos, empecemos:
Carátula del disco
TRACKLIST:
1.- He’s Here For Us
2.- A Long Ride Ahead
3.- Wobani Imperial Labor Camp
4.- Trust Goes Both Ways
5.- When Has Become Now
6.- Jedha Arrival
7.- Jedha City Ambush
8.- Star-Dust
9.- Confrontation on Eadu
10.- Krennic’s Aspirations
11.- Rebellions Are Built on Hope
12.- Rogue One
13.- Cargo Shuttle SW-0608
14.- Scrambling the Rebel Fleet
15.- AT-ACT Assault
16.- The Master Switch
17.- Your Father Would Be Proud
18.- Hope
19.- Jyn Erso & Hope Suite
20.- The Imperial Suite
21.- Guardians of the Whills Suite

El álbum abre con He's Here for Us, para nadie es secreto que el tema es referencia al Director Orson Krennic y su llegada a donde viven los Erso, inicia con un tono caótico que da paso a un solo de flauta, algo propio de John Williams, si bien extrañaremos el tema principal de Star Wars toda vez que no hay texto de apertura, Giacchino introduce aquí una marcha belicosa pero un tanto estrafalaria interpretada por trompetas y compuesta por nueve notas, que va a servir de leitmotiv al villano principal: Krennic, otro tema introducido brevemente es el de Jyn Erso. La secuencia que sirve de prólogo se completa con el tema A Long Ride Ahead, con un inicio bastante lento y oscuro, con notas graves, alcanza un pequeño climax que continua con un segmento que parece continuación natural del tema de Krennic, luego volvemos a tener el leitmotiv de Jyn Erso, aquí como un arreglo de 5 o 6 notas a ser interpretado por clarinetes u otros instrumentos de viento y al final se nos presenta el tema principal de Rogue One, una fanfarria de nueve notas, de la que al menos las dos primeras me parece son las mismas del tema principal de Star Wars.

La tercera en el orden es Wobani Imperial Labor Camp, poco hay que decir de esta melodia de menos de un minuto, salvo que introduce firmemente el tema de Jyn Erso agregando muchas cuerdas, luego viene Trust Goes Both Ways, replicando una frase de la película, otra vez nos atacan con el tema de Erso, pero esta vez Giacchino hace algo genial, lo pega con apenas poca transición al siempre apoteóstico tema de La Fuerza, y es la primera referencia musical a la trilogía original. Luego vienen algunas musicalizaciones oscuras y llenas de suspenso, que se usarán para las apariciones del extremista Saw Gerrera. When Has Become Now es otro tema bastante épico que introduce un glorioso leitmotiv imperial original de Giacchino, una gran fanfarria que marca la primera aparición ante nosotros del enorme destructor estelar del Gran Moff Tarkin (para nadie es secreto ya su aparición en esta pelicula), y que a su vez se ve empequeñecido por la dantesca Estrella de la Muerte siendo finalizada. Se agregan unos momentos de tensión cuando veamos a Tarkin discutiendo con Krennic (se introduce brevemente su tema en esta melodía).

Jedha Arrival nos trae además del tema Jyn Erso, una secuencia de cuerdas en tonos graves y algunos crescendos, ademas de algunas percusiones bastante oscuras, pues va a dar paso a una secuencia de combate: Jedda City Ambush, tema bastante dinámico, con notas a gran velocidad y que no le pide nada a cualquier música de batalla de la trilogía original, destaca el uso del xilófono acompañando a las notas principales. Tenemos luego Star-dust, que rompe con el dinamismo pues se usa para un momento bastante emocional, y lejos de atacarnos con muchas cuerdas como es habitual, Giacchino nos da una secuencia lenta de notas bastante espaciadas, con arpa y piano, eso sí, cuerdas al fondo. Viene entonces otra gran melodía compleja: Confrontation on Eadu, de 8 minutos de duracion y compuesta por varios segmentos a medida que pasamos de un momento de suspenso a uno de batalla, para tener un climax meramente emocional.

