viernes, 27 de febrero de 2015

ANNA HERRIN

Galería de esta modelo norteamericana

jueves, 19 de febrero de 2015

James Luceno - STAR WARS: TARKIN. Reseña

Para dar cumplimiento y superar la estadística de los dos libros al año, este 2015 empecé por leer Tarkin, del autor James Luceno.

Descargado mediante unas extrañas triangulaciones que tuve que hacer, y que me llevaron a buscar en unos servidores ubicados en la querida Unión Soviética (Rusia, para los mortales), el texto lo encontré en inglés, por ahora no hay alguna traducción en español en la internet. Desafortunadaente, a una semana de haberlo terminado, sufrí una pérdida terrible de información, y con ella se fue el libro.

Pero bueno, hay que hacer un preámbulo: para quienes no lo conozcan, James Luceno no es solamente uno de los escritores más conocidos en el Universo Expandido de Star Wars (hoy tristemente llamado Legends), sino que de hecho es autor de varios libros en el mundo sci-fi y geek, incluyendo las novelas de Robotech (junto a Brian Daley y ambos bajo el seudónimo de Jack McKinney), novelas de Indiana Jones, La Máscara del Zorro, Mision Imposible, la caricatura Las Aventuras de los Guardianes de la Galaxia (nada que ver con el comic de Marvel), pero su trabajo en La Guerra de las Galaxias inició con tres novelas de la serie de la Nueva Orden Jedi, incluyendo Agente del Caos: La Prueba del Heroe, Agente del Caos: Eclipse Jedi, y La Fuerza Unificadora. En este serie se narra la invasion de los Yuuzhan Vong, una especie extragaláctica que pone de rodillas a la Nueva República, precisamente La Fuerza Unificadora es el libro final de la serie de 19 libros.

Posteriormente ha escrito otras novelas en este mundo warsiano, incluyendo Darth Maul: Saboteador, Velo de Mentiras y Laberinto del Mal (esta ultima sacada de continudad al poco tiempo, cuando salió la caricatura Clone Wars). Luego vino Darth Vader: El Alzamiento del Señor Oscuro, y la ya legendaria Darth Plagueis, donde Luceno hace un excelente abordaje de este enigmático personaje y de su ya conocido aprendiz.

En noviembre del año pasado, salió a la venta Tarkin, donde James Luceno hace un abordaje parecido de uno de los personajes más icónicos de Star Wars: el Grand Moff Wilhuff Tarkin, sólo lo vimos en una película, y sin embargo, la gran actuación de Peter Cushing logró crear uno de los seres más siniestros y a la vez queridos por los fans.
Se trata, si no me equivoco, de la primera novela en esta nueva continuidad bajo la marca Disney, toda vez que todos los cómics, novelas, videojuegos y demás parafernalia del Universo Star Wars ha quedado dentro de una "continuidad secundaria", pues con el inminente estreno del episodio VII muchos de estos productos quedarán fuera de sitio.

La trama se centra en el Gobernador Tarkin, unos pocos años después del fin de las Guerras Clon, y ya con el Imperio Galáctico bien asentado sobre bases sólidas, una de esas bases es el miedo, y Tarkin lo entiende perfectamente.

Al momento que empezamos, Tarkin está comisionado como jefe de un extraño y secreto proyecto de construccion, en un lugar desconocido y sin nombre, mucha gente, incluyendo al propio Tarkin, dudan de porqué uno de los mejores del Imperio ha sido prácticamente desterrado de la capital Coruscant hacia una luna sin importancia, pero la realidad, como cualquier fan ya habrá adivinado, es que Wilhuff Tarkin dirige el proyecto para crear el arma más poderosa jamás vista por la comunidad galáctica.

La rutina en la construcción de esta nueva estación orbital de combate se ve interrumpida por la aparición de una nueva amenaza, la cual Tarkin, debido a su experiencia como estratega militar, y porque fue un golpe directo hacia su persona, se encargará de investigar y neutralizar junto a Lord Vader. Una misión que se llevará a cabo bajo las intrigas políticas de los diferentes miembros de las agencias militares y de inteligencia imperiales, todo ello mientras el Emperador busca cada vez más dejar de lado estas tareas burocráticas y centrarse en el estudio de la Fuerza para asegurar su reinado.

Conforme avanzamos en la novela, seremos transportados al pasado para revisar la infancia y ascenso de Wilhuff Tarkin, sus comienzos dentro de una familia acomodada y sus extraños rituales de aceptación, mismos que forjaron la conducta de Tarkin y sus conceptos sobre el miedo como herramienta para lograr cuantos objetivos uno se proponga. Veremos también su ascenso desde la Academia Militar en la Antigua República, su acercamiento al entonces Senador Palpatine y desde luego, su ascenso dentro de la jerarquía imperial hasta ganarse el título de Grand Moff (convirtiéndose así en un de "los cuatro grandes" del Imperio, siendo los otros el propio Emperador, Darth Vader y el Gran Almirante Thrawn).