Pasamos entonces a una melodía bastante destacable: Krennic's Aspirations, que empieza como continuación de la melodía pasada, para luego dar paso a una gran fanfarria que acompaña a lo que tanto hemos esperado los fans: la aparición de Darth Vader (nota aparte: la edad le ha pasado factura a James Earl Jones), aquí Michael Giacchino recupera el viejo leitmotiv imperial de A New Hope, largamente olvidado por Williams cuando The Imperial March lo opacó completamente, por supuesto este tema no puede faltar, tanto en medio de la melodía como al final de la misma. Sigue entonces Rebellions Are Built on Hope, homónima a una de las frases más caracteristicas de la película, donde predominan los cellos y notas en tonos graves, aparece apenas por segunda vez en el disco el leitmotiv de Rogue One y una más del casi omnipresente leitmotiv de Jyn Erso. Ahora demos paso a Rogue One, una melodía belicosa de corte militar dominada al principio por cuerdas, donde aparece el tema de la Fuerza brevemente al compás de la marcha, las trompetas y trombones aparecen posteriormente, así como algun oboe que "dialoga" brevemente con el tema de la Fuerza. Curiosamente el leitmotiv de Rogue One no aparece aquí. Seguimos con Cargo Shuttle SW-0608, con unos momentos de tension y algunas notas muy parecidas a Alliance Assembly de Return of the Jedi, recordemos que hay cierto paralelismo entre el SW-0608 y el Tydirium de aquella pelicula.

A partir de aquí la música se volverá climática en muchos aspectos, hemos entrado a la batalla en Scarif  por los planos de la Estrella de la Muerte, en el decimocuarto puesto está la breve Scrambling the Rebel Fleet, otro tema de corte dinámico donde incluso el tema de Jyn Erso se escucha al compás de marcha y fanfarrias, regresa el tema de la Fuerza y especialmente un pequeño segmento del tema principal de Star Wars, que se usa para cierto cameo de dos personajes infaltables, el siguiente tema es AT-ACT Assault, donde un experto podrá distinguir unas pequeñisimas reminiscencias a The Battle of Hoth, y es un paralelismo obvio pues en Scarif tambien tenemos dromedarios imperiales, aquellos que conocimos en The Empire Stikes Back, precisamente en el asalto a Hoth. El conocido leitmotiv rebelde A New Hope, también aparece de tanto en tanto para recordarnos la llegada de la Flota Rebelde. The Master Switch es otra melodía militar en principio, cargada sin embargo de gran tensión, pues ayuda a los momentos mas decisivos del filme, y nos ayuda a estar pegados al filo de nuestros asientos, en el momento triunfal de la cancion se suceden el leitmotiv de Jyn Erso y el de todo Rogue One, al poco tiempo un violín triste y un cello melancólico aparecen a medida que la melodía se vuelve emocional, aparecen vocalizaciones y coros al estilo de Williams en la trilogía de precuelas.

Gran mención merece Your Father Would be Proud, los estertores finales de la violenta batalla se contraponen con un tema de cuerdas bastante bello y emocional, melancólico y triste, más aun cuando interviene la Estrella de la Muerte y todo parece irse al diablo, unas vocalizaciones casi celestiales redondean esta melodía y la hacen prácticamente perfecta, especialmente cuando acompañan al leitmotiv de Jyn Erso. Al más sensible puede sacarle alguna lágrima aún sin ver la película. Al final se agrega cierto momento de tensión a medida que otro personaje interviene, y para ello se continúa con el el tema Hope, este es el mejor de todo el disco, pues aunque el nombre suena esperanzador, en él se esconde el momento más malvado del film, y el mejor que Star Wars nos ha dado en muchos, muchos años: Darth Vader despedaza rebeldes con su sable de luz, el terror y la maldad que esta melodía nos transmite en apenas 50 segundos es casi indescriptible, los coros son sencillamente espectaculares acompañados de grandes fanfarrias, es el Darth Vader de la trilogía original acompañado de música coral que nos recuerda a aquella malograda trilogía original. Giacchino agrega una version corrompida de The Imperial March y cortada por la mitad, y entonces nos lleva de regreso en el tiempo a 1977, para oír exactamente los mismos acordes del Rebel Blockade Runner, cuando la nave de la Princesa Leia era capturada por el Imperio... excelente final, el nerdgasmo es absoluto, si no me oriné en los pantalones con los últimos minutos de R1 es sólo porque mi vejiga estaba vacía.

Fin de la pelicula, no hay el tradicional tema de salida en el album aunque sí en el film, supongo que debe haber ciertas cuestiones de derechos, sin embargo, en el disco vienen tres suites que supongo son las que acompañan a los créditos finales, he tratado de oir un poco de ellos en mis idas al cine, el primero es Jyn Erso & Hope Suite, donde vuelve a aparecer un solo de violin, y no es mas que el tema de Jyn Erso en un popurrí de variantes junto al leitmotiv de Rogue One, sigue The Imperial Suite, donde combina el leitmotiv imperial con el de Krennic, ambos se complementan bien en una espectacular marcha, y finalmente el Guardians of The Whills Suite, que presenta un bello arreglo de cuerdas, vientos y coros con muchos crescendos, que si bien no aparece en algun momento previo en el disco, sí que aparece en la película para acompañar algunas apariciones de Ip Man/Chirrut Imwe.

Y hasta aquí llegó el soundtrack de R1, como siempre, para desgracia de los puristas como el que esto escribe, no nos dan toda la musica escuchada: hay mucha música que no viene en el disco, y más por ejemplo cuando hace un par se semanas nos presentaron Her Path is Clear y Arrival on Eadu, esas no vienen en el disco ni se les escucha en alguna otra cancion, también hay música diegética de la que poco se ha dicho: una canción de aspecto arabesco que se puede oír en la guarida de los extremistas de Saw Gerrera. En fin, ojalá en un futuro nos den alguna version ultimate de toda la música, de hecho aún sigo esperando que algún día saquen la versión completa de los episodios II, III y VII.
carátula trasera
El disco, distribuido por Disney Records, incluye un pequeño booklet con algunas capturas de la película y unas palabras de Michael Giacchino donde relata su experiencia y sus respetos a John Williams, finaliza con pequeño detalle humorístico que vale la pena leer, así como la lista de todos los músicos que intervinieron en la banda sonora.
Michael Giacchino
En general podemos reducir el OST a dos grandes y obligadas preguntas: ¿se siente como John Williams? NO, ¿se siente como Star Wars? Definitivamente SI. Michael Giacchino ha hecho un espectacular trabajo al que le imprime su sello personal, pero con el justo homenaje a la musica original, incluso la eleccion de los instrumentos es muy similar a la que Williams usó en 1977, dando prioridad a trompetas, trombones, cornos franceses, oboes, clarinetes, entre otros, de modo que esta banda sonora se siente muy cercana al Episodio IV, aunque por momentos la adición de muchas cuerdas y coros nos recuerda lo mejor de los episodios I a III. Sencillamente sublime.

viernes, 16 de diciembre de 2016

TRANSPORTES EJECUTIVOS CHIAPAS-TIJUANA

Esta es otra de esas empresas grises que como su propio nombre indica, transportan pasaje desde el sur del país a la frontera con Estados Unidos, especialmente migrantes, y que suben y bajan gente a veces a las afueras de las ciudades y de madrugada. Esta empresa tenía varias razones sociales como "Transportes Ejecutivos Fronterizos", "Transportes Ejecutivos Panorámicos Chiapas-Tijuana", entre otros.

Su flota fue una de las más vistosas y exóticas, sus autobuses estaban pintados de morado o púrpura, e incluían algunos modelos poco vistos en nuestro país. En la actualidad esta compañía opera apenas rutas en el sureste entre Yucatan, Campeche, Chiapas y Tabasco, aunque ocasionalmente se puede captar alguno de sus autobuses subiendo hasta Tijuana, el lugar más divertido de la Tierra.