Conviene hacer algunas observaciones interesantes por las cuales vale la pena echarle una leída al trabajo de James Luceno: primero lo que ya he comentado sobre el origen de la llamada "Doctrina Tarkin" sobre el miedo y su uso como una poderosa arma para combatir a las masas, veremos el origen de esta filosofía.

Otro aspecto interesante es que el personaje no solamente es visto como el genio frío y calculador que vimos en la Star Wars original de 1977, aquí lo vemos como un experto piloto en su juventud, un galán experto en modas y un hombre dispuesto a mostrarles a todos su valía y baste, independientemente de pertenecer a una de las familias más importantes del Borde Exterior (ya que en Coruscant eso no significa nada).

Vemos también su relación con Darth Vader, que al menos en principio se muestra muy lejana, y aquí va uno de los primeros spoilers: el Gobernador Tarkin tiene altas sospechas de que el Lord Oscuro es en realidad el Jedi Anakin Skywalker, y esto por ciertos paralelismos que Tarkin ha encontrado entre Vader y Skywalker, a quien la galaxia ha dado por muerto, despues de todo, y como la novela lo menciona, Tarkin alguna vez trabajó, muy a su pesar, bajo las ordenes de Anakin Sywalker en una misión de rescate en una prisión separatista durante las Guerras Clon (referencia clara a episodios de la serie de TV). En más de una ocasión Tarkin insinuará esto a Vader a fin de examinar su respuesta.

Y es que, como bien se menciona tanto en la serie Clone Wars como en el libro, Tarkin suele desconfiar de los Jedi, a quienes solo ve como seres despreocupados, incapaces de llevar el mando de las operaciones militares.

En su relación con Lord Vader podemos ver además que Tarkin empieza a desarrollar cierta "aversión" a ver cómo el Sith estrangula a la gente a placer con el uso de la Fuerza, no por que sienta compasión, sino porque considera que se puede sacar más información de una persona viva que de un cadáver.

El punto que más llama la atención es su relación con el Emperador Sidious desde su primer encuentro cuando éste solo era el simple Senador Palpatine, y de hecho fue Palpatine quien buscó acercarse a Tarkin, hombre con el cual comparte muchas similitudes en su forma de pensar y en otros aspectos mas mundanos. Sin embargo, es tal la confianza que se depositan el uno al otro, que podemos leer segmentos donde sostienen charlas informales, y donde incluso la confianza es tal que Tarkin y Palpatine se hablan por sus nombres de pila: Wilhuff y... Sheev!!! 

Sí, el mayor spoiler de la novela de Tarkin es el nombre de pila del Emperador Palpatine/Darth Sidious. James Luceno completa así una interesante aproximación al personaje del Emperador, que empezó en su anterior trabajo Darth Plagueis, y donde nos indicaba que Palpatine había de hecho renunciado a su nombre de pila en señal del desprecio que sentía hacia su propia familia.

Pues bien, se cumple así el rumor desatado meses antes de que Sheev era el nombre original de Palpy, y ciertamente la mayoría de los fans que nos consideramos más o menos puristas, renegamos de ese nombre, esperábamos algo un poco más aristocrático, tal vez algo derivado del griego o el latín (al menos algo así como Jean-Baptiste Emanuel Palpatine, o incluso Albus Percival Wulfric Brian Palpatine), pero con semejante nombre, ideado no por Luceno sino por el propio George Lucas, es fácil entender porque Palpatine decidió ocultarlo.

La novela incluye las tradicionales referencias a otros elementos del Universo Star Wars, en forma de instituciones como la COMPNOR, cameos de personajes como el Almirante Motti, y el General Cassio Tagge, ambos presentes en la reunión a bordo de la Estrella de la Muerte en la pelicula de 1977 (y la propia Estrella de la Muerte como otra gran referencia, aunque nunca la leemos por ese nombre), el Almirante Yularen (de la película y serie CGI Clone Wars), e incluso referencias a otras novelas de Luceno, como el incidente de Vader en el planeta Murkhana, narrado en su libro El Alzamiento del Señor Oscuro.
Contraportada
Al terminar la novela nos damos cuenta de que hemos explorado uno de los personajes más queridos de la Trilogía original, y del que de hecho, poco conocíamos, lo vimos morir en la primer película, y no lo volvimos a ver hasta una pequeña escena en Episodio III, Recientemente apareció en la serie de las guerras clones, y pronto lo veremos también en la nueva serie de animación Rebels. Al finalizar vemos que Tarkin ha superado la amenaza enemiga que se cernía frente a las narices del Imperio, ganándose a pulso la admiración de propios y extraños, y sobre todo, al fin recibe el Titulo de Gran Moff, aunque en la práctica se le llamará indistintamente "Gobernador" o "Gran Moff".
El arco de Tarkin, desde su primera aparición cronológica en Clone Wars, hasta sus últimos días a bordo de la Estación de Combate cuya construcción supervisó.