El grueso de la flota eran los Comil Campione 4.05HD, poco comunes en nuestro país
Otro Comil Campione 4.05HD, estos modelos brasileños tienen el salon de pasaje arriba de la cabina del onductor, pero sin ser propiamente autobuses de doble piso
Comil Campione 3.65
Busscar Elegance 360
Man Lion's Coach
Irizar New Century
Marcopolo Viaggio GV1000 modificado
Marcopolo Viaggio GV1000 modificado
Eagle
Un modelo enigmatico que se piensa era un autobus Sultana de cuatro ejes, reconvertido a Marcopolo MP120. Esta autobus portaba la leyenda "Servicios Ejecutivos Maya", pero se cree que pertenecía a los Ejecutivos Chiapas-Tijuana. terminó sus días en un accidente acá en La Laguna, como puede leerse aquí

jueves, 15 de diciembre de 2016

Imágenes antiguas de la Comarca Lagunera. PARTE 34

Como ya es costumbre en este espacio, otro compilado mensual de imágenes que relatan el pasado de la Comarca Lagunera. Las fotos, como es habitual, vienen de sitios de facebook como orreon y la Laguna: Gloria y EsplendorLeyendas LagunaLerdo la Ciudad JardinYo Soy de Gomez PalacioFotografía Antigua y de Antigüedades de Parras, y Amigos de Mapimí, Durango, entre otros. Comencemos.
Arrancamos con esta, así anunciaba en 1978 el Cine Comarca 2000 el estreno de Star Wars, La Guerra de las Galaxias, la primera entrega en la saga espacial de Jorge Lucas, quién iba a pensar que casi 40 años y tres generaciones después, estaríamos en cines viendo la película que explica los hechos que pasan justo antes de la primera. Y qué pedazo de película es Rogue One, pero bueno, eso lo dejo para otros posts.

Y bueno, así lucía el Cine Comarca 2000 hace algunos ayeres, concretamente en 1973, anunciando El Triturador, protagonizada por Charles Bronson (ahora voy a casa de Heberto, a matar a Heberto). Dicho cine se ubicaba en Torreón, en Blvd. Independencia, entre Ramon Corona y Galeana, el edificio aún sobrevive con buena parte de su fachada, si bien ademas de cine ha sido antro y otros diversos tipos de negocios.

Año de 1908, en plena epoca porfiriana cuando las mujeres y hombres vestían a la usanza francesa. En el centro de la imagen vemos a Benito Juárez Maza, hijo de Benito Juárez, hiper-reverenciado presidente de México de 1958 a 1972. Juárez Maza se encuentra al pie de la Cueva del tabaco, en Matamoros, Coahuila, donde su padre una vez escondiera los Archivos de la Nación para evitar que cayeran en manos de las tropas invasoras francesas.

El Cerro de la Pila, en Gómez Palacio, Dgo., con una estatua ecuestre de Pancho Villa, cuyo carisma y genio militar conjugado con el de Felipe Ángeles, le permitió ejecutar un brillante asalto en 1914 a dicho cerro que domina el centro de la ciudad. Tomado el cerro, sirvió como bastión para atacar la vecina Torreón.
  
Aspecto del interior de la Estación de Ferrocarril de Torreón

2 de febrero de 1953, un tren de pasajeros descarrila en la vía a Cd. Juárez a la altura de el ejido El Vergel, al norte de Gómez Palacio.

Un par de imágenes del bello Estado de la Revolución, la segunda aún en construcción. Dicho estado además de béisbol, ha sido usado como escenario de futbol, entre otros propósitos.

Desconozco la fecha de esta imagen, una mirada a la hacienda de San Lorenzo en Parras de la Fuente, Coahuila, sede de la conocida empresa vinícola Casa Madero.

Ahora observamos un detalle de la construcción de la Parroquia de San Juan Bautista, en el sector poniente de la ciudad, para ser más concretos, en la colonia San Joaquín, que hoy a pasado a ser considerada como uno de los barrios más inseguros de Torreón.

Cerramos hoy con esta imagen del que ha sido una de mis almas-mater en muchos aspectos, el entonces Hospital Civil de Gómez Palacio en plena construcción. La imagen debe datar de los 40's, y este edificio actualmente es la esquina nor-oriente del hospital. En las siguientes décadas será ampliado y actualmente se le llama Hospital General de Gómez Palacio (HGGP), próximo, si todo sale según lo previsto, a convertirse en Hospital Materno-Infantil, pues un nuevo HGGP está en la etapa final de construcción, mucho más grande y moderno. O al menos eso esperamos.

MAS IMAGENES:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36